La generación “Y”, mejor conocida como la generación de los Millennials, es aquella que está conformada por todos aquellos jóvenes adultos que nacieron entre las décadas de los 80s y 90s hasta el año 2000, los cuales, actualmente, tienen percepciones sobre el matrimonio muy diferentes al de sus padres y abuelos. A su vez, esta generación está caracterizada por haber crecido en el surgimiento de la era tecnológica que, actualmente, se ha expandido a casi todo el mundo (exceptuando aquellos países y regiones muy pobres donde los avances de la tecnología no han llegado todavía por motivos políticos, económicos e incluso sociales). Ahora bien, la percepción de la generación “Y” sobre temas tradicionales como el matrimonio, el trabajo, la familia, entre otros, es muy diferente a la percepción que las personas de la generación “X” aún conservan e intentan enseñar a sus hijos.
 

Te puede interesar:

Los patrones de belleza en la historia

 


¿Qué ha cambiado?

Fuente: wuombo. matrimonio.

 

En una primera instancia, para los Millennials, es mucho más importante enfocarse en las actividades que les atrae y hagan crecer como personas o profesionales, que las tradiciones inculcadas por padres y sociedades en general lo cual se espera por parte de cualquier joven adulto después de alcanzar una determinada edad. Del mismo modo, este cambio tan radical en el pensamiento de una nueva generación está fuertemente influenciado por el avance de la tecnología en muchos sentidos, ya que ha sido esto lo que les ha permitido tener una visión mucho más amplia del mundo, así como también el acercamiento importante y notorio a otras culturas con diferentes formas de ver la vida, sin mencionar a la cultura, tradiciones y folklore de cada región nueva.

Así mismo, según varios estudios realizados por expertos en sociología y psicología, esta generación de jóvenes adultos tiene metas muy diferentes a aquellas que fueron la norma y regla en la sociedad de sus antecesores. Por ejemplo, el matrimonio es un asunto casi olvidado, de poca importancia y su disminución es muy notoria en las colectividades de Europa Occidental, Estados Unidos y varios países de América Latina. Sin embargo, el tema sigue siendo una norma igualmente importante en las culturas orientales. Por consiguiente, el fenómeno se debe a que la mayoría de los jóvenes no sienten inclinación por “formalizar” sus relaciones de pareja, debido a que para ellos, da lo mismo vivir juntos y comenzar una familia o estar casados bajo formalidades legales y religiosas. Es más, en muchos casos, las parejas con hijos nunca llegan al matrimonio y viven en concubinato.

 

Comparación de tendencias y causas

Millennials. Fuente: estaticos. matrimonio

 

De igual manera, la tendencia de este grupo de personas es la de pensar primero en obtener títulos universitarios y formar una buena base económica además de viajar y conocer el mundo antes de decidir establecerse en un determinado sitio con una definitiva pareja. De un modo retrospectivo, es curioso pensar que las personas que pertenecen a esta generación ya están en la edad en que varias décadas atrás, sus padres, primos y abuelos ya estaban casados, formando con familia o estaban planeando hacerlo.

En el mismo orden de ideas, la tendencia actual no es más que “pensar en uno mismo primero”, salir de las deudas escolares y universitarias, para luego emprender el camino por cuenta propia con el objetivo de encontrar un lugar adecuado, e individual. Más adelante, se tiende a pensar en establecer una relación afectiva  y duradera aunque sin la necesidad de involucrar al matrimonio en los planes más próximos. De acuerdo a ciertos estudios, los jóvenes que rondan los 20 años, en esta generación, son menos propensos a casarse y comenzar una familia que los jóvenes de la misma edad en una época que ya no podrá volver. En su mayoría, las personas entre los 18 y 29 años de edad siguen solteros y viven solos o con sus padres.

