La salsa es un ritmo musical que forma parte de la identidad de los pueblos caribeños y latinos, quienes la consideran ¡uno de los ritmos musicales más sabrosos!, pues combina instrumentos de distinta naturaleza en un ritmo pachangoso que permite degustarla de una forma placentera y diversa.

¿Sabes dónde nació este ritmo? ¿Cómo llegó a América Latina para convertirse en uno de nuestros ritmos autóctonos?

Pues este nuevo estilo, que devino de otros ritmos, se convirtió en reflejo del sincretismo cultural que ocurrió en nuestro continente y es una manifestación cultural de las clases populares de los países del Caribe y los latinos en Nueva York. Te contamos a continuación cómo se originó.

¿De dónde viene la salsa?

La salsa es una mezcla de sabores, en este caso, musicalmente hablando: sabores sonoros. Nos referimos a que proviene de la síntesis de ritmos tradicionales de Cuba, de Puerto Rico y otros ritmos de Nueva York. Pero estos primeramente originarios de la cultura africana y de Inglaterra, como por ejemplo el danzón y el country dance, ritmos que se expandían gracias a las migraciones y que comenzaron a fusionarse con otros ritmos en Cuba, Puerto Rico y Nueva York.

De allí que: el chachachá, el son cubano, el son montuno, la guaracha, la charanga, el jazz afrocubano, el mambo, la rumba, el bolero y el guaguancó fueron esencial para el surgimiento de la salsa. En esencia, la salsa se fue cocinando bajo la influencia de Cuba y Puerto Rico en Nueva York, con mayor influencia cubana y del son cubano que se convirtió en su base musical.

OFREZCO bailar salsa cubana Y Española espontanea se une bailando timba cubana Madrid timbera

La salsa es quizás uno de los ritmos más placenteros a la hora de bailar

Después de la Segunda Guerra Mundial, con la migración de Latinos hacia Nueva York, sobre todo de puertorriqueños y cubanos, se comenzó a gestar un nuevo estilo musical en zonas populares de la ciudad, donde se erradicaban los inmigrantes latinos, como manifestación de la clase popular que vivía en los barrios. Desde allí, este género musical comenzó a formar parte de la identidad latina y a contar historias sobre sus vidas, historias cotidianas, convirtiéndose en un medio de expresión importante y en cuna para los primeros cantantes y agrupaciones salseras, de las cuales te contaremos más adelante.

Descubre los beneficios del Pole Dance

¿Sabías que fue en Venezuela donde se comenzó a llamar “Salsa” a este ritmo musical?

Se dice que en el año 1937 la canción “Échale salsita” comenzó a sonar; era un son cubano de Ignacio Piñeiro. Esta fue la primera vez que se relacionaba el término salsa con la música. Sin embargo, no es hasta la década de los 40 cuando Cheo Marquetti nombró a su grupo de soneros: Conjunto Salsero, influenciado por la experiencia que tuvo en México con las salsas picantes. Y no es hasta 1957 cuando viajaron a Venezuela a presentarse, que gracias a la promoción en radio, se comenzó a hablar de “salsa” para referirse a su estilo musical.

Cheo Marquetti fue uno de los precursores de la Salsa no siendo ampliamente reconocido por su logro. Cortesía: desmemoriados.com

De esta forma, la salsa comenzó a expandirse por el resto de países latinos y en cada uno de ellos fueron apareciendo distintas expresiones del ritmo musical, todos adaptados de alguna manera a la identidad de cada uno, y por supuesto, unificados bajo principios del mismo ritmo que se popularizó en todo el mundo, llegando también a Europa y África.

Los vídeos más vistos en YouTube

¿Cuáles son las características que hacen de la Salsa un ritmo especial?

El Saxofón es uno de los instrumentos más importantes de este género musical. Cortesía: Pixabay

En primer lugar, haciendo honor a su nombre, es una salsa de sonidos que se enriquece con la presencia de instrumentos de distinta naturaleza que comienzan a integrarse en un ritmo para ir transformando poco a poco los ritmos originales tradicionales en algo distinto.

Entre los instrumentos que conforman la salsa tenemos: los instrumentos de percusión de origen cubano como las pailas o timbales, el bongó, el güiro cubano, cencero y las congas. Junto a instrumentos como las trompetas, trombones, saxofón, flauta y maracas. Y también el piano y contrabajo bajo eléctrico.

