“Las posibilidades son infinitas”… Nunca una frase había sido tan certera si pensamos en esta realidad como una de tantas realidades paralelas que pueden existir en el llamado multiverso.

En el libro «Nuestro Universo Matemático» del cosmólogo sueco-estadounidense Max Tegmark (1967) aborda diversas posibilidades matemáticas de las que estaría conformado esta malla gigantesca donde no hay principio ni fin.

Primer capítulo: ¿Qué es la realidad?

aqujero negro
Fuente: bloglenovo

La primera vez que pensé en ver la realidad que habitamos y, al mismo tiempo, no habitamos ni habitaremos (¿jamás?), fue cuando me lancé en la parte más profunda de una piscina sin saberlo, tenía unos 8 años y todavía no sabía nadar. Pensé que me moriría ahogada y que me perdería las mejores cosas de la vida. Incluso en esos segundos, antes de que alguien me ofreciera sus pies para salir del fondo, pensé en el futuro estando viva y estando muerta.

Por esta razón, cuando comencé a leer el libro de Tegmark me identifiqué completamente con la anécdota de un accidente en bicicleta con la que comienza el Primer Capítulo del libro, titulado: ¿Qué es la realidad?”. Por lo que él parte de la idea de que está muerto en un universo paralelo, dado a que en ese universo toma una decisión equivocada y en el nuestro la correcta, para explicar “la naturaleza de la realidad”.

Fractales: La matemática en la naturaleza

fractal margarita
En la imagen se aprecia un fractal, el cual consiste en una forma geométrica presente de manera repetida y simétrica. En la naturaleza abundan los ejemplos. Fuente: elconfidencial

Desde hace algunos años, la teoría del multiverso viene generando contradicciones y especulaciones científicas más cercanas a una historia de las hermanas Wachowski  que, a lo que conocemos como “la realidad”. Sin embargo, la consideramos apasionante y muy potente porque muchas veces hemos estado frente a eventos de la naturaleza que, parecieran revelar sus existencias, únicamente a partir de una realidad matemática.

Una de esas revelaciones es la perfección de la noción de los fractales manifiesta en muchas criaturas de la naturaleza, como en las conchas marinas, en la constitución de las escamas que forman las alas de las mariposas, la piel de los peces; en la exacta conformación de nuestro ADN.

El universo de Tegmark

Max Tegmark
Max Tegmark. Fuente: agentbauer

Así es como partiendo de un punto de vista físico y matemático, pero sobre todo, desde un punto de vista donde, nuestra imaginación debe activarse para poder ver de forma abstracta y no a partir de las fórmulas que lo explican.

Por un lado, muchas de estas fórmulas están por hacerse y, por otro, las que están hechas, como la ecuación de Schrödinger (que explicaría el movimiento cuántico), hay que mirarla con detenimiento para acercarnos a la noción de «materia» y su compleja interpretación.

Por ejemplo, el hecho de que la luz es partícula pero también se trata de ondas que viajan en el espacio con una velocidad específica.

¿Cómo es el comportamiento de la materia?

materia oscura
Fuente: Meteorología en Red

¿Por qué esa materia no es realmente sólida y no está fija en el espacio y en el tiempo?

Diversos estudios han demostrado que las partículas, que componen todas las cosas, están en constante movimiento y que ese movimiento es aleatorio. De la misma manera nosotros con todas nuestras partículas (células, átomos, electrones, neuronas) podríamos estar en diferentes lugares al mismo tiempo, lo que plantearía múltiples realidades paralelas en diferentes universos que existen como un fractal o una multiplicidad de universos en constante movimiento, cada uno con sus propias y particulares leyes físicas (las cuales, según Tegmark, no tendrían que tener, necesariamente, las mismas lógicas de nuestras leyes físicas en este universo).

Los cuatro niveles de multiversos

cuatro multiversos
Esquema que representa los 4 niveles de multiversos. Fuente: pensamientoyentorno.

Dependiendo de la variación de estas leyes físicas en el espacio y en el tiempo, en las formas de la materia, la energía y el movimiento que las gobierna, en esa red que llamamos espacio infinito (cosmos), tendríamos cuatro niveles de multiversos.

1. Universo Mosaico

Estaría compuesto de universos paralelos al nuestro con leyes físicas parecidas, lo han llamado universo Mosaico.

2. Universos burbujas

Nos habla de muchos universos como burbujas en una gaseosa, que están a una distancia infinita uno de otro, pudiendo variar las leyes físicas que los conforman y con la remota posibilidad de que se muevan de lugar o desaparezcan dejando señales de su existencia a partir de la radiación de fondo de microondas.

3. Multiverso cuántico

Se torna interesante la explicación cuando aborda el tema de un multiverso cuántico, que tendría la posibilidad de estar en muchos lugares al mismo tiempo. Algo así como multiversos del nivel I y II estando y coexistiendo en el mismo tiempo pero en realidades diferentes.

4. Multiverso matemático

Aborda la teoría de que, incluso, podrían variar las leyes matemáticas de estos universos, permitiendo cualquier tipo de probabilidad tanto física como matemática de formas y de existencias temporales, materiales y espaciales, por lo que se negaría la existencia de un posible nivel V ya que entraría el “todo” imaginable e inimaginable en este nivel IV.

 

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.