Este partido tenía una connotación mucho más profunda que los 3 puntos que podían acercar a la clasificación a octavos de final tanto a los serbios como a los suizos: escondía muchas diatribas sociopolíticas en su entorno. Y es que, la victoria de Suiza en el último suspiro contra Serbia en su segundo partido de la Copa del Mundo el viernes por la noche quedó eclipsada por las celebraciones de los dos anotadores por parte de Suiza en el encuentro. Xherdan Shaqiri y Granit Xhaka celebraron de forma particular los goles que le daban la victoria a Suiza sobre Serbia y aquí en Procrastina Fácil te explicaremos la razón particular de este hecho que quedará grabado en la historia de los Mundiales.

celebracion de xhaquiri
Xherdan Xhaquiri hace la famosa celebración del águila bicéfala de Albania luego de hacer el gol de la Victoria en el partido Serbia vs. Suiza. Cortesía: MARCA.com

Ambos jugadores, que tienen un origen albano-kosovar, celebraron sus goles haciendo un gesto con la mano que representa el “águila doble” de la bandera albanesa. El uso del símbolo albanés de “manos cruzadas”, que también usa el equipo de fútbol albanés para celebrar sus goles, podría interpretarse como un acto de provocación dado que Kosovo era una antigua provincia de Serbia, el rival de Suiza, un país que nunca ha reconocido formalmente la independencia de Kosovo desde 2008 y que ha tratado de evitar que la naciente nación compita en el deporte a nivel internacional.

Pero…¿realmente cual es el motivo de este conflicto?

El centrocampista del Arsenal Xhaka nació de padres albaneses originarios de Serbia. En 1986, su padre fue sentenciado a tres años y medio en una prisión yugoslava por protestar contra el gobierno de la mayoría serbia en Kosovo. Por su parte, Xherdan nació en Yugoslavia de padres albaneses kosovares, pero se mudó a Suiza en 1992 con sus padres y tres hermanos. En algunas declaraciones a la prensa deportiva, Shaqiri dijo: “Cuando comenzó la guerra, fue imposible regresar (a Kosovo), y las cosas fueron muy difíciles para los miembros de mi familia que estaban atrapados allí… La casa de mi tío se incendió y hubo mucho sufrimiento y mi padre enviaba tanto dinero como podía, así que nunca tuvimos dinero extra para gastar cuando era pequeño, excepto tal vez algún pequeño regalo en los cumpleaños”.

🔥Xhaka , Shaqiri Destroying Serbia with the Albanian Gesture

Los goles realizados por Xhaka y Xhaquiri que han desatado la ira de los fanáticosserbios y también de las altas esferas políticas rusas

Descripción de la Guerra de Kosovo

La Guerra de Kosovo fue un conflicto rápido y altamente destructivo que desplazó al 90 por ciento de la población. La gravedad de los disturbios en Kosovo y la participación de la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN) llevaron el conflicto de Kosovo a la atención internacional a fines de los años noventa. El conflicto provocó el desplazamiento de miles de personas y tensiones duraderas entre serbios y albaneses.

“Nos robaron… No le daría ni una tarjeta amarilla ni roja, lo enviaría a La Haya. Entonces podrían llevarlo a juicio, como nos hicieron a nosotros” sentenció Krstajić.

La comunidad internacional no se ocupó de la escalada de tensión entre los albaneses y los serbios y cuando decidieron hacerlo, apoyaron inadvertidamente a los radicales en la región. Los albanokosovares en Kosovo formaron el Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) a principios de los años noventa y este grupo militante, comenzó a atacar a la policía y los políticos serbios y se comprometió en un levantamiento general en 1998. Las fuerzas serbias y yugoslavas intentaron luchar contra el creciente apoyo de KLA a través de tácticas opresivas y violencia. El gobierno destruyó aldeas y obligó a la gente a abandonar sus hogares como fue el caso de los padres de Xhaqiri y Xhaka, y también masacró pueblos enteros.

