Más de una vez nos hemos encontrado en situaciones que simplemente nos dejan exhaustos, deprimidos, enojados, tristes o sin rumbo. Sentimos que el mundo se encuentra en nuestros hombros, que nuestras fuerzas se agotaron y caminamos por inercia, tal cual zombies. En muchos casos, la personalidad de cada persona es la que juega el papel principal en estas situaciones. De acuerdo a su enfoque, positivo o negativo, los resultados varían. Y hoy te enseñaremos las dos caras de la moneda.

 


Te puede interesar:

¿Por qué cada quien tiene distinta percepción?


Tipos de personalidad: optimistas vs pesimistas

 

personalidad
Fuente: psicoactiva.

 

Muchos solo tiran la toalla y se rinden, otros se quedan un poco más de tiempo en el suelo antes de levantarse, y están esos que no dejan que las situaciones los hundan y se levantan lo más rápido que pueden para seguir caminando. Cada una de estas personas, tiene razón en hacer lo que cree es lo mejor en su situación, sin embargo, si se dejan llevar por la negatividad y el pesimismo morirán de angustia sin haber logrado vivir a plenitud.

¿Qué se puede hacer entonces para salir de una situación tan desesperanzadora y continuar? Más de una persona tendrá un “remedio casero” contra la negatividad y el pesimismo, pero una sola solución o “cura” no siempre es la mejor para todos.

Los siempre pesimistas

 

personalidad
Fuente: tovima.

 

Con seguridad, se puede afirmar que en más de una ocasión, todos se han encontrado con una persona que simplemente no puede ver más allá de su situación actual. Podría estar recibiendo un millón de dólares en ese instante, y seguiría con una actitud que reflejaría todo lo contrario.

Esas personas cuya manera de ver la vida es siempre desde el lado negativo, del pesimismo y la inconformidad. Es tan difícil a veces, (en la mayoría de los casos en realidad), entender por qué una persona es tan desdichada cuando las cosas que pasan a su alrededor no son tan malas para tener esa actitud. 

No obstante, algunos expertos afirman que las personas con mala actitud, que siempre ven el vaso medio vacío aunque esté a punto de rebasarse, son personas que pretenden ocultar su baja autoestima y frustración con ellos mismos con una “máscara de mal humor”. Son personas cuyas metas y sueños no pudieron ser alcanzados a plenitud o como ellos querían, y sienten que la vida ha sido injusta con ellos, por lo que arremeten contra cualquier cosa o persona que se encuentre en su camino.

Este tipo de personas son tóxicas para aquellos que los rodean, ya que tienden a decir comentarios hirientes con el fin de dañar emocionalmente y hacer que la persona receptora de su comentario se sienta igual que ellos.

 

¿Qué hacer frente a una persona siempre negativa?

 

  • Si se está frente a una persona cuya negatividad sale por cada poro de su cuerpo, aun estando dormido, lo mejor que se puede hacer es alejarse de su entorno y no permitir que sus dagas de odio nos alcancen.

 

  • Este tipo de personalidad no entiende a razones y muchas veces se ofenden cuando se intenta explicarles que las cosas no son como ellos la ven. En muchos casos, un especialista debería hacerse cargo. Sin embargo, si es una persona muy cercana a ti como un hermano, padre, madre, incluso tu pareja, que tienen cierto poder emocional sobre tus emociones, lo que puedes hacer es poner límites a su negatividad, ya que su influencia es mucho más fuerte y podría causarte muchísimo daño si se los permites.

 

  • Intenta ir con cuidado y no tomar a pecho todos los comentarios y cosas que dicen. Busca dentro de sí la paciencia (esa que desaparece cuando más se necesita) y razona la negatividad que le arroja esa persona con cosas o pensamientos positivos. Si alguien te dice que no puedes hacerlo porque no tiene suficiente talento, recuerde decirse lo siguiente: ‘Yo sí puedo hacerlo porque soy suficiente.’

Los pesimistas a ratos

 

Así como abundan los siempre pesimistas, también se encuentran esas personas cuya manera de ver la vida no es tan negativa pero sí tienden a sobreestimarse y ser muy críticos con sí mismos y algunas veces con los demás.

Estas personas saben que son capaces de hacer cosas grandes y maravillosas, pero muchas veces las dudas y el miedo los paralizan e impiden que desarrollen su máximo potencial y ocultan su decepción con máscaras de orgullo y prepotencia e incluso mal humor. Por fortuna, muchos logran salir de esta “etapa oscura” de su carácter con rapidez y se sobreponen a su mala situación, que muchas veces no es más que un error común sin tanta importancia pero que para ellos es monumental.

