Metas y objetivos (diferencias y ejemplos)

En este artículo hablaremos de dos conceptos que desprevenidamente pueden ser similares o incluso confundirse como sinónimos. En el español una palabra es sinónimo cuando aunque se escriba diferente tiene el mismo significado que otra. Por ejemplo, feliz es sinónimo de alegre, pero en este caso metas no es sinónimo de objetivos ni viceversa, y en este texto descubriremos el por qué, aunque si se debe aceptar que son conceptos que están ligados el uno con el otro.

¿Qué es una meta?

Advertisement

Una meta puede ser concebida o definida como el fin o propósito deseado o imaginado para el cual se realizan un conjunto de acciones y actividades, siempre con la premisa de llegar hasta ella. Una meta puede ser tangible, es decir, material o algo intangible, un logro personal, las metas pueden dividirse en mediano, largo y corto plazo. De manera que pueden entenderse como pequeños logros que las personas van alcanzando gracias a su esfuerzo propio y con el transcurrir el tiempo. Por lo genera las personas tienen varias metas en la vida y una vez que alcanzan una de ellas siguen trabajando por otra, o también trabajan en simultáneo para consolidar o cristalizar varias metas.

Ejemplos de metas:

Existen muchos tipos de meta en la vida y dependen del tipo de actividad que desempeñan las personas, aunque hay metas generales que básicamente toda persona anhela alcanzar. A este tipo de metas suele llamarse “metas de vida”, aunque no es necesariamente una regla inequívoca, pues cada persona, al ser entes individuales, pueden tener metas de vida diferentes.

Metas de vida: se refiere a cada una de las expectativas y aspiraciones que una persona desea consolidar y para las cuales trabaja, por ejemplo:

  • Comprar una casa propia.
  • Adquirir un automóvil.
  • Ir de viaje a un destino predilecto o soñado.
  • Aprender algo nuevo como tal vez, tocar un instrumento.

Metas académicas o escolares: las metas académicas se refieren a la consolidación y extensión de beneficios a través del estudio. Por ejemplo:

  • Obtener las mejores calificaciones de tu generación o clase.
  • Graduarse con honores, obtener un título universitario.
  • Obtener una beca de estudio gracias a un buen rendimiento académico.

Metas laborales: las metas laborales son los pequeños logros que una persona desea obtener cuando entra a trabajar en una empresa o institución, por ejemplo:

  • Destacarse en su trabajo y lograr un aumento de salario.
  • Escalar de posición lo más rápido posible.
  • Obtener bonificaciones y otros beneficios, gracias a un buen desarrollo del desempeño de sus actividades laborales.

Metas deportivas: el mundo deportivo suele ser muy competitivo, por ende, las metas en el deporte son muy claras y se trata de ganar competencias y obtener en ellas los escalafones más altos en cuanto a las premiaciones por disciplina practicada, por ejemplo:

  • Obtener la medalla de oro en los juegos Olímpicos.
  • Obtener la Copa de la Champions League, si se es miembro de un equipo de la liga europea.
  • Obtener distinciones como deportista destacado, en el caso de atletas de los jugadores de diferentes disciplinas.

Entre muchos otros logros que pueden estar ligados al ámbito deportivo, ya que depende del tipo de deporte que se juegue y los eventos importantes que haya para cada uno de ellos, así mismo, la categoría en la que el jugador o deportista se encuentre.

¿Qué es un objetivo?

A diferencia de la meta, un objetivo es el impulso que las personas tienen para realizar una actividad de diversa índole pero de una manera determinada, es decir, cuya ejecución tiene que ser sistemática. Si la metas es el logro en sí, el objetivo se refiere a la consolidación de metas pero de manera más específica, una meta es un anhelo, un objetivo es un hecho por consolidar, ya que los objetivos suelen plantearse antes de emprender la acción, ya que resulta conveniente saber hacia dónde se dirige un plan antes de empezar a caminar. Es decir, sólo se podrá determinar la mejor ruta hacia el éxito si sabemos cuál es el objetivo que nos hemos propuesto. De ese modo, los objetivos forman parte de cualquier intento de planificación en cualquier ámbito.

Ejemplos de objetivos

  • Objetivos de una investigación: son los puntos claves y específicos a los cuales se debe llegar luego de desarrollar un trabajo científico. Llegar a los objetivos planteados es la comprobación de que el trabajo estuvo bien ejecutado.
  • Objetivos empresariales: se refiere a las perspectivas de lo que se quiere desarrollar o que ya se tienen al momento de constituir una empresa.
  • Objetivos de vida: son difíciles de determinar pero básicamente se refiere a cuando una persona descubre para que vino a este mundo, o en qué se puede desempeñar de manera óptima para cristalizar sus metas. Por ejemplo, el objetivo de una persona puede ser llegar a ser médico y a partir de allí comienza a trazar sus metas.

Diferencia entre metas y objetivos

Advertisement

La diferencia básica entre una meta y un objetivo es que las metas son más puntuales y concisas a la hora de identificarse y pueden cambiar de acuerdo a como cambia la perspectiva de la persona a lo largo de los años, es decir, se pueden o no conseguir. Esto con base a muchos factores que influyen en el desarrollo de las actividades humanas.

Por su parte, el objetivo siempre prevalece, son invariables y son producto de una planificación exhaustiva, los objetivos son el macro o un conjunto de metas pequeñas ya consolidadas. Para ejemplificar esta disertación se puede decir que una meta es el hecho de comprar un auto y una casa, el objetivo de esa meta es tener mayor calidad de vida. Ahora, la meta puede variar pues la persona puede decidir no comprar un auto sino una motocicleta y no comprar la casa sino un departamento, pero, el objetivo de tener una mejor calidad de vida prevalece.

Conclusión

Los objetivos y las metas son conceptos realmente muy vinculados que suelen utilizarse como palabras intercambiables para describir el producto, propósito o finalidad de una acción determinada. Sin embargo, ya vemos que las metas pueden variar de acuerdo al contexto que viva una persona y los objetivos son cuestiones fijas que se desean consolidar, es decir, son hechos que aún no están concretados, mientras que las metas son aspiraciones variantes. Por ejemplo, una meta es graduarse de la universidad, mientras que el objetivo de esa meta es ser un profesional capaz de ejercer una actividad calificada que puede generar beneficios económicos a corto o mediano plazo. En pocas palabras, una meta es algo que se quiere y un objetivo es la fijación estructurada de esa meta.

Advertisement
Advertisement
Artículo anteriorObjetivos de calidad: Qué son y ejemplos
Artículo siguiente17 animales que comienzan por la “U”
Periodista con experiencia en radio, prensa escrita y televisión

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.