La Historia de Warcraft (también conocida como «la historia del universo de Warcraft«) es un relato completo de la historia de la exitosa saga de videojuegos MMPORG creada por Blizzard como información de fondo del universo de World of Warcraft , el cual se compone de la totalidad del registro publicado de Blizzard hasta el momento.

Realmente no necesitas saber la historia o tradición de Warcraft para entender este juego de rol que ya posee cuatro juegos y cinco expansiones, pero si quieres tener comprensión más amplia de la configuración y los personajes del juego entonces no dudes en revisar este pequeño resumen de la historia del increíble mundo del juego más famoso de Blizzard.

Inicio del Mundo de Warcraft

Antes de la formación del cosmos y de la vida misma, existían dos energías que predominaban, la Luz y el Vacío.

La Luz se extendía sin restricciones de tiempo o espacio a manera de un inmenso océano prismático. Allá donde las energías de la Luz no alcanzaban o se desvanecían, en los espacios donde esta se ausentaba se creó el Vacío. Con el tiempo, el Vacío tomó fuerzas y creció expandiéndose y enfrentándose a las energías de la Luz. Esta interacción de energías desató una enorme tensión lo que provocó una serie de explosiones que terminarían por desgarrar la realidad. Estos acontecimientos dieron origen al universo físico.

Las energías liberadas tras las explosiones por el choque entre la Luz y el Vacío formaron un sinnúmero de mundos primordiales. Durante el tiempo que duró la expansión de este universo el mismo se encontraba en una vorágine de fuego y magia. Toda la realidad fue bañada por la Luz, otorgando la chispa de la vida.

Formación y equilibrio del mundo Warcraft

Las energías más inestables se acumularon y dieron lugar a una dimensión astral paralela a la dimensión de la Gran Oscuridad del más allá, el Vacío Abisal. Esta dimensión, sumida en el caos gracias a las fuerzas volátiles que en ella reinaban, existía en los límites del universo físico. Esas energías rasgaron el velo de la Gran Oscuridad retorciendo la realidad y la creación.

Tras la formación de mundos primordiales, a partir de fragmentos de Luz pura que no se fusionaron a ningún otro tipo de materia nacieron los Naaru quienes por su naturaleza benevolente se propusieron a proteger y ayudar a toda forma de vida que encontraran mediante la utilización de sus poderes que con el tiempo llamarían  magia sagrada.

señores elementales warcraft
Los Señores Elementales son los máximos representantes de los elementales en el planeta llamado Azeroth. Cada uno es representante de los elementos básicos: Fuego, Tierra, Agua y Aire. Cortesía: El Archivum

Así mismo, también hubo diseminación del Vacío por toda la realidad con lo que se crearon Las tierras sombrías, que serían un plano existencial, a imagen y semejanza de la realidad, a donde irían aquellos tras su muerte.

Las energías de la Luz que impactaban en la materia de la superficie de los mundos le darían vida a esta, formando seres de gran poder que habitarían las superficies de los diferentes planetas de toda la Gran Oscuridad. Estos seres fueron llamados Elementales y aunque eran pacíficos por naturaleza serían hostiles en aquellos planetas donde hubiera poco Elemento Espíritu (tipo de energía de la cual se alimentaban los elementales).

Fusión del Alma-Mundo

Aman’Thul el Alto Padre, es el líder de los titanes y con su manejo de magia del Tiempo descubrió nuevas Almas-Tiempo y fundaron al Panteón para así controlar al universo. Cortesía: Wowpedia

En Aquellos planetas donde ocurriera la fusión del Elemento Espíritu con el mismo en uno solo se desarrollaría un Alma-Mundo, el cual contendría en el interior de su núcleo a un Titán que se desarrollaría y nacería como si de un huevo se tratase.

Las Almas-Mundo son poderosos espíritus nacientes que duermen en el núcleo del planeta durante eones mientras bañan con su energía al planeta. Sin embargo, esto no significaba que en la superficie de la tierra dejara de desarrollarse vida ya que la vida nacería en el planeta sea este un Alma­-Mundo o no.

Así mismo, en el Vacío abisal también surgiría la vida tras el cumulo de la Luz y el Vacío. A diferencia de la vida nacida en La Gran Oscuridad, que era por naturaleza tranquila, en el Vacío Abisal los seres formados eran corruptos, sedientos de sangre y destrucción influenciados por las energías caóticas de este lugar. Estos seres serían conocidos como demonios.

El primer Alma-Mundo en despertar fue Aman’Thul, dotado de gran inteligencia y poder el Titán comprendió que su existencia no podía ser única. Vago solo mundo a mundo buscando a sus iguales por toda la Gran Oscuridad del más allá, fue encontrando nuevas Almas-Mundo emergentes a las cuales alimento y los liberó de su letargo, los cuales al despertar se unieron a Aman’Thul en su noble búsqueda.

Formación del Panteón y vigilancia del Planeta

Los titanes despiertos formaron el Panteón conformado por los titanes: Aman’Thul el Alto Padre del Panteón, Eonar la Vinculadora de la Vida, Norgannon el Guardián de la Magia y el Saber Celestiales, Golganneth el Señor de los Cielos y los Rugientes Océanos, Khaz’Goroth el Moldeador y Forjador de Mundos, Aggramar Lugarteniente del Gran Sargeras y Sargeras Defensor del Panteón.

Este grupo de titanes aplicaban diferentes técnicas para verificar la existencia de un Alma-Mundo en cada planeta. Primero pacificaban la airada población elemental en la superficie, luego la reformaban creando grandes montañas, océanos insondables y agitados cielos, luego sembraban miríadas de formas de vida sobre el mundo. No obstante casi todos los mundos visitados por los titanes eran inertes, aun así el Panteón cuidaba y protegía cada mundo visitado por ellos hasta aquellos que no contenían un Alma-Mundo en su interior.

Alagón el Observador fue uno de los Constelar encaargados del equilibrio del mundo. Cortesía: Wowpedia

Para cumplir lo propuesto, el Panteón dotó de habilidades especiales a formas de vida primitivas para proteger la integridad de su mundo, además de eso incrustaron maquinarias colosales en la superficie con el fin de purgar la vida sobre el planeta si esta sucumbía a la corrupción.            

Por otro lado, para la vigilancia del planeta, el Panteón convocó a los Constelar una raza humanoide con semejanza a las constelaciones, los cuales podrían desatar las maquinarias si algún mundo perdía el control.

Conclusión

Tras todos estos acontecimientos, los titanes seguirían viajando por todo lo ancho de La Gran Oscuridad, descubriendo varias amenazas para la integridad de las Almas-Mundo durmientes, de las cuales el encargado para someterlas sería el Titán Sargeras cuya historia de batalla sin descanso entre la Horda y la Alianza será contada en otro momento.

¿Qué te ha parecido el post?

haz clic en una estrella

Promedio de estrellas / 5. contador votos

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.