¿Te has preguntado alguna vez de dónde vienen los nombres de los colores? Nuestra cotidianidad está llena de color, todas las cosas que vemos a través de nuestros ojos tienen un color particular que cada persona percibe de una forma distinta. Desde el inicio de la humanidad hemos tenido la necesidad de describir e interpretar todo lo que vemos y una forma de hacerlo ha sido a través de los nombres dados a los colores que percibimos, por lo que a través del lenguaje de la palabra, culturalmente hemos definido palabras específicas para llamar a cada color con un nombre distinto que obedece a su característica o se relaciona con un objeto particular. Queremos contarte un poco sobre el origen que tienen los nombres de los colores y cómo varían en diferentes partes del mundo.

Variedad de colores
Advertisement

Primero debemos saber que…

El color es simplemente una interpretación que hacemos cuando percibimos el reflejo de la luz sobre la superficie de las cosas. Todas las cosas absorben rayos de luz y generan reflejos que viajan en ondas funcionando como estímulos nerviosos para nuestros ojos.


Como la percepción del color es una mera interpretación de nuestro cerebro, históricamente hemos descrito lo que vemos atribuyendo nombres para diferenciarlos, pero estos nombres han variado y se han transformado dependiendo de la época y el lugar.

Por ejemplo, en la antigüedad, Platón describía cuatro colores básicos: Blanco, Negro, Rojo y Brillante. Hoy en día no hablamos sobre el brillante como un color sino más bien como una característica que puede tener cualquier color.

Tambien puede interesarte: ¿Cuáles son los colores primarios y secundarios?

Entonces, ¿por qué le pusimos blanco al blanco, negro al negro, azul al azul y así a cada color?

En nuestra lengua castellana los nombres que hemos designado a cada color tienen una historia bastante interesante. La etimología de cada uno varía y tiene orígenes diferentes, algunos provienen del latín, otros de origen alemán, árabe, español, etc.

Veamos la historia de los nombres de los colores más conocidos:

ROJO

Color rojo

El término rojo proviene del latín Russeus, de la raíz indoeuropea rudh o reudh utilizado para describir el color de la sangre. Existe también el término Rusus, que es un adjetivo latino que significaba rojo fuerte.

Antes del siglo XV en España el color rojo era llamado bermejo, colorado o encarnado. Pero el término bermejo tuvo mayor éxito en el portugués “vermelho” que vienen del latín vermículos, diminutivo de vermes que significa gusano, haciendo referencia a los guanos que producían el tinte rojo.

También se habla de carmesí, que viene del árabe y por otro lado encontramos que en las lenguas germánicas el término evolucionó a reuthas de donde procede el alemán rot y en ingles red.

Es interesante acotar que de la raíz Ruth obtuvimos otras palabras como por ejemplo arrollo, por la forma de brotar de la sangre, arrojo o rubio.

VERDE

Advertisement
Color verde

Lo relacionamos con la naturaleza y el medio ambiente, con la salud, el bienestar. Esto es porque Verde proviene de la raíz latina Vir, que luego dio origen al adjetivo viridis que significa vigoroso, vivo, joven o lleno de fuerza, haciendo referencia a todas las plantas llenas de sabia.

Este término comenzó a utilizarse en el castellano apenas en el siglo XI y de él derivan otras palabras como por ejemplo verdugo, que originariamente significa rama verde usada sobre todo para propinar azotes.

También del griego khlorós que significa verde tenemos palabras como clorofila o la sustancia química cloro que tienen tonalidades de este color.

NARANJA

Color naranja

¿Será que el color viene de la fruta o la fruta del color? Se sabe que la fruta fue introducida en Europa por los árabes y la palabra deriva del árabe hispánico Naranga, éste del persa nārang y a su vez del sánscrito nāraṅga. Por ello, se confirma que el color viene dela fruta y en muchos lugares se le llama con nombres distintos; por ejemplo se le dice a la fruta china o chinita en Puerto Rico, naranjo en Chile, y en el Diccionario de la lengua española de la RAE se recoge las palabras naranja, anaranjado y naranjado para designar este color.

