La Catedral de Notre Dame es el símbolo de Francia por excelencia, incluso antes de la Torre Eiffel. En los últimos días se registró un incendio que destruyó parte de la obra arquitectónica, sin embargo, su historia es mucho más extensa, comenzando con su construcción en el siglo XII hasta nuestros días. A continuación haremos un recorrido por la historia de Francia mediante lo que afectó la Catedral de Notre Dame.

 

Antes de Notre Dame

Notre Dame
Fachada exterior de la Catedral de Notre Dame. Fuente: Wikimedia Commons

Por curioso que pueda parecer el lugar donde ahora se ubica Notre Dame siempre estuvo dedicado al culto. Los celtas habitaban la actual París, usaban aproximadamente ese espacio para sus rituales religiosos. Los años pasaron y los romanos expandieron su territorio más allá de Francia, decidieron construir un templo en honor al Dios Júpiter donde los celtas veneraban a sus dioses. También hubo tumbas merovingias y carolingias, encontradas durante una excavación.

No fue hasta el año 528 D.C cuando se erigió por primera vez una iglesia cristiana la Basílica de San Esteban, que es considerada la primera de París. Posteriormente esta se modernizó con un estilo romántico para ser removida en 1163, ya que al obispo no le gustaba para nada la basílica, iniciando así la larga historia de la Catedral de Notre Dame. Cabe destacar que el nombre completo de la catedral se traduce como Nuestra Señora y está dedicada a la virgen María

 

Construcción

Notre Dame
Interior de la Catedral de Notre Dame. Fuente: Flickr, autor Ed Coyle Photography

Su construcción comenzó en el siglo XII por órdenes del obispo Maurice de Sully, este quería que la nueva iglesia fuese moderna pero que inspirase el poder de la institución católica. Por ello, se dejó de lado el romanticismo y se usó el estilo gótico, siendo uno de los primeros edificios medievales en usar este estilo. Fue el Papa Alejandro III quien colocó la primera piedra de lo que sería el mayor icono de Francia, desde entonces es un lugar de visita obligada para el pontífice de turno. Antes del incendio la catedral se cimentaba en 1.300 robles que datan de 1163.

La construcción demoró dos siglos en los que cada arquitecto dejó su huella pero también familias enteras, de obreros, artesanos y artistas. Las dos torres, que aún se mantienen en pie comenzaron a construirse en el siglo XIII. La catedral estuvo terminada en el año 1345. Sin embargo, durante este período no se limitó únicamente a su construcción, ya que desde el año 1182 el coro de la iglesia se presentaba en ella. Durante ese período además fue quemado en la hoguera, frente a la catedral sin terminar, Jacques de Molay, el último Gran Maestre o líder de los templarios.  Fue acusado de sacrilegio, herejía e idolatría, aunque confesó bajo tortura, proclamó inocente a la Orden del Temple antes de morir.

 

Leyendas de Notre Dame

Puerta de Santa Ana. Fuente Wikimedia Commons

Con 850 años de historia no es de sorprender que haya leyendas que rodeen su historia temprana. La primera de ellas cuenta la historia del joven herrero que fabricó la puerta de Santa Ana, quien le puso todo su esmero y dedicación para construir la puerta pero nunca lograba estar satisfecho con el resultado, dormía y comía muy poco para trabajar. Un día en la noche, el diablo tocó en su casa para ofrecerle un trato, su alma por la puerta. El herrero aceptó y la puerta estuvo hermosamente terminada. A los pocos días el herrero murió y el diablo cobró su parte. Sin embargo, se dice que su fantasma aun merodea Notre Dame.

La segunda leyenda, es sobre las gárgolas. Estas inicialmente se colocaron para proteger Notre Dame de cualquier influencia negativa y despertaran cuando vean atacada la catedral. No obstante, la noche siguiente al día de la quema en la hoguera de Juana de Arco las gárgolas despertaron y mataron a cientos de parisinos por la injusticia que se cometió contra ella. Fuera de la leyenda, años después Juana de Arco fue beatificada en Notre Dame y su estatua está en la zona más visitada.