A medida que el conflicto empeoraba, la intervención internacional aumentó. El Grupo de Contacto (formado por los EE. UU., Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia y Rusia) exigió un alto el fuego, la retirada de las fuerzas yugoslavas y serbias de Kosovo y el regreso de los refugiados. Al principio, Yugoslavia estuvo de acuerdo, pero finalmente no implementó los términos del acuerdo. Y al deteriorarse dicha situación, el 13 de octubre de 1998, el Consejo de la OTAN autorizó las órdenes de activación de los ataques aéreos lo que obligó a Slobodan Milosevic presidente de Serbia, a sentarse a negociar con la OTAN y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) quienes establecerían una Misión de Verificación de Kosovo (KVM) para observar el cumplimiento sobre el terreno y establecer una misión de vigilancia aérea.

guerra de Kosovo
Un avión F-15 estadounidense despega desde una base en Italia para participar en los bombardeos de la guerra de Kosovo. Cortesía: Wikimedia Commons

A pesar de estos pasos, la situación en Kosovo se recrudeció a principios de 1999, después de una serie de actos de provocación por ambas partes y el uso de una fuerza excesiva y desproporcionada por parte del ejército serbio y la policía especial. Algunos de estos incidentes se desactivaron mediante los esfuerzos de mediación de los verificadores de la OSCE, pero a mediados de enero la situación se deterioró aún más después de la escalada de la ofensiva serbia contra los albaneses de Kosovo. Se hicieron nuevos esfuerzos internacionales para dar un nuevo impulso político a la búsqueda de una solución pacífica al conflicto. El Grupo de contacto de seis naciones establecido por la Conferencia de Londres sobre la ex Yugoslavia de 1992 se reunió el 29 de enero. Se acordó convocar negociaciones urgentes entre las partes en conflicto, bajo mediación internacional.

Estas iniciativas concertadas culminaron en negociaciones iniciales en Rambouillet, cerca de París, del 6 al 23 de febrero, seguidas de una segunda ronda en París, del 15 al 18 de marzo. Al final de la segunda ronda de conversaciones, la delegación albanesa de Kosovo firmó el acuerdo de paz propuesto, pero las conversaciones se disolvieron sin la firma de la delegación serbia. El 20 de marzo, la Misión de Verificación de Kosovo de la OSCE fue retirada de la región, tras haber enfrentado obstáculos por parte de las fuerzas serbias en la medida en que ya no podían seguir desempeñando su tarea. El embajador estadounidense voló a Belgrado, en un intento final de persuadir al presidente Milosevic de detener los ataques contra los albaneses de Kosovo o enfrentar inminentes ataques aéreos de la OTAN.

refugiados kosovares
Refugiados kosovares abandonando sus hogares el 1 de marzo de 1999. Cortesía: ONU Chile

Milosevic se negó a cumplir y el 23 de marzo en respuesta, la OTAN comenzó una campaña de ataques aéreos contra objetivos serbios, centrándose principalmente en la destrucción de edificios e infraestructura del gobierno serbio. Los bombardeos causaron nuevos flujos de refugiados a los países vecinos y la muerte de varios civiles. Estos bombardeos se prolongaron por 78 días hasta que el 10 de junio de 1999 la OTAN y Yugoslavia firmaron un acuerdo de paz para poner fin a la guerra de Kosovo. El gobierno yugoslavo acordó la retirada de las tropas y el regreso de casi un millón de personas de etnia albanesa y medio millón de personas desplazadas en general.

Desafortunadamente, las tensiones entre albaneses y serbios continuaron en el siglo XXI. Los disturbios antiserbios estallaron en marzo de 2004 en toda la región de Kosovo. Veinte personas murieron y más de 4.000 serbios y otras minorías fueron desplazados. En febrero de 2008, Kosovo declaró la independencia de Serbia. Anteriormente ya Yugoslavia había dejado de existir en 2003 y se convirtió en los países individuales de Serbia y Montenegro. Serbia, junto con muchos otros países, se negó a reconocer en ese momento la independencia de Kosovo.

