No es ningún secreto que el estrés y la tensión de la vida diaria puede arraigarse hasta ser un foco de enfermedades relacionadas con las afecciones de la psique humana, teniendo como consecuencia el deterioro mental y físico del individuo. Del mismo modo, se puede afirmar que dentro de las grandes ciudades, incluyendo a personas en otras zonas con vidas igual de atareadas a niveles estratosféricos, se les recomienda un sinfín de tratamientos para combatir con ese enemigo silencioso que acecha en lo más recóndito de la mente humana, pero, aceptémoslo, un grueso porcentaje de todas las recomendaciones que realizan los especialistas en el estudio psiquiátrico no funcionan como deben de ser, y con toda la razón del mundo, pues como dice el dicho popular “cada cabeza es un mundo”, por lo cual solo nos queda probar con cada remedio hasta hallar el que sea indicado para la depresión. Y la meditación ha ganado terreno por creces. Hoy te explicamos porqué.
 

Te puede interesar: 

¿Cómo sobrellevar el sufrimiento? (budismo)


 

La depresión

 

meditación
Fuente: aboutislam.

 

Dentro de esta gama de afecciones, con miles de soluciones, existe una que suele ser la más común dentro de ambientes de arduo trabajo mental: la depresión, afectando a un porcentaje alto de las poblaciones mundiales, pues constituye una de las enfermedades mentales más comunes. La depresión, suele provenir no sólo de una vida agitada, sino también de un acontecimiento traumático, malas condiciones de subsistencia o simplemente, nacer con un defecto que hace propensas a ciertas personas a padecer esta enfermedad.

A su vez, la depresión puede llegar a niveles increíbles, afectando no solo a la vida diaria sino también al cuerpo de la persona, con síntomas que van desde la pérdida del apetito, hasta la fatiga, falta de sueño, inmovilidad, entre muchas otras.

Del mismo modo, dentro de los sentimientos que afloran en el momento en que la afección ya es una realidad, se encuentran la culpabilidad, abatimiento e inconformidad o infelicidad, que juntándolos a todos, forman la ecuación perfecta para que un individuo pierda la fe en el mundo y en casos muy extremos, llegue a querer perder la vida a toda costa, sin importar si debe inducirse a la muerte, por sus propios medios.

La solución está en la meditación

 

Por esto, en las últimas décadas se ha impartido una especie de cura mental que ayuda al individuo en cuestión a cambiar los medicamentos por la sanación espiritual brindada por el universo. Y si, suena algo ilógico, pero esta improbabilidad ha funcionado en más personas que las mismas psicoterapias, pues es un medicamento que no costará ningún tipo de dinero, se puede hacer a lo largo del día o sólo en las mañanas, y es a la meditación a la que se le atribuyen todos estos atributos.

¿Qué es la meditación?

 

meditación
Fuente: harmonia.

 

Este no es un término tan extraño para personas que se encuentren inmersos en el mundo del Yoga, ya que la meditación suele incluirse en estas prácticas para limpiar la mente y conectarse con nuestro interior para purificarlo de todos los males del día a día. Su efecto más inmediato es yudar a la concentración de la mente para una posterior claridad, ayudando a mantener en orden todos los factores de nuestra vida, junto con la paz, serenidad, quietud, esperanza y amabilidad, así como se afirma que:

En el primer nivel, el propósito de la meditación es calmar la mente y mantenerla en un solo lugar. Crea espacio entre el experimentador y sus experiencias, permitiéndole a los sabios elegir los roles en las comedias de la vida, y evitar sus tragedias. El segundo nivel de la meditación se llama Vipassana en sánscrito y Lhaktong en tibetano. Aquí, la meditación es sin forma y apunta a la naturaleza de la mente misma. Al ser consciente sin tener un objeto del cual ser consciente, la comprensión y el conocimiento surgen espontáneamente (Budismo Camino del Diamante).

Tomando en cuenta a todas estas explicaciones, podemos conectar a los problemas de la depresión con estas soluciones y objetivos que brinda la meditación, con el fin de fomentarlos y así, librarnos de la afección.

¿Cómo se medita?

 

meditación
Fuente: viajeatailandia.

 

Normalmente, las meditaciones se realizan diariamente para fomentar la fe y la esperanza existentes en la vida, con el propósito de que las personas se den cuenta de la alegría que ya pertenecía a ellos desde un principio, fomentando el amor por vivir y un agradecimiento eterno hacia el universo por permitir que nuestra existencia sea tan maravillosa.

Existen varias meditaciones que se pueden emplear para cada caso en específico, según uno de los libros escritos por Swami B. A. Paramadvaiti, se pueden utilizar varios tipos de frases para la meditación, contemplando las mismas como reflexiones internas con el objetivo de quitar lo malo y trascender a lo nuevo.

Las frases pueden ir con distintas metas, entra las cuales tenemos: el hecho de ver más allá de la mente, la inteligencia o la evolución espiritual, la belleza del ser interno, las metas en la vida, la liberación externa, la sanación por medio de los sonidos al meditar, la ley del karma, entre muchos otros que se dirigen a la aceptación de los acontecimientos desagradables en la vida como un hecho permanente, pero no permanente ni totalmente perjudicial, si lo vemos con nuevos ojos que podrán ser renovados por el camino de la meditación.

 


Te puede interesar: 

Mandalas, la conexión con el cosmos


Conclusión

 

Así mismo, los principales pasos para realizar el arte de la meditación son muy simples, solo hay que sentarse, cerrar los ojos y contemplar el mundo de una manera distinta, razonando más allá de nuestros propios límites.

La meditación (cura contra la depresión)
¿Qué tal te pareció el post?

  •  
    2
    Shares
  • 2
  •  
  •  
  •