10 Trucos para Mantener la Calma

El estrés es una respuesta natural y necesaria del cuerpo. Funciona para salvarnos de una situación de peligro o de emergencia. Lastimosamente, en la sociedad moderna en la que vivismo tenemos muchísimo estrés por lo económico, los ritmos de vida tan ajetreados, problema familiares o la sobrecarga laboral, etc. Por eso es importante encontrar herramientas o trucos que te ayuden a mantener la calma.

Si el estrés está activo constantemente en nuestro cerebro, en vez de salvarnos de una situación de peligro, nos pondrá en peligro, nos causará alguna enfermedad.  

Métodos para mantener la calma

Advertisement

1. Respiraciones lentas y profundas

Inhala profundamente por la nariz durante cinco segundos, sostén la respiración por un segundo, luego suelta todo el aire por la nariz, lentamente, contando hasta cinco.

Repite varias veces este ejercicio y te sentirás más tranquilo.

Durante siglos, los yoguis y los budistas han utilizado técnicas de respiración controlada para dominar su sistema nervioso y la ciencia está comenzando a comprender cómo funciona.

Por medio de la investigación, se identificó una red específica de neuronas en el tronco encefálico llamada complejo pre-Bötzinger, que regula la respiración y se comunica con otras partes del cerebro. Bajo estrés, tendemos a respirar muy rápido, pues nuestro cuerpo se prepara para la acción; eso es útil únicamente si lo que necesitas es escapar de una situación en la que estás en riesgo.

Al hacer respiraciones profundas y lentamente cambias el mensaje que recibe tu cerebro de “peligro” a “todo está bien”.

2. Tararea o recita un mantra o alguna oración

Tararea, busca tu canción, mantra u oración favorita.

Los estudios sobre cómo regulamos la frecuencia cardíaca han demostrado que tararear puede estimular una de las partes más importantes del cuerpo, una de la que casi nunca hablamos: el nervio vago.

El nervio vago no solo tiene un nombre maravilloso sino que es el encargado de conectar el cerebro con los principales órganos vitales y controlar los actos involuntarios del organismo.

Fue nombrado nervus vagus en latín porque emerge del cerebro y serpentea por el cuerpo como una supercarretera de comunicación, conectando el cerebro con órganos como el corazón, los pulmones y el estómago, la caja de la voz y los oídos.

Un estudio de 2013 con coristas mostró que cantar, tararear o repetir mantras ayuda a mantener el compás del ritmo del corazón. Además, ayuda a la mente a concentrarse en una acción muy específica que no tiene nada que ver con la situación incómoda por la que estés pasando. Tras unas cuantas repeticiones, te sentirás mucho más calmado y sobretodo sentirás un poco más de claridad mental.    

3. Distánciate por un momento de la situación

Advertisement

Una buena opción es alejarte de la situación. Si además puedes aprovechar de ir a algún espacio natural, tomar algún rayito de sol, o si puedes involucrar tus pies con tierra o pasto mucho mejor, ¡hazlo! eso te generará automáticamente un estado de tranquilidad.

4. Medita

Sentarse a meditar puede ser difícil en principio si no estás acostumbrado, quizás te sientas incomodo las primeras veces, por eso es importante crear una disciplina, no esperes a estar en un momento álgido para intentar meditar, hazlo así sean 5 minutos en tu día.

Siéntate en algún lugar silencioso, donde no te vayan a interrumpir, busca una postura cómoda para ti, alarga tu espalda y cierra los ojos, estando allí busca simplemente hacerte consciente de tu respiración, tu postura e incluso tu temperatura corporal.

Luego, vas a buscar hacerte consciente de tus pensamientos. Observarlos sin juzgarlos, como si no te pertenecieran.  

Si creas una rutina, te será más fácil en un momento de mucha tensión, recurrir a esa herramienta. Puedes aplicar el mismo patrón, solo que una vez estés más tranquilo y consciente de todos los pensamientos que crea tu mente, puedes enfocarte en observar la situación que te molesta, como si tú no estuvieras dentro de ella y el protagonista fuera otra persona. Y hacerte las siguientes preguntas: ¿Qué piensas de esa situación? ¿Se ve del mismo modo? Si el protagonista de esa historia te pidiera consejo, ¿qué le dirías? Seguro que si no tienes en cuenta las implicaciones emocionales, eres capaz de actuar de un modo más objetivo.

