El “rey de los largartos tiranos”, sí, eso significa su imponente nombre. Esta raza de dinosaurios es de lejos la más famosa en la cultura popular y es casi imposible para toda la gente inexperta de esta área (pero que de seguro vieron Jurassic Park!) hablar de dinosaurios y e inmediatamente que su mente se imagine otro dinosaurio que no sea el super titan de mordida feroz y de aspecto destructivo. Sin embargo, esto ha hecho que se cree a su alrededor una figura de súper deidad animal, que era capaz de destruir con todo lo que se encontraba a su paso, y aquí te diremos que en la realidad, el feroz Tyrannosaurus rex quizás no es lo que todos nos imaginamos.

O quizás si… es realmente sorprendente en la actualidad con los avances de la ciencia cuánto se ha cuestionado sobre este carnívoro que una vez se asumió como hecho y cuánto se está descubriendo acerca de su vida y comportamiento. Tyrannosaurus rex vivió en los valles boscosos de los ríos en América del Norte durante el período Cretácico superior. Se extinguió hace unos 65 millones de años en la extinción masiva del Cretácico-Terciario.

T-rex era un miembro de la familia Tyrannosauroidea de enormes dinosaurios predadores con brazos pequeños y manos de dos dedos. Aparte de tiranosaurios, otros géneros Tyrannosauridos incluían a los Albertosaurus, Alectrosaurus, Alioramus, Chingkankousaurus, Daspletosaurus, Eotyrannus, Gorgosaurus, Nanotyrannus (un género polémico que podría, de hecho, ser un adolescente T. rex), Prodeinodon, Tarbosaurus y Zhuchengtyrannus.

T-rex asesino
Su figura es desafiante e intimidante, es el rey animal de la antiguedad. Cortesía: Los Dinosaurios

Hasta los momentos, el fósil de T. rex más grande encontrado hasta los momentos corresponde a un fósil apodado Sue, llamado así en honor a su descubridora, la paleontóloga Sue Hendrickson. Las mediciones de Sue sugieren que T. rex era uno de los dinosaurios carnívoros más grandes que jamás haya existido, llegando a medir hasta 13 pies (4 metros) de altura en las caderas (el punto más alto de la bestia ya que no estaba erguido) y 40 pies (12.3 m) de largo. Un análisis de Sue, publicado en 2011 en la revista PLoS ONE, muestra que T. rex pesaba hasta 9 toneladas (unos 8,160 kilogramos).

Ahora que ya conocemos esta pequeña introducción acerca de lo enormemente grande que era T-rex y que es verdaderamente cierto que su poder era colosal, veamos que hechos son científicamente ciertos acerca de él y que otros son mera ficción hollywoodense:

Tyrannosaurus rex fue el animal carnívoro más grande de la historia:

Falso: aunque fue uno de los carnívoros más grandes de la historia de la vida animal sobre la tierra, el T. rex pese a su colosal tamaño no fue el dinosaurio carnívoro más grande que jamás haya existido. El hecho es que T. Rex fue superado no solo por uno, sino por dos dinosaurios: el Giganotosaurus sudamericano, que pesaba unas nueve toneladas, y el Spinosaurus del norte de África, que inclinaba la balanza a 10 toneladas. Tristemente, estos tres terópodos nunca tuvieron la oportunidad de enfrentarse en combate, ya que vivieron en diferentes tiempos geológicos y lugares bastante lejanos entre sí.

spinosaurus mata a t rex
El Spinosaurus fue el dinosaurio más grande de la historia e incluso, durante la tercera película de Jurassic Park emerge victorioso de una pelea contra el magnífico T. Rex. Cortesía: Wikimedia Commons

Tyrannosaurus Rex era el cazador más implacable de su época:

t- rex carroñero
Los T-Rex pudieron haber sido conscientes de sus debilidades a la hora de cazar y haberse convertido en carroñeros por naturaleza propia. Cortesía: Quo.es

Parcialmente cierto: en la actualidad los paleontólogos discuten si este dinosaurio era un asesino salvaje o un carroñero oportunista, es decir, ¿cazaba activamente su comida, o se metía en los cadáveres de los dinosaurios que ya habían sido derribados por la vejez o la enfermedad? Durante muchos años, la evidencia de que T. rex realmente cazaba para sus comidas era circunstancial e incluía cosas tales como huesos con marcas de mordiscos, dientes cerca de cadáveres y huellas de pies que sugerían búsquedas. Sin embargo, también hay otras pruebas que afirman que por el enorme tamaño de su cuerpo (que si caía de tal altura podría haberse matado inmediatamente) prefería salir a carroñear o a pelear contra otros dinosaurios más pequeños el botín de algún animal muerto.

Tyrannosaurus Rex tenía como presa preferida al Triceratops

Falso: aunque en nuestra creencia general los pobres Triceratops eran machacados por la fuerza implacable del T. Rex, la verdad es que esto no sucedía de esta manera. Imagínense a un Tiranosaurio Rex hambriento de ocho toneladas tomando un Triceratops de cinco toneladas, una proposición no inconcebible ya que ambos dinosaurios vivieron a fines del Cretácico en América del Norte. Estaríamos de acuerdo con que sería una especie de Mayweather vs Pacquiao, por lo tanto, el promedio de los T. Rex hubieran preferido enfrentar a un Triceratops enfermo, juvenil o recién nacido, porque si este Triceratops estuviera maduro y además hambriento, todas las apuestas eran bastante reservadas.