Bosnia, Serbia y Croacia: la guerra de Yugoslavia en 6 minutos

Una breve explicación de los hechos sucedidos durante la guerra de Kosovo

Actualmente, Kosovo y Serbia han alcanzado un acuerdo histórico sobre la normalización de las relaciones que otorga un alto grado de autonomía a las áreas de mayoría serbia en el norte, mientras que ambas partes acuerdan no obstaculizarse mutuamente para buscar la adhesión a la UE. Este acuerdo aún parece que no ha cerrado las brechas causadas por los horrendos crímenes de guerra que sucedieron entre ambos bandos.

¿Cómo han reaccionado la FIFA y Rusia frente a este conflicto?

Ya la FIFA ha abierto procedimientos disciplinarios contra los suizos Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri después de sus celebraciones, quizás en gran parte para evitar problemas con el país anfitrión, Rusia, cuyo presidente Vladimir Putin ha negado enérgicamente reconocer la independencia de Kosovo al ser aliado estratégico de Serbia.

“No puedo hablar sobre el gesto, me temo. Somos futbolistas, no políticos y las emociones a veces se apoderan de los futbolistas y había mucha emoción por ahí”. dijo Xhaqiri

Las reglas de la FIFA no contemplan directamente el castigo por mostrar una bandera nacional, pero, de acuerdo con su código disciplinario, se pueden otorgar sanciones por “provocar al público en general”. Si se los declara culpables, los jugadores pueden ser expulsados ​​por hasta dos juegos. Xhaka y Xhaqiri en su defensa han dicho que sus acciones no han sido provocativas

Xhaka: “Francamente, mis oponentes no me interesaban en absoluto… Fue para mi gente, que siempre me apoyó. Para aquellos que no me descuidaron, en mi tierra natal, donde están las raíces de mis padres. Estas fueron puramente emociones”.

Xhaquiri: “Fue un gol fantástico, un objetivo importante para mi equipo y estoy muy orgulloso de haberlo conseguido… “No puedo hablar sobre el gesto, me temo. Somos futbolistas, no políticos y las emociones a veces se apoderan de los futbolistas y había mucha emoción por ahí”.

Después del partido, el entrenador de Suiza, Vladimir Petkovic, intentó bajarle los decibles al momento y dijo: “Está claro que las emociones aparecen y así es como suceden las cosas. Creo que todos juntos debemos alejarnos de la política en el fútbol y deberíamos enfocarnos en este deporte como un juego hermoso y algo que une a la gente”. Pero quien si le subió y bastante el nivel a la contienda fue el técnico serbio Mladen Krstajic que señaló al árbitro de quitarle un penal durante el juego a Aleksandar Mitrovic en la segunda mitad: “Nos robaron… No le daría ni una tarjeta amarilla ni roja, lo enviaría a La Haya. Entonces podrían llevarlo a juicio, como nos hicieron a nosotros” sentenció.

Krstajić declaraciones
Mladen Krstajić el técnico de Serbia dio unas muy imprudentes declaraciones que también se encuentran siendo investigadas por la FIFA. Cortesía: Wikimedia Commons/Эдгар Брещанов – soccer.ru

La FIFA también comenzó una investigación preliminar sobre estos comentarios del entrenador de Serbia, después del partido, mientras que también se han abierto procedimientos disciplinarios contra la Federación de Serbia por “disturbios de multitudes y la exhibición de mensajes políticos y ofensivos”.

Un partido que comenzó caliente ya en la previa con Mitrovic, que anotó el gol de Serbia, diciéndole a Xhaqiri que “Si ama tanto a Kosovo y decide alardear de la bandera, ¿por qué rechazó la posibilidad de jugar para su equipo?” no podía terminar de otra manera. En un momento del partido en sí, Mitrovic se inclinó hacia adelante para decirle algo a Xhaqiri cuando estaba en el piso, tapándose la boca con la mano mientras lo hacía. “No entendí, tal vez me habló serbio”, dijo Xhaqiri. “Ya le había dicho que mantuviera la calma e hiciera su trabajo… Por supuesto que los fanáticos serbios estaban silbando, eso es normal, ¿no? Sabíamos que iba a suceder, pero mantuvimos la calma. Ambos equipos jugaron con respeto y eso es importante”.

Estos temas de seguro también te gustarán:

 

 

El partido Serbia-Suiza: Cuando la política aparece en los mundiales
5 (100%) 1 vote