7 Formas de llamar la Atención del Chico que te Gusta

Definitivamente, esta es la pregunta del millón de dólares. Todos hemos pasado por ese momento en que vemos a un chico en algún café, tienda, en el gimnasio o en la escuela/universidad y nos llama la atención de forma inmediata y queremos provocar el mismo efecto, pero sea por timidez o miedo, no nos terminamos de atrever a dar algún paso en su dirección. Pues, el secreto absoluto de la atracción no ha sido revelado, pero te traemos unos cuantos tips de como llamar la atencion del chico que te gusta ¡Vamos a ello!

¿Cómo llamar la atención de un chico?

Advertisement

1. Confía en ti y reconoce lo que eres

Antes de lanzarte de cabeza a intentar mover tu mundo por un ser aleatorio y atractivo que ha aparecido en él, chequéate primero. Eres una mujer inteligente, hermosa y atractiva, con sus altos y bajos como todo, pero que sigue siendo un partidazo y cualquiera tendría suerte de estar contigo.

Busca tus cualidades, los rasgos que más te gusten de ti misma, analiza todo el potencial que tienes en ti y dale un golpe hacia arriba a ese ego y autoestima. Lo primero eres tú, mujer, mantén eso en tu cabeza.

2. Destaca

Por supuesto, el cómo hacerlo va a depender mucho del sitio donde te lo encuentres, pero intenta mantener los aspectos básicos en orden: una buena ducha, perfume, el cabello en orden, un vestuario que te haga sentir linda y en confianza y, si es tu estilo, un poco de maquillaje. ¡Por favor! Dejemos atrás el típico cliché de película antigua de cambiar todo tu estilo por un chico, si algo quieres mejorar debes hacerlo por ti, no por un nuevo gusto.

No me malinterpretes, un vestido y maquillaje cuando usabas jeans y una cola alta… va a llamar la atención, pero, ¿a qué costo? ¿Te sientes cómoda? ¿Vas a mantener este nuevo estilo de ahora en adelante o mientras dure la conquista?

La idea no es cambiar lo que eres, es colocarle brillo a todo lo que tienes, dar a relucir todos los buenos aspectos que, de por sí, posees, pero que no siempre demuestras. Lo que no solo es físico, también va incluido tus talentos y, por supuesto, tu personalidad. En otras palabras, incluye responder preguntas en clases o participar en esa conversación del tema que manejas, hacer esa broma o chiste que retienes por timidez o dar un consejo del juego o habilidad que manejas.

3. Redes sociales

Advertisement

Síguelo o agrégalo en tus redes sociales. Stalkea un poco y descubre lo que le gusta (¡que no se te escape ningún like!). Comparte cosas que te interesen para ver si hay algún tema o interés en común entre ambos.

Sube fotos o historias en donde te veas bien o haciendo algo que te apasione, con suerte, va a reaccionar o te comentará algo. Este es un consejo de ambos lados, es decir, si él sube o comparte algo que te llame la atención puedes comentarle o reaccionar, hacerte notar. Pero nada demasiado directo, ¿ok?

4. Saludar/ser amable

Puede sonar complicado, pero gracias a las reglas básicas de educación, puede que no lo sea tanto. Es decir, sea el sitio que sea, debes llegar y saludar; un hola o buenos días/tardes/noches, hace que la atención de los presentes esté en ti, entonces, ganas puntos en educación y consigues la atención que deseas, es un ganar-ganar. Teniendo esto, puedes sonreír un poco, hacer una broma si se da el momento o solo preguntar algo para iniciar una conversación. Si es una tienda sobre alguna promoción o un producto, si es en la universidad sobre algún evaluativo. Puedes jugar con esto dependiendo del sitio en que te encuentres.

5. ¡Hacerlo reír!

Si ya has logrado hacer contacto con el ente que te gusta (chiste intergaláctico) es momento que observe de primera mano el talento para la comedia, no he dicho si buena o mala, pero el objetivo es hacerlo reír. La risa, está comprobado, que acerca a las personas, crea vínculos y desarrolla la confianza. Obviamente, vas a querer estar cerca de alguien que te haga sonreír.

Sea de tus experiencias divertidas de la vida o un par de chistes (nada demasiado controversial, hay que conocerse mejor antes) que haga que se ría un poco y, además, no está de más que él también te haga reír. Es como una prueba de que pueden divertirse estando juntos, de que hay química (porque debe haber algo más que una bonita cara para que las cosas perduren, así que fíjate si te sientes bien con él).

6. Conversaciones

Advertisement

Busca temas de conversación que le interesen a ambos, haz preguntas para conocerse mejor, que les gusta y que no, gustos en común, películas, cosas que les molesten. Indaga y excava más allá de la superficie.

Analiza si el ser imaginario y perfecto que habías creado en tu cabeza y lo que tienes en frente, la realidad, se parecen aunque sea un poco, porque, muchas veces, estos dos chicos son incompatibles y nos llevamos una decepción. Por supuesto, no por culpa del muchacho sino de nuestra imaginación acelerada.

7. Analiza

Después de unas cuantas semanas o días (¡no conocemos tu velocidad, mujer!), ya deberías manejar una base de lo que el chico es y el nivel de compatibilidad entre ambos. ¿Te sigue gustando? Si la respuesta es no, déjalo ir o intenta conservar una amistad, no fuerces o quieras cambiar a la persona por tu ser ideal imaginario, no va a pasar.

¿La respuesta es un sí? ¿Crees que hay esperanza? ¿Sí? Pues conócele más, haz un mayor contacto, abrázalo, juega con sus manos, hazle saber con tu lenguaje corporal que te gusta. ¿La respuesta es un no? ¡Pues él se lo pierde! Ya llegará alguien que note el mujerón y señor partidazo que eres, tampoco vas a andar rogándole a alguien que no te sabe valorar. ¡Eso sí que no, guapa!

Advertisement
Artículo anterior21 Mejores Juegos de Disparos (PC, consola y mobile)
Artículo siguienteTeoría Corpuscular (Resumen)
Estudiante de medicina ULA. Amante de los animales, aficionada a la lectura, las series y los superhéroes. Defensora de la feminidad y la libertad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.