Tyrannosaurus vsTriceratops 3D Animation Final

Recreación computarizada de una pelea T-Rex vs Triceratops

Sus brazos eran los más cortos de todos los dinosaurios

Falso: a pesar de que, sus antebrazos de dos dedos eran débiles, lo que hacía improbable que  T. Rex pudiera usarlos para matar o incluso llevarse la comida a la boca lo cierto es que no eran los más cortos e inservibles de los dinosaurios de la época. Ese “deshonor” se lo lleva el Carnotaurus de aspecto verdaderamente cómico, cuyos brazos parecían protuberancias diminutas. Sin embargo los brazos de T. Rex no son tan pequeños como se pensaba (solo que se su gigantesco cuerpo hace que se vean así) ya que tenían más de un metro de largo, y que podrían haber sido capaces de ejercer una fuerza de 400 libras/fuerza cada uno.

dinosaurios de brazos cortos
Pese a no tener los brazos mas cortos de todos los dinosaurios, esta particularidad corporal ha sido que el T-rex sea presa de muchisimas parodias. Cortesía: Pinterest

Tyrannosaurus Rex era un animal veloz

Falso: lo pesado de su cuerpo (9 Ton.) no lo hacía un cazador por veloz y de hecho se maneja que solo podía alcanzar velocidades de hasta 19 mph (La velocidad de un velocista moderno). Se cree que el T. Rex era consiente de no ser muy hábil al correr ya que podría tropezarse y caer, provocándose así la muerte.

Este dinosaurio tuvo la mordida más potente de cualquier otro animal existente

Verdadero: según un estudio de 2012 publicado en la revista Biology Letters, la mordida del T. Rex podría ejercer  hasta 12,814 libras-fuerza (57000 Newtons), que es aproximadamente equivalente al doble de la fuerza de mordida de un cocodrilo moderno (Para fines de comparación, el humano adulto promedio puede morder con una fuerza de alrededor de 175 libras). ¡Las poderosas mandíbulas de T. Rex pueden incluso haber sido capaces de desprender los cuernos de un ceratopsio!

mordidas de dinosaurios
Perfil de la cabeza de un Tiranosaurio Rex. Podemos observar el perfil de su potente mordida. Cortesía: Wikimedia Commons

Tyrannosaurus Rex tenía dientes afilados como un cuchillo

Falso: No eran afilados como un cuchillo pero tenían más dientes que cualquier otro dinosaurio carnívoro de la época. T. rex tenía la boca llena de dientes; el diente más grande de cualquier dinosaurio carnívoro encontrado fue de este caníbal y tenía un tamaño de 12 pulgadas (30 centímetros) de largo. Pero no todos los dientes del dinosaurio cumplían la misma función, según un estudio de 2012 en el Canadian Journal of Earth Sciences. Específicamente, los dientes frontales del dinosaurio agarraban y tiraban, sus dientes laterales rasgaban carne, y sus dientes posteriores cortaban trozos de carne para poder tragarla. Es importante destacar que los dientes de T. rex eran anchos y algo opacos (en lugar de planos y con forma de daga), lo que permitía a su vez, que sus dientes soportasen las fuerzas ejercidas por las mordidas que realizaban produciendo la máxima trituración ósea.

Por último algo que seguro no imaginabas… ¡los Tyrannosaurus Rex pudieron haber tenido plumas!

Todos sabemos el hecho de que los dinosaurios probablemente evolucionaron en pájaros, y que algunos dinosaurios carnívoros (especialmente aves rapaces), estaban cubiertos de plumas. Por lo tanto, algunos paleontólogos creen que todos los tiranosaurios, incluido T. Rex, tuvieron que haber estado cubiertos de plumas en algún momento durante sus ciclos de vida, muy probablemente cuando nacieron por primera vez, una conclusión respaldada por el descubrimiento de los tiranosaurios asiáticos emplumados Dilong y Yutyrannus.

t rex con plumas
Recración Artística del T-Rex con plumas en su cuerpo, que lo pudo haber protegido de las bajas temperaturas. Cortesía: Wikimedia Commons

Sin embargo, algunos científicos cuestionan esta aseveración debido a que atribuyen la aparición de plumas de ciertos tiranosaurios a la locación donde vivían, ya que las mismas eran usadas como coberturas por las extremas temperaturas. Cabe recordar que aunque los T. Rex se encontraban en el oeste de América del Norte, desde Alberta hasta Texas, es posible que el icónico dinosaurio sea una especie invasora de Asia, según un estudio de 2016 publicado en Scientific Reports. Un análisis de las características esqueléticas de T. rex mostró que el rey de los dinosaurios era más similar a dos tiranosaurios en Asia, Tarbosaurus y Zhuchengtyrannus, que a los tiranosaurios norteamericanos, dijeron los investigadores a Live Science. Tal vez la bestia cruzó hace unos 67 millones de años cuando la vía marítima entre Asia y América del Norte retrocedió, dijeron los investigadores.

¿Sabías que?

Cuando el famoso paleontólogo Edward Drinker Cope excavó el primer fósil de T. Rex, en 1892, consideró brevemente nombrar a su hallazgo Manospondylus gigax (que significa en griego “vértebras gigantes delgadas”). Después de hallazgos fósiles más impresionantes, no fue hasta que el entonces presidente del Museo Americano de Historia Natural, Henry Fairfield Osborn en 1905 le dio el nombre que hizo inmortal a este dinosaurio: Tyrannosaurus Rex, el “rey tirano lagarto”.

Aquí resolviste muchas dudas sobre la vida y comportamiento del T. Rex ¿cierto? Sigue investigando ahora acerca de las causas que causaron su extinción y la de otros animales que han dejado una huella imborrable en nuestra cultura y en la historia de la vida terrestre.

Continúa investigando con estos interesantes artículos:

 

  • ¿Quien fué Primero: el Huevo o la Gallina. Descubre esta y muchas más respuestas a estas divertidas preguntas

 

Mitos y realidades sobre el Tyrannosaurus Rex
5 (100%) 2 votes