8 Oraciones Milagrosas de Fe (para cualquier momento)

El primer paso para entrar en oración es la fe. Cuando confiamos en el poder incalculable de Dios podemos entrar en contacto con él y obtenemos muchas gracias y milagros en nuestra vida.  Sin fe las oraciones tendrían un tinte mágico y exotérico dejando así de ser cristianas para pasar a un ámbito pseudo-religioso. La fuerza de la oración está en la fe que tengamos al rezar. Sin juntamos palabra y fe tendremos mucho éxito. Como decía San Juan Bosco (1815-1888) el santo patrono de los jóvenes:

“Como sea tu fe así serán las cosas que te sucederán”.

Si tenemos  esa fe profunda en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, en la Virgen María y en los Santos conseguiremos  auténticos milagros.

TE PUEDE INTERESAR: ORACIONES DE SANACIÓN

Advertisement

Oración al Poder de Dios

Advertisement

Padre Todopoderoso de quien ha salido todo cuanto existe, tu fuerza es invencible, nadie se te puede comparar. Acudo a ti en este momento para confiarme a tus manos benditas y a tu poder de Padre. Soy tu hijo, necesito de ti, de tu fuerza y de tu amor. Rodéame con tu misericordia para que pueda lograr aquello que necesito para mí en este momento. Amén

Alabanza al Buen Dios

Tú eres Santo, Señor Dios único, que haces maravillas. Tú eres fuerte,  Tú eres grande, Tú eres Altísimo. Tú eres el Bien, todo Bien, Sumo Bien, Señor Dios vivo y verdadero.

Amén.

Oración por la Paz

«Señor Dios, creador del universo, bajo cuya providencia se desarrolla el curso de la historia, muéstrate propicio a nuestras súplicas y concede a nuestro tiempo la tranquilidad de la paz, para que estemos siempre llenos de gozo, alabando tu misericordia»

Amén

(Tomada del Misal Romano)

Oración a Jesucristo

Señor Jesús, mi Dios y mi todo. Acudo a ti que eres el mediador entre Dios y los hombres para presentarte mi súplica (se dice la intención en silencio). Te pido que presentes mis necesidades ante el trono de tu Padre Celestial.  Jesucristo Bendito, enséñame a orar, a levantar mis manos al Cielo.

Amén.

Oración a la Sangre de Cristo

«Sangre de Cristo protégeme,  amor de Cristo protégeme, manto de María cúbreme. Señor establece con el poder de tu Sangre redentora una muralla de defensa a mi alrededor, una muralla entre mí y el mal y que el poder de tu Sangre cubra hasta el más mínimo resquicio por donde el demonio quiera colarse»

Amén.

(Tomada de la Renovación Carismática Católica)

Oración a la Santísima Trinidad

Santísima Trinidad, gracias te doy. Tu divina providencia nos cubra cada momento, para que nunca nos falte techo, vestido y sustento. Amén

Oración a la Virgen María

Madre de Dios y madre de todos los hombres, cúbrenos con tu santísimo manto, aleja de mí y de mi familia cualquier desgracia y tristeza. Protégeme siempre del mal, llévame a tu Hijo Jesús y dame la alegría de vivir.

Amén

Virgen de Guadalupe

Consagración a María

«Oh Señora mía, Oh madre mía. Yo me ofrezco enteramente a ti y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día: mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón en una palabra todo mi ser. Ya que soy todo tuyo Oh madre de bondad. Tómame como cosa y posesión tuya»

Amen

(Devocionario popular)

Oración a San Miguel Arcángel

«San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra las asechanzas del enemigo. Y Tú Príncipe de las milicias celestiales con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas»

Amen

(Tomada de Oraciones a San Miguel)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.