Cuando te encuentras con una persona cuya personalidad refleja estas características, si se presta suficiente atención, se puede ver que siempre tienen algo que decir sobre cualquier cosa que para ellos puede hacerse, decirse o verse mejor. Para ellos, es importante expresar su opinión aunque no se les pida y buscan tener a alguien que siempre les dé la razón o comparta su opinión para sentirse suficientes y capaces.

Un rasgo característico de su personalidad es que son muy observadores y serios, por lo que tienden a alejarse un poco del círculo familiar y cuando están entre amigos para “meditar” qué van a decir a continuación. La aceptación de los demás es lo que se busca y se emplean tácticas de exageración y superioridad, que muchas veces logran lo contrario, pues las personas se sienten atacadas con sus comentarios y maneras de desenvolverse en un entorno relajado y de confianza. Un trastorno asociado a esto es el de “Superioridad”.

¿Qué hacer frente a una persona pesimista a ratos?

 

  • La paciencia es un factor clave cuando se está cara a cara con un pesimista a ratos. No es fácil estar de acuerdo o sentirse en confianza con una persona que siempre le va a encontrar un fallo a lo que estés haciendo, desde pelar y picar una papa hasta un escrito importante para la universidad o el trabajo.

 

  • Si su personalidad te impide estar más de cinco minutos con una de estas personas, lo mejor que puedes hacer es, nuevamente, retirarte de su lado y buscar la compañía de alguien más. Eso sí, debes procurar esperar hasta que la persona se haya ido para darle rienda suelta a tu frustración con esa persona. Puede sorprenderte la cantidad de acuerdos que podría tener.

 


Te puede interesar:

Las 2 caras del ser humano: el bien y mal


Los levanta ánimo: optimistas

 

personalidad
Fuente: mejorconsalud.

 

Para que no todo sea tan negro y gris, es importante destacar que en el mundo también existen los cheerleaders o líderes del ánimo cuya personalidad es súper vibrante y llena de energía. Estas personas tratan de estar siempre alegres y buscan que las personas a su alrededor estén igual.

Por supuesto, los levanta ánimo, al igual que todos, pasan por malas situaciones que opacan su carisma y alegría pero buscan soluciones rápidamente o se llenan de paciencia para que no les afecte tanto. Básicamente cumplen a cabalidad aquello de vivir como si fuera el último día.

Uno de los rasgos más importantes de estas personas es que siempre tienen una palabra de ánimo, siempre buscan que las personas que los rodean estén cómodas y pasen un rato agradable en su compañía. Son muy buenos dando consejos de superación pero no los dan si no se los piden o si sienten que podrían ofender a la otra persona con su atrevimiento. No es común verlos tristes o de mal humor con los demás, ya que creen que sus problemas no deberían afectar su trato con las personas que se encuentren a su alrededor. Además, son muy buenos escondiendo sus emociones negativas frente a otros y saben qué decir y hacer para desviar una conversación sobre algo de lo que prefieren no hablar o discutir.

 

¿Qué hacer ante este tipo de personas?

 

  • ¡No las deje ir jamás! Ellos son especímenes extintos, por lo que las probabilidades de conseguir uno así para ser su amigo son muy pocas. Este tipo de personalidad siempre te apoyará en sus proyectos y puedes contar con ellos para que te contagien un poco de su energía cuando más lo necesites.

Son personas especiales que la mayoría de las veces estarán de pie y al frente siendo su apoyo y dándole una perspectiva más positiva y entusiasta de cualquier situación que se les presente. No hay nada que no pueda ser arreglado, o a lo que no se le pueda encontrar una solución factible, si las energías correctas son puestas en uso.

Te puede interesar:

Las 2 caras del ser humano: el bien y mal


Conclusión

 

Para finalizar, es importante resaltar que el estudio de las personalidades es un área muy compleja, especialmente cuando estamos frente a personas con una personalidad extrema, es decir, una personalidad positiva o negativa que muy probablemente no cambiará con el paso del tiempo. No se puede afirmar que una persona enfrentará situaciones difíciles siempre de la misma manera, pero varios análisis críticos han demostrado que estas personas tienen una probabilidad muy baja de cambiar de actitud en un plazo corto de tiempo.

Para aprender más, te recomomendamos leer:

Tipos de Personalidad

Ambar Ramírez.

Personalidad ¿Positiva o negativa?
5 (100%) 1 vote

  •  
    6
    Shares
  • 5
  •  
  • 1
  •