Las causas que han llevado a que este cambio ocurriera son variadas pero podemos hablar de las siguientes cinco como principales: Los jóvenes deciden no casarse porque les parece muy costoso y prefieren invertir su dinero en otros proyectos como viajes y recreación, el estigma social-religioso sobre “vivir en pecado” ya no es importante para ellos, la religión no es un aspecto fundamental en sus vidas, por lo tanto el matrimonio ha perdido su valor; saben que hoy en día tienen muchas más alternativas para realizar sus sueños sin sacrificar su libertad o a sí mismo y por último, los Millennials no cuentan con una estabilidad económica adecuada, como sus padres tuvieron, por lo que piensan primero en estabilizarse económicamente y prepararse para su vejez antes que en casarse.

 

El matrimonio en Oriente y Asia

 

Fuente: ep01.epimg. matrimonio

 

A diferencia de los jóvenes Millennials de occidente, en las sociedades de los distintos países de la región oriental, especialmente del Medio Oriente y Asia, el matrimonio sigue siendo una de las normas sociales más importantes.

De acuerdo a datos recogidos por la ONU, en India, por ejemplo, para el año 2006, el 74% de las mujeres con edades comprendidas entre 20 y 24 años, ya estaban casadas, debido a que el matrimonio en estas sociedades es importante para la continuidad de la casta, clase y género de las familias más importantes, de esa manera se puede mantener la estructura fundamental de la sociedad por medio de los matrimonios concertados. Por lo tanto, los jóvenes de estas sociedades se casan por razones culturales, sociales y económicas, que no están relacionadas con su edad, madurez, ni mucho menos su capacidad de comprometerse en relaciones personales que ameritan un gran sentido de la responsabilidad.

Otro caso particular, es lo que sucede en las comunidades musulmanas, especialmente en Arabia saudita y en Pakistán, donde el matrimonio concertado es normalmente entre primos primeros o entre tío y sobrina, los cuales son denominados “matrimonios consanguíneos”.

 

El matrimonio infantil por razones de pobreza 

 

Matrimonio infantil. Fuente: nationalgeographic. matrimonio

 

En muchas sociedades rurales de Asia meridional, África subsahariana y América Latina, los matrimonios infantiles, especialmente con niños menores de 12 años, se realizan de manera implícita arreglándolos entre los padres o tutores de los niños.

La principal razón detrás de estos matrimonios es la pobreza y la falta de opciones que los padres tienen para ofrecerles a sus hijos comida, educación, recursos para desarrollarse, entre otras necesidades básicas. Por lo tanto, para librarse de la carga continua de tener bocas a las cuales deben alimentar, los padres deciden concretar matrimonios y por lo general, dan la mano de las hijas a hombres cuya reputación puede tanto buena, como despreciable.

Aunque parezca un acontecimiento proveniente de la época medieval, esta práctica de unir en matrimonio a niñas con hombres mayores sigue existiendo. Así mismo, la pobreza y la extrema pobreza en muchas áreas rurales del mundo ha influenciado esta práctica y les ha permitido a los padres y tutores de los niños el liberarse de la presión de tener que mantener a muchas personas en una situación tan difícil.


Te puede interesar:

La juventud en la sociedad y sus retos


 

Conclusión

 

La percepción sobre el matrimonio que tienen los jóvenes adultos pertenecientes a la generación “Y”, también denominados Millennials, es muy diferente a la de otras épocas.  Su vez, para estas personas, lo más importante es la satisfacción que conlleva la realización de las metas propuestas en el ámbito profesional e individual donde hacen y controlan lo que es de su agrado de manera son ellos los que llevan la voz cantante. Lo que es y será de su vida, es sin duda una decisión personal que no tiene por qué tener en cuenta las tradiciones y normas que la sociedad halla impuesto décadas atrás, en cuyo lugar más importante estaba el matrimonio y la familia. Por lo tanto, esta generación de personas es la más preparada y auto consciente de lo que puede ser su futuro, haciendo que los Millennials y su percepción sobre el matrimonio sean totalmente admirables.

Los Millennials y su percepción sobre el matrimonio
5 (100%) 2 votes

  •  
    1
    Share
  • 1
  •  
  •  
  •