Ofiuco (el cazador de serpientes) cambió el horóscopo

¿Nos cambiaron los signos del zodiaco?

 

Naciste el 10 de diciembre, tu horóscopo de hoy dice: “Sagitario (23 nov-21 dic): día de grandes oportunidades, en el amor debes reforzar la comunicación con tu pareja y en recreación no dejes de visitar procrastinafacil.com….”. ¿Y si te dijéramos que tu signo no es sagitario sino OFIUCO, y que los signos del zodiaco pudieran no ser correctos en su concepción comúnmente aceptada? Continúa leyendo y te contaremos algunos datos interesantes de este incomprendido signo zodiacal. Seamos honestos, independientemente de la incredulidad o escepticismo, todos hemos recurrido alguna vez al horóscopo y a los signos zodiacales para conocer qué nos depara el azar y la fortuna en nuestra vida cotidiana, algunos lo toman como un simple juego y otros como la fuente de las verdades reveladas que determinarán sus desempeños diarios.

 


Te puede interesar:

Las MANDALAS y el cosmos


 

¿Qué son los signos zodiacales y el horóscopo?

 

Constelaciones
Constelaciones. Fuente: wikimedia.

 

La concepción del zodiaco y de los signos zodiacales fue establecida por astrólogos y matemáticos del Imperio Babilónico y de la Grecia Antigua varios siglos antes de Cristo.

 

El Zodiaco no es más que una franja o línea imaginaria por la cual transitan el sol y los planetas durante sus movimientos de traslación, en el caso de la tierra con una duración de 365 días aproximadamente.

Durante este transitar, los planetas atraviesan zonas que pueden ser delimitadas o asociadas a constelaciones o agrupaciones de estrellas, que por su lejanía, permanecen casi invariables en el tiempo; estas constelaciones son definidas principalmente según su forma, y adquieren nombres de animales o de guerreros mitológicos, etc. Los astrólogos de la época determinaron, con sus limitados instrumentos de observación y sus escasos conocimientos de física y astronomía, que la tierra transitaba por 12 constelaciones: Aries, Taurus, Gemini, Cancer, Leo, Virgo, Libra, Scorpius, Sagittarius, Capricornus, Aquarius y Pisces; las cuales constituyeron entonces los signos zodiacales conocidos. A estos signos zodiacales se les asignó, casi arbitrariamente, una duración uniforme de aproximadamente 30 días.

Para la misma época, aunque se comenzaban a sentar los cimientos de las matemáticas y la astronomía, el conocimiento científico era muy limitado, no existían explicaciones lógicas y racionales para la inmensa mayoría de fenómenos cotidianos por lo que estos fueron explicados o aceptados como designios de los dioses, o como eventos determinados por la influencia de los astros. Surge de esta manera el horóscopo como método de predicción y determinación de la vida diaria basado en la influencia de la posición de los astros en el momento del nacimiento de los individuos.

El horóscopo “babilónico” se ha mantenido a través del tiempo, y aunque se ha diversificado por regiones (Occidente, India y China) la distribución conceptual esencial de 12 signos es muy similar.

 


Te puede interesar:

Los astros y los signos


¿Y entonces, quién es OFIUCO?

 

signos zodiacales
Como puedes intuir, querido lector, la 13ava constelación o signo zodiacal, es OPHIUCHUS, y la conclusión derivada es obvia, el horóscopo en el que hemos creído (o no) durante los últimos siglos, es completamente impreciso, por no decir falso.

 

Como se mencionó anteriormente, el tránsito de los planetas, o de la tierra puntualmente, por su línea zodiacal (elíptica) y por las diferentes constelaciones es casi invariable en el tiempo; pero se ha determinado que luego de 3 mil años y producto de los cambios en la inclinación del eje del globo terráqueo, esta línea o franja zodiacal y sus límites sí han sufrido alteraciones, comprobándose gracias a la luz del conocimiento científico en astronomía y astrofísica, dos aspectos de gran relevancia, el primero: en la era actual, la tierra atraviesa 13 constelaciones, no 12 y casi 14; y el segundo: la duración del tránsito por cada una de estas 13 constelaciones o signos zodiacales no es uniforme, teniéndose como ejemplos extremos a Escorpio y a Virgo con 6 y 45 días de duración, respectivamente.

Recomendamos leer el artículo científico del Dr. B Tatum publicado en el Journal of the Royal Astronomical Society of Canada)

Ofiuco: el cazador de serpientes, dios de la medicina y de la curación

 

Esculapio
El báculo o vara de Asclepio para los griegos o Esculapio para los romanos. Fuente: wikimedia.

 

La presencia de Ofiuco fue advertida por la Unión Astronómica Internacional desde 1930. La constelación de Ophiuchus se encuentra, vista desde la tierra, entre las constelaciones de Escorpio y Sagitario. En la mitología griega representa a Asclepio (Esculapio) dios de la medicina y de la curación, y se representa como un cazador de serpientes, cuyo símbolo es la vara de Esculapio, símbolo usado también en Occidente para representar a la ciencia médica. Según la astronomía, la tierra atraviesa esta constelación del 01 al 18 de diciembre, solapándo o eclipsando completamente al Sagitario del horóscopo tradicional (23 nov-21 dic). Según los astrólogos creyentes, los nacidos cuando la tierra atravesaba Ofiuco, son personas inteligentes, intuitivas, altruistas, y con gran capacidad para desarrollarse en oficios de servicio a las demás personas, como la medicina.

 


Te puede interesar:

La NASA nos revela más de la vía láctea


¿El viejo o el nuevo horóscopo, qué hacemos?

 

 

Rueda fortuna
Fuente: pixabay.

 

La respuesta es muy simple: NADA. Evidentemente, la noticia de la alteración del horóscopo convencional y de la aparición de Ofiuco no fue del agrado de la comunidad de astrólogos, videntes, adivinadores y similares, quienes de inmediato generaron gran resistencia mediática y lograron que sus seguidores se mantuvieran fieles a la tradición establecida; de esa manera, Ofiuco, se convirtió en una “artimaña” más de la ciencia contra el mundo de lo sobrenatural. Y eso no es del todo malo, la misma ciencia ha demostrado la importancia de los sistemas de creencias en el bienestar de las personas, y por definición esos sistemas de creencias deben ser mágicos, irracionales, en los que se puedan resguardar todas nuestras emociones y necesidades espirituales. Así que es mejor dejarlos como han estado.

Conclusión

 

Eppur si muove (sin embargo, se mueve), y lo hace a través de 13 constelaciones (no 12) y cada vez más cerca de una 14ava, la constelación Cetus (Ballena). No obstante, nunca perdamos la emoción y la ilusión de encontrar en nuestro diario matutino (o aplicación digital) la buena noticia dada por el horóscopo, de que ganaremos la lotería, obtendremos un ascenso laboral o que finalmente conquistaremos a la persona de nuestros sueños. Un poco de cursilería nunca es malo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ofiuco (el cazador de serpientes) cambió el horóscopo
5 (100%) 1 vote

Comparte en tus redes si te gustó.
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares
  •  
    11
    Shares
  • 11
  •  
  •  
  •  

Prof. Fac. Medicina ULA (Mérida-Venezuela), meritócrata liberal, agnóstico panteista, biólogo, inmunólogo básico, bioestadístico accidental, daltónico, ISTJ, esposo de Nubia Silva.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider