Descubre lo relacionado mundo espiritual azteca (DIOSES)

dioses aztecas
La religión Azteca es una de las más profundas en su semántica con respecto a otras religiones politeístas. Cortesía: Editorial la Paz

El principio creador de la religión azteca es dual, politeísta, masculino y femenino, del que provienen por generación de los otros dioses. Sus nombres indican esta dualidad: Ometecuhtli, que quiere decir “Señor” y Omecíhualt, “Señora” y ambos residen en “Omeyocan”, “el lugar”. También se llaman “el señor y la señora de nuestra carne o de nuestro sustento” y se representan con símbolos de fertilidad y adornados con mazorcas de maíz, pues son el origen de la generación y los señores de la vida y de los alimentos.

A la luz de sus eventos, es evidente que el pensamiento natural azteca no era ese amorfo cúmulo de supersticiones que vieron los conquistadores, sino el fruto de tradiciones y conocimientos milenarios de enorme calibre.

El mundo sagrado de los Aztecas

Entre las escrituras más antiguas se conoce, estos dos dioses, Ometecuhtli y Omecíhuatl, que tuvieron cuatro hijos a los que encomendaron la creación de los dioses, del mundo y de los hombres. Los cuatro dioses hijos de la primitiva pareja divina fueron el Tezcalipoca rojo, llamado también Xipe y Camaxtle, el Tezcatlipoca negro, llamado comúnmente Tezcatlipoca; y Quetzalcóatl, dios del aire y de la vida, y Huitzilopochtli, el Tezcatlipoca azul.


Conoce lo más importante de la religión Islámica


Dioses Creadores

Quetzalcóatl, el dios bénefico, el héroe descubridor de la agricultura y de la industria, y el negro Tezcatlipoca, el dios todopoderoso, multiforme y ubicuo, el dios nocturno, patrono de los hechiceros y de los malvados. Los dos dioses combaten y su lucha es la historia del universo; sus triunfos alternativos son otras tantas creaciones.

Quetzalcóatl y Tezcatlipoca
Quetzalcóatl y Tezcatlipoca. Cortesía: Wikimedia Commons

Las tradiciones no están de acuerdo en el orden que deben seguir las diversas creaciones. Según una de ellas, la primera época del mundo o Sol se inicia así:

“Tezcatlipoca el nocturno, el que tiene por nahual o disfraz al tigre, cuya piel manchada semeja el cielo con los enjambres de estrellas, fue el primero que se hizo sol y empezó la era inicial del mundo. Los primeros hombres fueron entonces los gigantes, que habían sido creados por los dioses y no sembraban ni cultivaban la tierra, sino que Vivian comiendo bellotas y otras frutas y raíces silvestres. Tezcalitpoca era también la constelación de la Osa Mayor, que a los aztecas se les figuraba un tigre, y cuando gobernaba el mundo con sol que era, su enemigo Quetzalcóatl le dio un golpe con un baston y cayó al agua transformándose en tigre y se comió a los gigantes, quedando despoblada la tierra y sin sol el universo. Eso ocurrió un día de la creación llamado “Tigre”.

Quetzalcóatl se hizo entonces sol y lo fue hasta que el tigre Tezcatlipoca lo derribo de un zarpazo. Se levantó entonces gran viento y todos los árboles fueron derribados y la mayor parte de los hombres perecieron, pero algunos quedaron convertidos en monos, es decir, en hombres disminuidos. Esto ocurrió un día de la creación llamado “Viento”.

Los dioses creadores pusieron entonces por el sol al dios de la lluvia y el fuego celeste, Tláloc, pero Quetzalcóatl hizo que lloviera fuego y los hombres perecieron o quedaron convertidos en pájaros. Esto sucedió en el día de la creación llamado “Lluvia”.

Entonces Quetzalcóatl puso por sol a la hermana de Tláloc, la diosa Chalchiuhtlicue, “la de las faldas de jade”, diosa del agua, pero fue quizá Tezcatlipoca el que hizo que llovieran con tal fuerza, que la tierra se inundó y perecieron los hombres o fueron transformados en peces. Esto sucedió un día de la creación llamado Agua”.

Dios del Fuego

Su nombre indica la gran antigüedad de su culto, pues los aztecas lo llamaban Huehuetéotl , que quiere decir “el dios viejo”, y como anciano se le representa en todas las ocasiones.

huehueteotl dios azteca
En la cultura teotihuacana a Huehuetéotl se le representaba como un anciano arrugado, barbado, desdentado y encorvado. Cortesía: Noemexicanismos

Quizá la figura más antigua que conocemos de él se haya encontrado en un sitio arcaico del Valle de México, correspondiente a la cultura de Ticomán, que florecía en la época en que el volcán Xitle hizo erupción, varios siglos antes de la era cristiana.


Resolviendo el misterio de la muerte de Rasputin


Dios del Agua

Tláloc, “el que hace brotar”, dios de las lluvias y del rayo, es la deidad más importante de este conjunto y probablemente también una de las más antiguas que adoraron los hombres en México y Centroamérica.

tlaloc Dios azteca
Tlaloc es conocido por su habilidad de dominar el agua y proveer de este al imperio Azteca. Cortesía: Mitología.info

Es el dios principal de la antiquísima cultura “olmeca”, y aparece con la máscara de tigre-serpiente en las hachas colosales y en las figuras de barro y de jade provenientes de esta cultura tan desarrollada y tan antigua.

Dioses de la Tierra

Para los mexicanos, la tierra es una especie de monstruo que en parte parece tiburón y en parte lagarto, quizá es llamado “peje-lagarto” de los ríos del Golfo, también se la representa como una rana fantástica con la boca armada de grandes colmillos T con garras en los pies y en las manos. En esta última forma se llama y se le considera como masculino,  “el Señor de la Tierra”, mientras que en todas sus otras formas es femenino.


Mitología Griega: El pueblo de las Amazonas


Dioses de la Muerte

Entre las ideas noche, tierra y muerte, por oposición a las ideas de luz, cielo y vida, existían los dioses especiales del mundo subterráneo, en el que los aztecas colocaban la morada de los desaparecidos, el Mictlan, el lugar en que reinaba Mictlantecuhtli, “el Señor de los muertos”.

Mictlantecuhtli dios de los muertos
Mictlantecuhtli era el señor del inframundo de la religión azteca y ejercía su soberanía sobre el alma de los muertos. Cortesía: Taringa

La civilización azteca fue barrida en el correr de una generación y los recién llegados  conquistadores europeos arrasaron buena parte de este patrimonio, movidos por un celo religioso notoriamente intolerante. Fueron parte de una serie de calumnias eurocéntricas que buscaban desvirtuar las ideas propias de una de las más avanzadas culturas pre-colónicas que habían logrando innumerables avances que pasaron mucho tiempo para que el avance tecnológico occidental lograra alcanzar.

Descubre lo relacionado mundo espiritual azteca (DIOSES)
¿Qué tal te pareció el post?