Memoriza cientos de cosas a través del método “Palacio de la memoria”

¿Te has puesto a pensar como sería nuestra vida sin Wikipedia, ni Google, ni siquiera las búsquedas de internet, buscar todos esos contenidos en los libros a la antigua como lo hacían nuestros abuelos, bisabuelos y tatarabuelos? Nuestra forma de educarnos ha cambiado y así lo ha hecho la forma en la que buscamos información, ahora impera más saber buscarla que poder encontrarla. La creatividad es valorada por encima de la capacidad de memorizar pero, ¿acaso memorizar grandes cantidades de información es una habilidad obsoleta?  

Tener una buena memoria será siempre una habilidad valiosa, nos permite relacionarnos de forma adecuada con nuestros semejantes y tener cierto éxito en nuestras cruzadas intelectuales pero, como en todo, los extremos pueden ser extraordinarios o bien, patológicos. Antes de pasar a ver como crear un palacio mental conozcamos algunos casos curiosos sobre la memoria reportados en la literatura medica:

Casos peculiares sobre la memoria

  • H.M, el hombre sin memoria:

Un interesante caso es el de H.M. (En la literatura médica a los pacientes se les nombra por sus iniciales y no su nombre completo, esto en virtud de proteger su identidad). Bien, Henry Molaison (cuando falleció, se reveló su nombre), es uno de los pacientes más estudiados para determinar el rol del hipocampo con la memoria, las estructuras relacionadas y su funcionamiento dentro del cerebro. Molaison, fue un hombre que la mayor parte de su vida sufrió de una severa amnesia anterógrada, es decir era incapaz de formar nuevos recuerdos, todos su recuerdos y su memoria habían quedado justo como cuando tenía 27 años, todo esto a raíz de una aparatosa operación que si bien le curó de la epilepsia le causó sin querer un grave daño iatrogénico. Uno podía conversar con normalidad con Molaison, pero al paso de unos segundos olvidaba con quién estaba hablando, dónde estaba, qué fecha era, qué era el internet, la existencia de sus nietos, sin embargo, recordaba toda su vida antes de los 27 años.

Henry Molaison
Paciente de H.M de la literatura medica.
  • El verdadero Rainman:

Otro caso interesante es el de Lawrence Kim Peek, conocido por sus amigos como Kimputer. quien tenia sindrome “savant” el cual aplica para las personas que tienen  discapacidades motrices que tienen una gran habilidad para hacer calculos y recordar casi cualquier cosa. Kim fue inspiración para una famosa película de finales de los años 80 llamada Rainman. Cuando Kim nació sufrió con una extraña condición que le hacía tener mucho peso sobre su cabeza, prácticamente la tenía que arrastrar hasta que tuvo 3 años de edad, luego tras una serie de cirugías tuvo que afrontar muchos cuidados, su situación empeoró, estuvo en coma y con medicamentos hasta los 15 años, cuando despertó tenía un gran interés en los libros. Empezó a demostrar una habilidad extraordinaria para recordar todo lo que leía, con solo escuchar una vez una pieza musical podía reproducirla exactamente en el piano. Kim podía calcular en que día de la semana había caído una fecha siglos atrás. Con solo leer una vez un libro, retenía un 90% de su contenido en su memoria. Era capaz de recitar miles de dígitos del número Pi.  Parecía como si es cerebro de Kimputer no tuviera un limite de memoria. Lamentablemente Kim fallece en el año 2008. Dos extremos, y ambos son fascinantes, sin embargo, Peek no sabía explicar o no era consciente del proceso para llevar a cabo tales acciones.

Documental recomendado de Kim Peek.

Kim Peek – el autentico "Rain Man"

SuperMemoria ¿Habilidades innatas o adquiridas?

 

Joshua Foer grande mnomotecnista
Joshua Foer ganador del campeonato mundial de memoria. Tomada de Wikipedia Commons

En el año 2006, Joshua Foer, un periodista estadounidense gana el campeonato de memorización de su país,  al memorizar 115 caras y nombres en 5 minutos, 2 mazos de cartas en 1 minuto, varias poesías no antes publicadas, 95 palabras no relacionadas y números, además de otros retos de memorización. Foer a diferencia de Peek o de Molaison no sufrió ningún evento que haya afectado o puesto en detrimento su salud y la estructura de su cerebro en el pasado, simplemente entrenó durante un año y conoció varios expertos, atletas mentales que le asesoraron y le revelaron algunos secretos y técnicas. Con el  entrenamiento con estas técnicas, Foer hizo cosas que para Peek eran naturales. Foer aprendió algunos métodos como el PAO Person, Action, Object, el Major System y El memori loci o el Palacio de la Memoria, que trataremos más adelante.

