El regalo más grande que Dios da son los hijos. Son sin duda una bendición, una responsabilidad y un consuelo. Tener un hijo es ser cooperador de Dios en la obra creadora. Los hijos alegran el hogar y reconfortan el corazón. Cada hijo es una parte de nuestro ser, están intrínsecamente unidos a lo que somos. Se nutren con nuestro amor, nuestro cuidado y nuestra oración continua. En la vida están expuestos a un sinfín de riesgos y peligros por eso cobijarlos con nuestra oración es algo muy importante. Sólo Dios sabe lo que necesitan y lo que buscan de verdad. A las manos benditas del Creador los entregamos, él nos los da y nosotros los ponemos bajo su cuidado celestial.

TE PUEDE INTERESAR: ORACIONES CORTAS PARA NIÑOS.

Advertisement

Contenidos del post


Oración de Protección

Advertisement

¡Oh Padre del cielo! De ti procede toda bendición y toda gracia. En el nombre de Jesucristo, tu Hijo amado y por el poder de su preciosa sangre te entregamos a nuestros hijos, cúbrelos con tu poder, protégelos de todo mal y de todo peligro. Encadenamos y atamos cualquier influencia o persona que desee hacerles daño, que dondequiera que estén sus pasos estén seguros.

Amén.

Oración de Sanación

Jesús, médico divino. A tus benditas manos encomendamos a nuestros hijos…, Tuyos son, tú los conoces; sabes las heridas y tristezas de su corazón. Sana y libera a mis hijos de cualquier atadura, bloqueo o influencia del mal. Que sólo tu amor los acompañe y los restaure totalmente. Los pongo en tus manos Oh Jesús. Sánalos y robustécelos.

Amén.

Oración por la salvación de los hijos

Advertisement

Señor, en este día, vengo a pedirte por mis hijos. Ya me los diste sanos y robustos, Bendito seas. Ahora te pido por lo más grande y noble que hay en ellos: su corazón. Haz que sean buenos, que sigan el camino correcto y alcancen la salvación de su alma y la alegría de tenerte como Dios y Padre. Que sean misericordiosos con los que sufren, que se abran a la caridad y a la solidaridad. Guárdalos Señor.

Amén

Pidiendo Prosperidad y éxito para los Hijos

Oh Dios, en esta hora de tantas dificultades y pruebas te quiero pedir confiadamente que le abras las puertas de la prosperidad y del bienestar a todos mis hijos. Que cada uno encuentre el camino que le haga feliz, que venzan los obstáculos, que todos sus proyectos, sueños y anhelos más profundos se realicen de acuerdo a tu Santísima voluntad. Dales lo que necesitan en este momento y que tu bendición los ampare.

Amén,

Oración a la Virgen María por el bien de los hijos

María de Nazaret, Virgen y Madre, consuelo de los que sufren y refugio de los pecadores. Te entrego a tus divinas manos a cada uno de mis hijos. Que tu manto y tu ternura maternal les envuelva hoy y siempre. Madre Santísima, luz y alegría de  nuestro corazón, bendice mi hogar y especialmente a mis hijos.

Amén

Oración a los Arcángeles poderosos por los hijos

Advertisement

En nombre de Jesús, Rey y Señor invoco a San Miguel Arcángel, San Gabriel y San Rafael. Oh Arcángeles gloriosos expulsen a todo espíritu del mal que pueda hacer daño a mis hijos, que el amor de Dios venza todo mal y peligro.

Amén

Oración Eficaz

Padre del cielo, con corazón agradecido y confiado pido hoy el bienestar de todos mis hijos, que nada les falte, que sus caminos estén bendecidos por ti. Que amen más la alegría de una conciencia limpia que los placeres mundanos. Que tu bendición los rodee.

Amén

Advertisement

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.