Objetivos organizacionales con ejemplos

Se denomina organización al conjunto de personas que se reúnen con un fin particular ya sea empresarial mercantil o incluso altruista, en este sentido los objetivos organizacionales son en realidad un conjunto de metas trazadas por la organizaciones que pueden o no tener fines de lucro, son las expectativas de crecimiento o avances en alguna área que tiene una organización en especial si es una empresa o negocio. Igual que cualquier tipo de objetivo, los objetivos organizacionales son finitos y una vez que se alcanzan se crean unos nuevos.

Vale la pena destacar que estas proyecciones o criterios por consolidar son cimentados en base a un plan inicial el cual está supeditado a la dirección estratégica de una empresa, lo cual también incluye la respuesta a accidentes e imprevistos que surjan del medio ambiente en que se desempeña. La recuperación de situaciones retadoras, la superación de retos inesperados o dificultades nacidas dentro del mercado, son sólo algunas posibilidades de objetivos organizacionales de origen externo.

Tipos de objetivos organizacionales + ejemplos

Los tipos de objetivos organizacionales se pueden clasificar entre grupos a largo, mediano y corto plazo, porque las metas fijadas deben venir en concordancia al crecimiento a la empresa y factores externos como la situación socioeconómica de un país, región o territorio, en donde se encuentra establecida la organización. En este sentido, aquí te dejamos una taxonomía de los tipos de objetivos organizacionales.

  • Objetivos organizacionales a largo plazo: son aquellos que sirven de guía para las decisiones estratégicas tomadas en la empresa u organización de otro tipo, se dan en el futuro remoto. Es también conocido como objetivo general u objetivos generales. Por ejemplo: Ser la mejor empresa de electrodomésticos del mundo.
  • Objetivos organizacionales a mediano plazo: son aquellas metas que se fijan para cumplirlas o concretar las en un lapso de tiempo determinado pero definido en un futuro no tan lejano y por las cuales hay que trabajar día con día para ir alcanzándolas. Son también conocidos como objetivos tácticos y siempre actúan en pro del objetivo general o de largo plazo. Por ejemplo: Aumentar el promedio de venta anual.
  • Objetivos a corto plazo: son aquellos micro logros que esperan consolidarse en un pequeño lapso de tiempo y a través el trabajo constante. Su cumplimiento debe ser menor a un año, quizás diario. Son los que le dan la subsistencia  al negocio. Por ejemplo: Lograr que la mercancía rote diariamente en la tienda al menos en un 50%.

¿Cómo establecer los objetivos organizacionales?

Es prudente decir que los objetivos organizacionales están supeditados o van a depender de la misión y visión de la empresa u organización en la que se esté inmerso, pero es necesario crear una secuencia lógica de pasos a seguir para poder estar a tono con la realidad económica y financiera.

Entre dichos pasos se encuentra reconocer los diversos aspectos internos tales como:

  • Las prioridades empresariales y sus tablas de valores: se debe identificar y planificar cuáles son los aspectos urgentes a resolverla dentro de una organización con o sin fines de lucro.
  • Conocer los estándares empresariales: para poder construir y renovar los objetivos de la empresa hay que saber cuáles han sido los mayores puntos de excelencia de la misma para intentar rebasarlos o mejorarlos, esto sirve para tener los pies sobre la tierra. Para planificar los objetivos, es necesario conocer costos, factibilidad, capacidad operativa y otros ítems para poder cimentar objetivos que sean realmente ejecutables.
  • Lleva las cuentas claras: para poder establecer objetivos organizacionales reales es necesario tener un bosquejo de la situación financiera de la empresa.
  • Divulgar los objetivos lo suficiente: para lograr una fijación de metas y necesario que todos los escalafones de empleados en una empresa reconozcan cuáles son las aspiraciones que se tienen para poder alcanzarlas.

Importancia de los objetivos organizacionales

El cumplimiento de los objetivos organizacionales da pie a mantener contentos a la clientela o público meta. Los objetivos de una empresa le proveen de su legitimidad, ya que una empresa que no alcanza sus metas no logrará convencer a futuros clientes o inversionistas. Esta es una realidad que todos los actores conocen, una empresa desde los dueños, gerentes y empleados en las diversas áreas, deben comprender para poder maximizar su efectividad. El cumplimiento de los objetivos organizacionales, sobre todo los de mediano y corto plazo, dejan ver a la junta directiva de la empresa cuál es el estado de efectividad las políticas empresariales a nivel organizacional. Del mismo modo permite medir la capacidad de trabajo el nivel de compromiso de los trabajadores y empleados.

Artículo anterior100 Nombres para peces machos
Artículo siguiente(LISTO LISTO)9 Mejores páginas web para hacer encuestas online
Estudiante de medicina (ULA), escultor y trovador. Redactor y Editor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí