Los cosméticos y el maquillaje: lo que hay detrás de esto

Maquillaje
Los cosméticos #procrastinfacil #maquillaje #belleza
Parece que la historia de la belleza femenina no tiene un comienzo fijo, siempre ha existido la idea de una mujer hermosa con la piel lozana, labios rebosantes de color y ojos impactantes, que nos ha acompañado desde que nacemos hasta el momento en que una anciana dice “pásame mi polvo compacto y un brillo labial”. En el antiguo Egipto, Roma, Oriente, Grecia y muchos otros lugares, han sido partícipes de esta industria desde que se puede recordar, pero, ¿por qué las mujeres se maquillan, incluso en una época donde aparentemente no era del todo necesario?, ¿qué las impulsa a querer verse más hermosas de lo que ya son? Podrían existir muchas razones, opiniones y alegaciones sobre este tema, ramificando un tema de conversación que sería imposible de concluir, pero, hay ciertos puntos a tratar que harían de esta tertulia interminable un poco más llevadera.
 

Te puede interesar:

Las 2 caras del ser humano


 

¿Por qué nos maquillamos?

 

Maquillaje
La industria cosmética se toma de la mano con la medicina para crear un modelo femenino estándar que todas las mujeres deben seguir. Fuente: savoirflair.

 

Si algo está comprobado, es que el humano siempre ha querido alcanzar una aparente perfección en un mundo donde la imperfección es el emperador de la vida. Por ende, no es de extrañarse que este anhelo se refleje en la propia apariencia física, aplicando un modelo prefabricado de lo que una mujer o un hombre deberían de ser, pero, este requerimiento ha sido aplicado con mayor fervor en la población femenina, teniendo como regla fundamental el no descuidar la imagen, pues el rechazo social es algo con lo que no se podría vivir, ¿acaso concentramos más nuestra atención a lo que otros piensen sobre nosotros, que lo que nosotros mismo pensamos? Si esto es una realidad, y lo es, la humanidad se encuentra peor de lo que habíamos imaginado.

Del mismo modo, siempre se ha incluido a la salud dentro de la industria cosmética con la excusa de formar a mejores versiones de un solo ser que ya era perfecto en un principio. Si bien es cierto que muchos de estos procedimientos son necesarios por razones legítimamente médicas, en su gran mayoría se realizan para que una persona pueda sentirse bien consigo misma y con la sociedad, complaciendo no solo a la persona, sino consiguiendo también la aceptación social de todos los que la rodean.

Pues bien, tomando en cuenta lo antes mencionado, se puede afirmar que la industria cosmética se toma de la mano con la medicina para crear un modelo femenino estándar que todas las mujeres deben seguir, con un objetivo real en común: vender productos que ayudarán a alcanzar a una belleza que no puede ser tocada por nadie, pues es completamente artificial.


Te puede interesar: 


¿Cómo puede existir la belleza con tantas contradicciones?

 

 
Maquillaje
“La belleza, no es más que una revelación profunda de la propia perfección visual”. Fuente: Escuela Técnica Estética.

 

El término de la belleza puede acarrear a muchos otros requisitos engorrosos que no son necesarios en sí, sin embargo, existe una definición bastante acertada donde dice que

 “La belleza, no es más que una revelación profunda de la propia perfección visual”.

Lo que nos deja con una aclaratoria impactante: realmente, la belleza no existe, o por lo menos, no una estándar para todos, ya sea por motivos de cultura, religión o normas sociales, el significado de lo que es la belleza cambia, a veces por completo, y a su vez cambia conforme una persona tenga una apreciación distinta a las de su misma región. Es cierto que existen parámetros pre-establecidos, pero de un modo u otro, el corazón de las personas no sigue patrones (lo que lleva a definir nuestros propios sentimientos y la manera en que vemos el amor hacia otros y para nosotros mismos) solo se escucha a sí mismo y decide lo que es bueno o malo.

 

Una vida sin maquillaje

 

Maquillaje
Fuente: anaolives.

 

 

La idea errónea de usar maquillaje para ampliar una belleza que no necesita ser ampliada, ha sido implantada tan profundamente en la mente de todos nosotros, que ya es inconcebible pensar en un mundo donde una mujer no deba usar maquillaje en su rutina diaria. Pero, solo imaginen un mundo donde cada persona se muestre como es realmente, donde no haya una máscara de compacto ni prejuicios que te obliguen a cargar con una por el resto de tu vida. Parece un mundo ideal para algunos, para otros podría ser una tortura, pero, ¿por qué insistes en ocultarte detrás de un rostro que no es el tuyo?

¿Qué hay de malo con tu cabello real, tu color de ojos real, tu rostro real, tu color de piel real?

Pues, afortunadamente, no tienen nada de malo, ¿dejarás que otros decidan por ti lo que debes ocupar? o tomarás el control y dirás “mi cabello, ojos, rostro, piel y todo mi ser es perfecto tal y como es, no necesito nada más”.


Te puede interesar:

Hipatia: ejemplo para las mujeres


Una comparación, puede ser una revelación

 

Maquillaje vs natural
Uno se pregunta entonces, ¿en cuál fotografía se ve perfecta?, ¿En la de la izquierda por llevar maquillaje, o en la de la derecha por presentarse de manera natural?

 

La repuesta real debería ser una que no se encuentra entre las antes presentadas, pues una mujer, por el simple hecho de ser un humano, posee el derecho de decidir su propia belleza, sin importar qué decida usar en toda su forma material, o qué es lo que se denomina bueno o malo dentro del ambiente social y cultural en el que se encuentre.

Así mismo, no se debe olvidar que el cuerpo humano, sin importar el género que posea, es hermoso en toda su gloria, no hay la necesidad de cambiarlo por complacer  a personas que nunca podrán ser complacidas.

 

Conclusión

 

Los prejuicios y reglas de la belleza provienen no solo de las grandes industrias de cosméticos que hay en el mundo, sino también, provienen de nuestros propios hogares, núcleos sociales, regiones, culturas y religiones. De una u otra forma, ninguna de estas razones debe ser un impedimento para que una mujer se presente ante la sociedad tal y como es, la única voz que debería importar, es la de ella misma, y por eso, es hora de cambiar la idea de un prototipo femenino ideal, pues el único modelo de belleza que deberías acatar, es con el que naciste.

 

Los cosméticos y el maquillaje: lo que hay detrás de esto
5 (100%) 3 votes