5. Cuida tu alimentación

A través de la alimentación puedes calmar los nervios, por eso es importante tener una rutina alimenticia saludable para que tu cuerpo esté menos predispuesto. En el caso puntual de un momento de estrés, se recomienda tomar chocolate negro y alimentos ricos en vitamina C, como fresas o naranjas, debido a que reducen el cortisol (hormona del estrés) y beber algún tipo de infusión relajante (por ejemplo, infusión con valeriana o alguna tila relajante) para ayudar a mantener la calma.

6. Muévete

Advertisement

Activa tu cuerpo, puedes hacer una caminata o trotar, es una buena manera de desconectar de los problemas, liberar energía y mantener la mente despejada de las situaciones que nos generan malestar.

Da igual el ejercicio que elijas, siempre es mejor salir a dar un pequeño paseo que quedarte encerrado en tu habitación con los mismos pensamientos intrusivos rondando tu cabeza. El ejercicio físico ayuda a regular las emociones y gracias a que liberamos endorfinas, nos hace sentirnos más felices.

Si eres de los que prefiere otro tipo de actividades o ejercicio físico diferente, puedes buscar alternativas en otras actividades como natación, baile, pilates, yoga, ya que ayudan a reducir la tensión que se acumula en nosotros día a día.

7. Juega

Seguro que hay algún juego que te gusta, un solitario de cartas (real o virtual), un videojuego que te permita tener la mente en blanco (a mí me funciona muy bien el mítico Tetris), etc.

Da igual el juego que elijas, pero juega. Jugar nos conecta con nuestra infancia y nos relaja porque es un momento en el que nos dedicamos a nuestro disfrute y placer y conseguimos olvidarnos de lo que nos ocupa durante un rato, al menos.

Recuerda, si eliges un juego virtual no sobrepases el tiempo allí, con una hora será suficiente. De lo contrario, estar mucho tiempo frente una pantalla te puede generar mucha ansiedad.

8. Tómate un tiempo para responder

Has identificado que tu cuerpo está en tensión, que tu corazón está acelerado, pero no puedes huir de la situación por el motivo que sea, no respondas desde el impulso, eso solo empeorará la situación. Permítete tomarte un tiempo (aunque sean 5 minutos) para dar una respuesta o una solución a la situación. A medida que pasen los minutos, las horas, los días, será mucho más fácil pensar objetivamente y encontrar la mejor manera de resolver.

9. Habla con alguien que no tenga nada que ver con la situación

Advertisement

A veces, hablar con alguien que no sólo no tenga nada que ver con la situación, sino que desconozca el tema o a las personas que forman parte de él, es una buena manera de llegar a alguna conclusión.

Puedes llamar a un amigo que no esté implicado en la situación, hablar con un familiar o bien acudir a un profesional. Todos ellos te podrán dar puntos de vista externos que te podrán ayudar a sobrellevar mejor la situación.

10. Desconecta tu cerebro, piensa en otra cosa

Prueba pensar en imágenes que te relajen, paisajes que te inspiran paz y tranquilidad, recuerdos bonitos de tu vida, quizás algún plan a futuro (corto plazo) que te emociona o motiva o aquella situación tan graciosa que viviste hace poco. Cada persona es un mundo y por eso, no a todas las personas les relaja lo mismo. Tómate tu tiempo para saberlo y cuando seas consciente de qué es lo que mejor te funciona, solo tendrás que visualizarlo en tus momentos de tensión.

Advertisement
Artículo anterior7 Mejores series animadas de Batman
Artículo siguiente50 Frases de Buenas Noches mi Amor
Estudiante de la licenciatura de Teatro, mención Dirección Teatral en la UNEARTE. Artista en crecimiento. Practicante de yoga, clown, intérprete e investigadora de las artes escénicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.