Curiosamente estos métodos han existido desde hace siglos atrás, cuando los libros y textos eran tan escasos que la gente recurría a memorizarlos. Has escuchado la expresión “En primer lugar”, bueno, es un vestigio de la técnica del Palacio de la Memoria.

Con el método del loci, podrías memorizar fácilmente tus apuntes de clase, farmacos, grandes listas de compras, masos de cartas, incluso podría ayudarte mucho si quieres aprender un idioma nuevo como el inglés.

¿Cómo crear un palacio de la memoria?

La técnica consiste en asociar nuestra memoria espacial con nuestra memoria declarativa que es aquella de la que somos conscientes, en un sitio cuya arquitectura conozcamos, llámese nuestro palacio, vamos a ir colocando en lugares dentro de esa estructura objetos y para recordar simplemente caminamos dentro de la estructura siguiendo el orden en el que colocamos los objetos.

Los objetos no estarán puestos allí literalmente, sino que usaremos representaciones de ellos, estas deben ser divertidas o interesantes para nosotros  para que puedan “pegarse” en nuestra mente. ¿Parece complicado? la vedad es que es más fácil de lo que imaginas.

Ejemplo de un palacio de la memoria:

Supongamos que queremos memorizar la siguiente lista:

  • Ajo picado
  • Queso
  • Salmón ahumado
  • 6 botellas de vino
  • 3 Hula hoops
  • 1 equipo de Snorkel
  • 1 máquina de hacer hielo seco
  • Enviarle un email a Sofia
  • Un traje de animal print

Para cada objeto de la lista voy a imaginar algo que los represente, que me parezca divertido, interesante o que llame mi atención, cada una de esas imágenes las voy a colocar en mi palacio de la memoria, en éste caso voy a escoger el apartamento donde viví mi infancia, luego imaginaré que camino a través de él y veo cada una de las imágenes. Mi representación queda de la  siguiente manera:

Al abrir la puerta de apartamento veo en el piso un recipiente con el ajo picado, me imagino su olor, su textura, luego al levantar la mirada me topo con la cocina, ahí puedo ver un gran queso, pero de repente también puedo ver a mi hermana lavándose el cabello, frotándose un queso en la cabeza, luego camino un poco y miro a una luz que da hacia unas escaleras, en vez de lámpara está el salmón brillante, echando humo, continúo mi trayecto por el apartamento y en un pasillo encuentro las seis botellas de vino humanizadas realizando alguna orgía con posiciones muy particulares, luego volteo rápidamente, me encuentro con la habitación que da a la sala ahí está mi hermano jugando con 3 hula hoops y con un equipo de Snorkel encima, sigo avanzando, me encuentro una caja negra con mucho humo blanco y tiene hielo adentro, que me recuerda a la máquina de hacer hielo seco, y justo está encima del escritorio de la computadora que tenía cuando era niño, si le veo la pantalla veo el logo de Gmail y al lado una pestaña donde está puesto un vídeo, algo así como “Obedece a la Morsa” pero llamado “Obedece a Sofia”, aparto la mirada y me asomo por una ventana, en la calle se puede ver una tela con animal print encima de un kiosco tapando el sitio donde en la vida real hay un grafiti cuyo autor fue un exnovio de mi prima.

Todo esto sucedió en 10 segundos en mi mente. Han pasado ya tres semanas y aún puedo recordar esa lista, simplemente vuelvo a caminar por ese lugar. De la misma forma puede ser usado el método para memorizar poemas, elaboradas listas, entre otras cosas. Los otros métodos se basan en un razonamiento similar, hacer representaciones de los objetos de forma que sean agradables o interesantes para que se queden pegadas y luego poder recordarlas.

Finalmente. Tal vez no seamos como Foer, ni como Peek, ni Molaison… cada ser humano es distinto. La memoria puede ser entrenada para memorizar grandes cantidades de información, así como en las artes marciales, en el arte de la memoria, la técnica supera a la fuerza.


Te  puede interesar leer:


 

¿Te animas a crear tu propio palacio mental?

Si te gustó esta lectura, recomendamos adquirir el libro “Los desafios de la memoria” de Joshua Foer. Ya sea en su versión PDF o físico. para que puedas profundizar en el mundillo de los palacios mentales y los grandes mnemotecnistas.

Memoriza cientos de cosas a través del método “Palacio de la memoria”
5 (100%) 1 vote

Comparte en tus redes si te gustó.
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
  •  
    2
    Shares
  • 2
  •  
  •  
  •  

Estudiante de medicina y bombero voluntario. Artista de tiempo incompleto.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider