Los Doramas (japoneses) y K-dramas (coreanos), son series de televisión que suelen tener entre 10 y 30 episodios, dependiendo de la aceptación del público, parecidas a las telenovelas de nosotros los occidentales. Los K-dramas comenzaron a producirse en Corea desde 1960, mientras que el drama japonés tiene sus orígenes en los “radio dramas” de los años 1920. Luego, con la llegada del televisor y las productoras de canales, se diseñaron para la pantalla chica y, por supuesto, también se transmiten actualmente por internet.

Vals de primavera (2006). Fuente: Rpp.

Este fenómeno de las telenovelas asiáticas empezó a surgir en nuestro continente aproximadamente en el año 2000, con algunos canales de televisión que se aventuraron a mostrar los más populares en oriente, durante el boom por las series de animé y las historietas de manga. Pero no fue sino hasta hace unos cuatro años, que alcanzaron su mayor popularidad hasta ahora entre la gente joven, llegando a ocupar hasta el horario Prime time en muchas televisoras.

Una de las razones por las que se ha hecho muy popular entre los adolescentes y post-adolescentes este formato de series, es la difusión que han tenido a partir de la globalización del Internet.

Existen doramas y K-dramas de romance, fantasía, históricos, médicos, universitarios, musicales, hasta de suspenso e intriga.  Parecieran estar hechos para promocionar a sus países de origen, las locaciones que escogen para cada episodio encajan perfectamente con la trama y cuidan mucho los aspectos técnicos como la fotografía y cinematografía. Realmente hay una gran industria detrás de cada una de sus producciones.

Telenovelas occidentales Vs Dramas orientales

Big (2012). Fuente: Flickr.

En las telenovelas occidentales, por lo general, las escenas carecen de ingenio y van directo a las situaciones de manera fugaz, dejando de lado el encanto del romance y lo sutil, hasta a veces rayar en lo soez. Basta comparar un reality show japonés y uno occidental para notar esta realidad. En el primero, los participantes no buscarán destruir la imagen de los otros o ligarse a alguno de sus compañeros; en el segundo, siempre buscarán difamar al contrario, así como terminar en la cama de alguno de ellos lo antes posible. Son contados los reality show y las telenovelas que se hacen en occidente con un alto nivel de sutileza y complejidad en sus propuestas, lo cual es un tema cultural y de marketing más que de gustos personales, de otra forma no nos gustarían tanto los doramas y k-dramas por estos lados.

Más allá de la diferencia de valores entre su cultura y la nuestra, algo que en occidente nos llama particularmente la atención es el manejo del tiempo en las relaciones. El primer beso en un dorama o k-drama tardará mucho, mucho más en suceder que en una telenovela occidental, y será tratado como algo especialmente mágico.

La técnica cinematográfica

Jardín secreto (2010). Fuente: WikiSayYes.

Si el drama oriental es musical, entonces cada decorado, vestuario, sonido y color estará medido para producir alegría o tristeza, nostalgia o euforia. Son unos genios del encuadre y crean “chispas” con las composiciones de cada cuadro; texturas, brillos, sombras y luces están son calculados antes, durante y después de la grabación. Pinceladas que alimentan sus obras.

Esto que hemos llamado “chispas” no es más que una excelente pre, pro y posproducción de un guión. Basta con ver los afiches de sus series, por supuesto que forma parte de su visión de la publicidad y su manejo de la psicología del arte. Sin embargo, hay una cierta fidelidad a su cultura yaciendo en el fondo de todo esto: fíjense en sus ideogramas (letras) y cómo esa misma disposición está de alguna manera presente en la composición de los cuadros, marcados por espacios muy llenos (de texturas, colores, sombras y brillos) y espacios vacíos (o desenfocados), lo cual solo ayuda a enriquecer aún más cada uno de los encuadres. A esto se suma su manera de contar las historias, las cuales, aunque sea un romance, habrá intriga o suspenso junto al humor particular que los caracteriza. Y si te quieren hacer llorar, lo harán magistralmente.

Y para muestra, un botón…

Mi amor de las estrellas, dirigida por Jang Tae Yoo, y con las actuaciones de Jun Ji-Hyun y Kim Soo- Hyun, fue transmitida, dos años después de su estreno en Corea del Sur, en al menos 5 países latinoamericanos. Es que la historia de un extraterrestre que llega a la tierra en 1609, se enamora de una princesa que muere poco tiempo después, dejándolo devastado, vuelve luego de 400 años a la tierra y tal vez encuentre de nuevo el amor de la princesa encarnada en su vecina… es de una complejidad simplemente cautivante. No revelamos más para los que no la hayan visto y quieran aventurarse.

Jun Ji-Hyun y Kim Soo-Hyun en Mi amor de las estrellas (2013). Fuente: TheStar

En el encuadre de la foto anterior, podemos apreciar lo que antes mencionamos sobre los espacios vacíos cargados de significado y cómo eso le da valor al enunciado de la fotografía. Las luces de los edificios reflejadas en los cristales del ventanal pasan a ser estrellas, ¿esas que ellos miran desde el balcón? El abrazo se funde con la calidez y la ternura de alguien que espera eso que viene del cielo, ¿un abrazo que evoca una despedida? Es la magia de los doramas y k-dramas.

Algunos de los doramas y k-dramas que han cautivado la audiencia latinoamericana son: Escalera al Cielo (2003), Los chicos son mejores que las flores (2005) Vals de Primavera (2006), Eres hermosa (Serie musical-2009), The Wallflower (2010), Jardín secreto (2010), El más grandioso amor (2011), Big (2012), Mi amor de las estrellas (Ciencia ficción-Romance-2013-2014); entre muchos otros. Las fanáticas de estas series también las pueden descargar o ver en línea mientras las pasan directamente en su país de origen.

Conclusión

Los doramas y k-dramas están cada vez calando más entre los televidentes del mundo occidental, quienes hemos quedado encantados por su particular manera de tratar las relaciones entre los personajes y de proyectar sus cautivantes historias con una técnica magistral.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.