¿Por qué cada quien tiene distinta percepción?

¿Procesamiento cerebral de cinco niveles interconectados? cinco niveles de procesamientos anidados en el cerebro. Eso es lo que usted acaba de hacer para “ver” cada una de estas letras. No es que sus ojos le hayan enviado a “usted” una foto de cada letra. Su cerebro procesó los datos visuales que recibió desde sus ojos para construir las letras lo que produce las percepción de las cosas.

La manera en que lo hace consiste, primero, en descomponer los impulsos entrantes en formas, colores y patrones básicos. Luego, empieza a buscar coincidencias de patrones con los recuerdos almacenados de cosas similares, asociándolos con emociones y significados asignados de eventos, une todo esto en una “foto” integrada y lo transmite al lóbulo frontal cuarenta veces por segundo. Ni siquiera vemos de manera continua. Es como la proyección de una película.

procesamiento cerebral
El complicado procesamiento cerebral permite tener distintas percepciones de las cosas. Cortesía: Infosalus

Esto significa que su cerebro pinta todo lo que usted ve. Digamos que esta mirando un bosque. Su cerebro realmente pinta cada hoja de cada árbol que usted ve. Y la pinta vinculando los recuerdos o redes neuronales de hoja, color, tamaño, forma y de alguna manera, juntándolo todo. Esto parece muy extravagante y contrario a nuestra forma de movernos en el mundo. Entonces ¿Cómo idearon los neurofisiólogos este esquema?

¿Delante de sus narices?

Los científicos han aprendido como hace el cerebro para construir imágenes visuales, mediante el estudio de pacientes con derrames cerebrales. Cuando una persona sufre un ataque de este tipo, una parte pequeña del cerebro; podría ser la parte que procesa las narices. Entonces, esta persona no podría ver narices, podría ver todo en un individuo, pero si alguien se acercara a ella con una gran nariz roja de payaso y usted le preguntara que tiene ese alguien de distinto, nunca mencionaría la nariz.

Y si le insistiera, diciéndole que este individuo tiene una nariz muy grande, reaccionaria como si no tuviera nada fuera de lo común. Sobre todo lo demás tiene una perfecta percepción, pues los ojos desde luego, enviarían todas las señales. Pero para las señales acerca de la nariz “no habría nadie en casa”. En lugar de ver realmente la nariz, la persona solo vería como piensa que la nariz de esa persona “debería” ser.

El hecho de que en verdad es el cerebro el que percibe, y no los ojos, también se evidencia en un nivel menos “dramático”; el lugar por donde pasa el nervio óptico a través del globo ocular hasta la parte posterior del cerebro no tiene receptores visuales. Por lo tanto, seria de suponer que si cerraramos un ojo veríamos un punto negro en el centro. Pero eso nunca sucede, porque el que pinta la imagen es el cerebro, no el ojo.

Más información…

Los científicos han descubierto que si miden la salida eléctrica del cerebro de una persona empleando por ejemplo, escanógrafos CAT o PET mientras mira un objeto, y luego nuevamente, mientras imagina el mismo objeto, en ambos casos se activan las mismas áreas del cerebro. Cerrar los ojos y visualizar el objeto produce los mismos patrones cerebrales que mirar de hecho el objeto.

percepciones distintas
Scanner CAT para hacer tomografías computarizadas. Cortesía: MedicWiz

No solo el cerebro no distingue entre lo que ve en su entorno y lo que imagina, sino que tampoco parece conocer la diferencia entre una acción realizada y la misma acción visualizada. Esto lo descubrió Edmund Jacobson, M.D. en los años treinta. Cuando el Dr. Jacobson le pedía a un individuo que visualizara acciones físicas, detectaba movimientos musculares muy pequeños, que se correspondían con los movimientos musculares que habría hecho si verdaderamente hubiera realizado la actividad. Esta información ha sido de gran utilidad para los atletas de competición del mundo entero.

La verdad sobre la percepción

La percepción es un proceso complejo y multifáctico, que empieza cuando nuestras neuronas sensoriales recogen la información que proviene del entorno y la envían al cerebro, bajo la forma de impulsos eléctricos. Como sucede con todas las criaturas vivientes, nuestras entradas sensoriales son limitadas. No podemos ver la luz infrarroja, ni percibir los campos electromagnéticos como lo hacen las aves. Sin embargo, la cantidad de información que ingresa por los cinco sentidos es asombrosa: algo así como cuatrocientos mil millones de bits por segundos.

percepción distinta
La percepción es un proceso cerebral altamente desarrollado y pocamente comprendido por la ciencia. Cortesía: Pixabay

En resumen, en lo que respecta a la ciencia que ha ido avanzando hasta el presente, la situación es: creamos el mundo que percibimos. Cuando abro los ojos y miro a mi alrededor, no es “el mundo” lo que veo, sino el mundo que mi equipo sensorial humano puede ver, el mundo que mi sistemas de creencias me permite ver y el mundo que a mis emociones les importa ver o no ver.

Si bien nos resistimos a esta noción y queremos creer que hay un “mundo real” que todos percibimos y sobre el que estamos de acuerdo, el hecho es que la gente, a menudo percibe las mismas cosas de manera muy diferente.

¿Por qué cada quien tiene distinta percepción?
¿Qué tal te pareció el post?

Comparte en tus redes si te gustó.
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares
  •  
    5
    Shares
  • 5
  •  
  •  
  •  

Nacido en Maracay, residenciado en Merida. Estudiante de diseño gráfico en la universidad de los Andes. Encargado de la librería “El Tábano”. Lector y escritor por corazón, amante del conocimiento e impartidor del mismo.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider