La agresividad canina es un tema muy delicado para los amantes de los animales o para quienes deben pasar tiempo cerca de estas mascotas. Suelen ser nuestros protectores, amigos, ayudantes y hasta más, pero a veces pueden representar una amenaza para quienes los rodean. Este artículo les ayudará a entender por qué algunos perros son más agresivos que los demás. A continuación te presentamos los factores más comunes:

1. Salud

Fuente: mcgrathvets

A veces las conductas de agresividad en los perros puede deberse a algún malestar físico. Pueden padecer úlceras gástricas, diabetes y, en casos más extremos, una difusión cognitiva del cerebro. Estos problemas pueden ser causados por razones que se escapen de nuestras manos. Sin embargo, muchos de ellos son causados por los mismos dueños.

Es importante proporcionarles a nuestros perros la dieta que el veterinario aconseje, evitando los dulces y comidas picantes.

Además de la alimentación y la higiene inadecuada, hay varios fármacos que que pueden alterar el estado de ánimo de tu mascota. Los tranquilizantes o los efectos secundarios de la anestesia pueden causarle delirios o alucinaciones, lo que hace que actúen de modo agresivo.

2. Crianza

Fuente: Wendywoodvet

El principal factor para que haya perros más agresivos que otros es la crianza que se les ha dado. Muchas veces, reciben desde corta edad un trato agresivo por parte de su amo o alguna otra persona cercana. Esto va creando en el animal inseguridad y miedo, lo cual lleva a que, en defensa propia, reaccione agresivamente ante los visitantes.

La falta de socialización con humanos o la colopatía de una madre para con sus cachorros, son otros factores que influyen en estas conductas. Lamentablemente, con más frecuencia son entrenados intencionalmente para tener este comportamiento, con el fin de crear efectivos perros guardianes o de pelea.

3. Raza

Existen factores externos, como los dos mencionados anteriormente, para el comportamiento agresivo canino. Pero por otro lado, tenemos también factores hereditarios. Existen perros más agresivos que otros a causa de la herencia genética en su raza:

Pastor Alemán

Pastor Alemán
Fuente: Wikipedia

Son una raza muy inteligente y bastante dócil para ser domesticada. Pero, genéticamente, han heredado una dominancia peculiar de su raza, lo que los hace perros guardianes y territoriales por naturaleza. Esta es la razón por la que hay que entrenar con mucho cuidado a los ejemplares de esta raza para evitar que sean perros más agresivos de lo que deberían.

Boxer

Boxer
Fuente: Elelur

Suelen ser animales que se adaptan bien al entorno familiar. Sin embargo, son una raza bastante dominante hacia otros canes de diferente tamaño. Se caracterizan también por ser muy celosos y territoriales, esto implica que cualquier desconocido que invada su territorio, puede salir lastimado.

Shar Pei

SharPei
Fuente: Notinthedoghouse

Es una raza creada en la antigua China. A pesar de su apariencia tan adorable, suelen ser perros cazadores por naturaleza. Gracias a eso, han heredado a través de cruces, durante años, gran agresividad para con los desconocidos. Los chinos solían medir el pedigrí de este animal según esa característica: a los perros más agresivos se les consideraba los más puros de raza.

Filia Brasilero

Filia Brasilero
Fuente: Dogalize

Estos son perros muy nobles para con sus dueños. Son muy apreciados también porque no ladran con mucha frecuencia. Pero también son nativos cazadores, de temperamento fuerte y muy defensores de su territorio.

Dogo Argentino

Dogo Argentino
Fuente: Malteze.net

Estamos hablando de una raza resistente al dolor, usada antiguamente como perros de caza. Las hembras suelen ser más agresivas que los machos. Esta raza requiere de entrenamiento a temprana edad, ya que su naturaleza de depredadores pone a los niños como posibles víctimas de su agresividad.

El Toza Inu Japonés

Toza Inu
Fuente: PetDarling

Esta raza suele confundirse con el Mastín Napolitano. El Toza Japonés es un híbrido del conocido Inu Akita, que fue adaptado para luchar contra otros perros. Su alteración genética lo posiciona como uno de los perros más agresivos y territoriales. Para domesticar un ejemplar de esta raza, se requiere de un buen entrenamiento.

Doberman

Doberman
Fuente: Curiosfera

Es considerado un perro asesino, o extremadamente agresivo. Su figura esbelta lo hace lucir bastante intimidante. Algunas personas suelen catalogar su agresividad a problemas de salud y anatomía. Por ejemplo, el cerebro de este perro puede llegar a crecer demasiado para el tamaño de su cráneo y esto le infringe tal dolor que lo conlleva a actuar de modo agresivo aún hacia sus amos. Sin embargo, es una de las razas más inteligentes de perros y suele reaccionar positivamente al entrenamiento.

Entre otras razas también conocidas por sus tendencias agresivas están el Chow Chow, el Mastín Napolitano y hasta los pequeños Chiguaguas.

Rottwailer

Rottweiler
Fuente: Shutterstock

También un conocido perro carnicero. Suelen ser muy tranquilos y casi no ladran. Sin embargo, son muy celosos con su espacio, sobre todo, los machos. Esta raza de perros ha sido responsable de varias víctimas fatales por sus ataques.

Pitbull

Pitbull
Fuente: Thegolfclub

El American Stadfforshire Terrier, conocido comúnmente como Pitbull, es la raza más polémica. La corpulencia y tamaño de la mandíbula de este animal suelen intimidar hasta al más valiente. Son una raza de perros muy activa que requiere de ejercicios cotidianos para controlar sus niveles de estrés. Los ejemplares de esta raza que han sido criados con violencia son convertidos asesinos potenciales.

Muchas personas se abstienen de adoptar animales de ciertas razas por temor a que estos presenten problemas serios de conducta y perjudiquen el hogar.

Son considerados los perros más agresivos y violentos, con un historial de víctimas alarmante. Sin embargo, el buen entrenamiento y cariño, ayuda a formar un compañero amistoso ideal para un ambiente familiar.

Conclusión

El entrenamiento, el maltrato y el cuidado incorrecto de la salud son factores que hacen que haya perros más agresivos que otros. Muchas personas suelen abogar por estos animales, con el fin de brindarles una segunda oportunidad. Aún así, existen factores hereditarios que han condenado ciertas razas a la agresividad. Solo se puede esperar que con buen entrenamiento y cuidado se obtengan cambios favorables.

¿Qué tal te pareció el post?

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.