 

Guerra de los cien años

Estatua de Juana de Arco, una figura decisiva en la guerra de los 100 años. Fuente: Wikimedia Commons

Una de las curiosidades de esta guerra es que duró más de 100 años, concretamente 116. La guerra se libró entre Francia e Inglaterra por motivos de la sucesión del trono. Tras la muerte de Carlos IV en 1328, antes de que se terminase de construir Notre Dame se abrió la sucesión al trono ya que el rey no tenía hijo varón. El mejor para heredar era Eduardo III de Inglaterra para evitar que un monarca inglés se coronase Felipe de Valois asumió el trono, aunque su reinado consistió en un fracaso tras otro.

¿Pero que tiene que ver Notre Dame en todo esto? Además del asunto por la sucesión, Inglaterra tenía vastas tierras en Francia y quiso expandirlas. Por ello, Eduardo III fue coronado en Notre Dame mientras que el rey de Francia era coronado en la Catedral de Reims.

 

Órgano de Notre Dame

El órgano más grande de Notre Dame. Fuente Wikimedia Commons, autor Frédéric Deschamps

El órgano más grande de la catedral es casi tan icónicos como sus campanas. Sin embargo al primer órgano de la catedral no se le dio usó, tanto que al estar ubicado bajo una ventana los pájaros comenzaron nidos sobre él. Fue en el siglo VX cuando el órgano comenzó a usarse, este aún existe en la actualidad y es el más grande de Notre Dame. El instrumento adquirió popularidad desde entonces por lo que se le realizaron mejoras hasta el siglo XVIII. Desde entonces cuenta con unos 113 juegos, que incluyen 7.300 tubos. El órgano se puede escuchar cada tarde en los alrededores. En 1989 se le realizó su última modificación, ahora incluye sistemas informáticos.

 

La aguja

Notre Dame
Fachada de Notre Dame. Fuente Wikimedia Commons

La aguja del exterior de Notre Dame, que cayó durante el incendio, no fue construida desde el inicio, sino que se le agregó en el siglo XV donde permaneció hasta 1786. Fue en ese año cuando a un arquitecto después de años de negligencia se le concedió que pudiese restaurar la aguja, de no haberse realizado el mantenimiento hubiese caído irremediablemente. Así pues, Notre Dame estuvo por cinco años sin su emblemática aguja, se le agregó madera y un recubrimiento de plomo.

 

Revolución Francesa

Estatuas de Notre Dame. Fuente Wikimedia Commons

Este período fue en el cual la catedral obtuvo su máximo punto de daño antes del incendio. Es curioso que todo se debería a un error, pues una vez decapitado el Rey Luis XVI se quiso destruir todos los símbolos referentes a la monarquía. Entre esto la Galería de los Reyes de Notre Dame, que gracias a un rumor los parisinos pensaban que se trataba de los reyes de Francia cuando en realidad era de los reyes de Israel y Judea. El pueblo, enfurecido arremetió contra las 28 estatuas, quitándoles la corona para luego decapitarlas. Las estatuas permanecieron fuera de la catedral hasta 1796 cuando fueron vendidas, más tarde el hermano de un miembro de la Convención Nacional las enterró en su patio. Siglos después en 1977 fueron encontradas en una casa común.

Además, Notre Dame dejó de tener ese nombre en 1793, cuando se le conoció como el Templo de la Razón y se rendía culto a la razón como ser supremo. Aunque el gobierno la convirtió en un bien nacional, esto no evitó que fuera saqueada y sus obras de arte vendidas. Tampoco que buena parte de la estructura se usará como depósito de comida.

 

Era Napoleónica

Coronación de Napoleón, pintura de Jacques Luis David. Fuente Wikimedia Commons,

Cuando Napoleón Bonaparte era un joven general y antes de que fuese emperador, sus tropas y la de todo Paris usaban parte de la Catedral de Notre Dame como un almacén de vinos, durante 9 años acopiaron miles de barriles de vino. La idea era usar el vino para motivar y remoralizar el ejército en la conquista de Europa.

Pero lo más importante que ocurrió en la catedral para esa época fue la coronación de Napoleón como Emperador de los franceses. Pese a lo que se cree, Napoleón se coronó a sí mismo con el beneplácito del Papa Pío VII y de la mayoría de la aristocracia francesa, no por desprecio a la religión. Acto seguido coronó a su esposa, Josephine de Beauharnais, como Emperatriz de Francia.

 

Restauración

Notre Dame
Interior de la Catedral de Notre Dame. Fuente: Wikimedia Commons

Poco se sabe de como lucía la Catedral antes de la restauración liderada por Eugene Viollet-le-Duc a mediados del siglo XIX. La aguja no era ni remotamente parecida, tampoco tenía estilo gótico. Además, se reformó la cubierta y se despejó la fachada. Basándose en la novela de Victor Hugo “Nuestra Señora de París” la catedral estaba rodeada por casas, por lo que caminando en París podía verse la catedral sin pensar visitarla. Una de las críticas al trabajo de Viollet-le-Duc fue utilizar madera en vez de un material más moderno, lo que avivó el fuego durante el incendio. También el arquitecto se inmortalizó en una estatua.

 

Segunda Guerra Mundial

Notre Dame
Soldados alemanes marchan en los alrededores de Notre Dame. Fuente Pinterest

Notre Dame no se vio afectada por la Primera Guerra Mundial aunque se realizaron los actos en conmemoración del centenario tras la guerra. Fue en la Segunda Guerra Mundiales, donde tropas aliadas y alemanas se pasearon por ella, incluido el propio Hitler. Los aliados sólo se pasearon muy cerca con sus tanques y algunos robaron arte antiguo pero los nazis lo llevaron más lejos.

Durante su visita a París, Hitler se quedó maravillado y a la vez le gustaba recordar que Berlín sería mejor que París, tanto que pensó en destruirla para que no opacase al Tercer Reich, por suerte se disuadió de la idea luego de visitar la tumba de Napoleón. Aunque retomó su plan al saber que los aliados estaban cerca de París cuando le ordenó al gobernador militar von Choltitz que quemara todos los monumentos importantes, la respuesta del gobernador fue mandarlo literalmente  “A la mierda.” No obedeció la orden y gracias a eso aún podemos visitar no sólo Notre Dame, sino la Torre Eiffel, Los Inválidos, la Casa de la Ópera, entre otros.

 

Actualidad

Incendio en Notre Dame. Fuente Wikimedia Commons

Si bien hemos visto lo que sigue como noticias, lo cierto es que algún día serán parte de la historia. En el año 2017 sufrió un atentado terrorista que no causó daños por la rápida actuación policial, aunque no hubiese generado mayor daño. Ya que, un miembro del Estado Islámico, gritó “Esto es por Siria” mientras sostenía un martillo en la mano.  

El 15 de abril del presente año sin duda quedará en la historia como el día del incendio de Notre Dame, en la que se perdió la obra de Viollet-le-Duc pero por suerte la mayoría de los objetos históricos y obras de arte no sufrieron daños o fue un daño superficial, hasta ahora. Aun se deben esperar los reportes oficiales.

 

En conclusión, la catedral de Notre Dame ha sido un testigo silencioso de los acontecimientos que cambiaron el rumbo de Europa y el mundo en el último milenio. También, la catedral también guardaba innumerables obras de arte y patrimonio histórico incalculable, además de ser uno por ella misma. Esperemos que la reconstrucción de este símbolo de Francia sea rápida y de buena calidad.

 

———————————————

Visita nuestro artículo recomendado:

MEJORES WEB PARA COMPRAR BOLETOS DE AVIÓN

¿Qué te ha parecido el post?

haz clic en una estrella

Promedio de estrellas / 5. contador votos

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.