La salsa tiene una característica fundamental: el sabor o sabrosura que le imprimen el cantante y los músicos, la cual se contagia también a los bailarines; por ello, para bailar salsa hay que conectarse con este sabor caribeño que desde los inicios la ha hecho especial, siendo imposible no sentir su sabor también al escucharla.

¡La clave!

Todos hemos escuchado de la famosa clave de salsa ya que ¡muchos cantantes hablan de ella en sus canciones! Esta clave, esencial en la salsa, es la base o patrón rítmico bajo el cual la salsa toma su forma, dominando los tiempos del ritmo de todos los instrumentos y también de los pasos de baile. Además de esto, se cree que la palabra proviene de “clavija” haciendo referencia al instrumento de madera con el que se toca la clave: dos palos de madera que se golpean juntos y producen un sonido agudo.

Mientras tanto, otros expresan que la clave también tiene una carga contextual de aquel momento, que nos parece importante mencionar puesto que otorga a la salsa ese peso cultural que la caracterizó desde sus inicios. Y es que la clave, como base, era también un reflejo de lo que la clase popular estaba experimentando en la música y quizás en su vida, su sentimiento y pasión de sentirse en un camino correcto, agarrados, aferrados a algo que de alguna manera los sostenía.

Los primeros cantantes y agrupaciones salseras

La agrupación Fania All Stars durante un concierto en Venezuela en 1980. Esta agrupación fue la primer banda latina en llenar un estadio en los Estados Unidos cuando lo hizo en el Yankee Stadium en 1973. Cortesía: Wikimedia Commons

Esta es la parte emocionante donde podemos evidenciar, o mejor dicho, escuchar el resultado de todo ese sincretismo que llevó años de cocción para dar como resultado el nacimiento de grandes cantantes de salsa, quienes recorrieron el mundo e hicieron de la salsa un ritmo que ha trascendido la historia. En muchísimos países se concibió un estilo de salsa: además de Cuba, Puerto Rico y Estados Unidos, también se expandió a Colombia, República Dominicana, Venezuela, Panamá, Perú, España, Japón, México y Nicaragua.

¿Quieres acompañar tu baile de Salsa con estos Coctéles?

Nombraremos primero a un grupo importante que revolucionó la salsa y catapultó a muchos cantantes salseros en la década de los 70: Las estrellas de Fania o  Fania All Stars, fue una orquesta en la que participaron músicos y cantantes como Johnny Pacheco, Cheo Feliciano, Celia Cruz, Héctor Lavoe, Willie Colón, Tito Puente, Eddie Palmieri, Ricardo Ray, Bobby Cruz, Bobby Valentín, Ray Barreto, Mongo Santamaría, Justo Betancourt, Ismael Quintana, Rubén Blades, Pete Rodríguez, Roberto Roena, Nicky Marrero, Larry Harlow, Richie Ray, Héctor Zarzuela, Yomo Toro, entre otros.

Hector Lavoe – Aguanile

Hector Lavoe fue uno de los más grandes exponentes de la Salsa y su canción ‘Aguanile’ es un himno de las discotecas salseras

Por otro lado, agrupaciones en distintos países hicieron vida y produjeron muchos temas salseros, entre algunos de los más reconocidos tenemos a Grupo Niche, La Sonora Matancera, Gloria Estefan, Oscar de León, Luis Enrique, Andy Montañez, Joe Arrollo, Orquesta Guayacán, Salserín y Eddie Santiago (solo por nombrar a unos pocos).

Dilema: ¿Existe la Salsa o solo es un nombre comercial?

Hay quienes consideran que la “Salsa” es solo un nombre comercial que se le atribuyó a un estilo musical ya existente con el fin de llegar a las masas. Sin embargo, otros opinan que la salsa es un compendio de ritmos que se han modificado y no se mantienen apegados a los ritmos tradicionales.

Más allá de este dilema, es un hecho que es expresión cultural de nuestra identidad latina y por ello, nos conecta directamente con nuestro origen. Conocer su proveniencia nos permite saber que tiene un valor importante y único, siendo parte del tesoro que como latinos hoy se mantiene aún vigente, ya que en nuestro tiempo, degustar la salsa bailando o escuchando, ya sea salsa romántica, sala erótica o salsa brava, significa transportarse a aquellos años en los que los músicos revolucionaron la expresión musical con aquel sabor inigualable.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.