AMARILLO

Advertisement
Color amarillo

Aunque es un color que nos trasmite alegría, su origen es todo lo contrario. Viene del latín amarellus que a su vez deriva de otro término latino amarus que significa amargo o triste. Se dice que existía una enfermedad llamada ictericia causada por el mal funcionamiento de la bilis, a la que llamaban en aquel entonces humor amargo y que ponía la piel de los enfermos amarilla.

En castellano se empieza a utilizar este término en el siglo XI. Y también en otros idiomas como el francés, italiano, inglés y alemán, el origen es el germanismo latino galbus.

AZUL

Color azul

La palabra azul se introdujo en el castellano a través de los árabes con el término lazward que significa lapislázuli, utilizado para llamar una piedra preciosa muy apreciada en la antigüedad que es de color azul intenso. A su vez, el vocablo lapislázuli se formó del latín lapis que significa piedra y del lazuli, que es una forma genitiva del latín medieval lazulum, que evolucionó del árabe clásico lzaward, y este de lžavard, que era el nombre persa de la joya.

VIOLETA

Advertisement
Color violeta

Deriva del francés violette, este del francés antiguo viole, y este del latín vĭŏla, que hace referencia al color de los pétalos de las plantas homónimas del género Viola; y el sufijo diminutivo francés –ette agregado a esta término.

NEGRO

Pantera negra

Viene del término n-ger que significa río y dio origen al nombre del río Niger y a las personas de piel oscura que vivían a sus orillas que se les llamaba nigritae. Los romanos distinguían dos tonos de negro: el mate al cual llamaban ater y negro brillante era niger, pero en el castellano nos quedamos con niger que derivó en la palabra negro. Es utilizada para describir el color más oscuro o ausencia de luz.

Un dato curioso es que de aquí derivan otras palabras como por ejemplo: denigrar que significa manchar, ennegrecer la reputación de alguien. Apenas en el siglo XII es cuando se comienza a utilizar esta palabra en el castellano.

BLANCO

Advertisement
Color blanco

La palabra blanco proviene del alemán blank que significa brillante, y esta a su vez viene de la raíz indoeuropea blehg que es chispear o brillar. Anteriormente se hablaba de albo, derivada del latín albus, que hacía referencia a un blanco mate y candidus, que era un blanco brillante; pero es después que los Teutones utilizan el término blank para nombrar a los caballos más claros, así que durante las invasiones bárbaras se impuso esta palabra.

Aun hoy utilizamos la palabra alba como adjetivo para blanca, cuando por ejemplo hablamos del amanecer y en español tenemos otras palabras como cándido, candente o canas que proceden de candidus. Y otro dato curioso es que en griego blanco es leukós, y de allí tenemos derivados científicos como leucoma o leucocito, que significa “glóbulo blanco”.

ROSA O ROSADO

Rosa o rosado

Su nombre en castellano refiere al color de la mayoría de variedades de flores de los rosales antiguos. Por ello la palabra rosa proviene del latín rosa que designa a la flor homónima y rosado deriva del latín rosatus que significa color de la rosa.

La palabra rosa llegó al idioma latín a través del término griego rhódon que significa flor del Rododendro. Se dice que su raíz llegó del protoindoeuropeo wrdho que significa espino, zarza.

En idiomas como el latín, español, italiano y portugués se escribe Rosa; en francés y alemán rose; posa en ruso, y sólo algunos como el inglés, lo separan de su referente y lo nombran como adjetivo autónomo: pink.

Apenas en el siglo XIII comienza a utilizarse este término en Europa.

 MARRÓN

Advertisement
Color marrón

Viene del francés marrón que significa castaña. No existe un tono específico de marrón así que en algunos lugares se le llama pardo, café, carmelita, canelo o castaño a colores semejantes a los tonos encontrados en la naturaleza en los troncos por ejemplo, o el pelaje del oso pardo.

GRIS

Nubes grises

Puedes darle un vistazo a esto: Un colorido abismo

Deriva probablemente del provenzal gris, derivado del latín medieval griseus, y este del protogermánico grisja. ​

Estos son los colores más conocidos por la mayoría de las personas en casi todas partes del mundo,  pero…

Existen muchos otros nombres que se utilizan para designar la infinidad de tonos que podemos percibir. Por ejemplo hablamos de color salmón, rosa vieja, turquesa, azul marino, amarillo pollito, morado, vinotinto, caoba, trigueño, verde agua, entre otros; como ves cada uno se denomina  en relación a ciertos objetos y cosas como el mar, el vino, animales, frutas etc.

Diversidad de colores

Y si profundizamos un poco más, los nombres cambian según las culturas en distintos lugares del mundo: el berinmo, un lenguaje de Papúa Nueva Guinea, tiene cinco colores principales. En tsimane, que habla un pueblo indígena de la Amazonía boliviana, hay solamente tres: negro, blanco y rojo. Esto no significa que veamos distintos los colores, sino que simplemente los llamamos con nombres diferentes y según las necesidades culturales se habla de unos más que otros; esta afirmación la sustenta el Laboratorio del Lenguaje del MIT, cuyas investigaciones afirman que inventamos palabras para designar colores porque queremos hablar sobre los objetos que los presentan.

Se dice que los países más industrializados tienen más colores porque se ha hecho necesario nombrar los distintos pigmentos de infinitas tonalidades que se producen. Así que te vamos a dar ejemplos de algunas variaciones de estos nombres en diferentes idiomas, aunque por supuesto quedan muchas otras que no nombraremos:

Amarillo: yellow  –  amarelado  –   jaune – gelb

Azul: blue – bleue – blau

Blanco:  white   –   branco  –   blanche

Azul eléctrico: electric blue  –   azul elétrico –   bleu électrique

Rojo: red   –   vermelho   –   rouge

Azul marino: navy blue –   azul marinho  –   bleu marine

Caoba o rojo indio: mahogany   –   mogno   –   acajou

Azul claro: light blue  –   azul clara   –   bleu clair

Púrpura: purple   –   pourpre

Verde: green   –   vert

Naranja: orange   –   laranja   –   anaranjado

Negro: black   –   preto   –   noire

Marrón: brown   –   castanha   –   brune

Gris: gray   –   cinza –   grise

Finalmente y no menos importante ¿sabes de dónde viene la palabra color?

La palabra color viene del latín color – coloris y es el nombre de efecto o resultado. Con el sufijo or que viene del verbo celare que significa ocultar o cubrir. La idea pasó a significar un matiz que oculta o cubre y luego se quedó solo en matiz.

Algunos dicen que también existen dos versiones sobre la razón por la cual llamamos color a la tonalidad de las cosas. Por otro lado algunas personas aseguran que esto no tiene una base científica, te lo comentamos:

1. Color tiene analogía con el término calor, puesto que antiguamente, los primeros pigmentos utilizados para pintar se obtenían del calor.

2. Color tiene analogía con el término colare, ya que igualmente en la antigüedad para obtener los pigmentos era necesario colar la materia de donde se sacaban.

En ambas versiones se da una relación con la actividad humana referente al color y los primeros pigmentos elaborados para pintar. Aunque en aquel entonces no existieran estas palabras para designarlos.

Pigmentos y colores

Así que podemos concluir que los nombres de los colores varían en las diferentes culturas. Aunque parece haber un origen común que se ha diversificado según los idiomas, necesidades, desarrollo industrial y modos de vida en todo el mundo. Aun así, en general tenemos los mismos colores en todo el mundo: las hojas son verdes de distintos tonos en cualquier parte del mundo, aunque en inglés se llame Green, por ejemplo.

Advertisement

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.