La peste: Datos de una epidemia

peste
La inquietante máscara en forma de "pico de ave" era empleada por los médicos de la época para evitar contagiarse, usualmente añadían ramas aromáticas en la punta. Fuente: pinterest.
Desde el inicio de la historia de la humanidad muchas enfermedades han afectado a la población en mayor o menor medida. A pesar de que los seres humanos nos hemos considerado como especies superiores a otras, tal cual una ironía de la naturaleza, hemos sido afectados por seres biológicamente más complejos que no se tratan precisamente de especies animales gigantes, ni de ningún ser del espacio, sino de especies microscópicas. Uno de los agentes infecciosos responsables de causar más muertes humanas en la historia es la Yersinia pestis. Posiblemente el nombre no resulte conocido, sin embargo, si nos referimos al nombre de la enfermedad que causa este agente, es probable que muchas personas sí estén familiarizadas con el mismo: La peste.
 

Te puede interesar:

Cuando la medicina es peligrosa (escándalos)


El cuerpo humano no es para nada perfecto

 

peste
Fuente: Shutterstock.

 

El cuerpo humano es un organismo pluricelular, es decir, está formado por más de una célula; estas células se especializan y realizan diferentes funciones, y a su vez, las que realizan una misma función y poseen el mismo origen embrionario, se agrupan formando los tejidos.

Los tejidos diferentes se agrupan  y forman un órgano, y los órganos se organizan en sistemas y en aparatos (como el sistema nervioso y el aparato respiratorio), por lo tanto al cuerpo humano se le ha considerado como uno de los más “perfectos”, aunque es fácilmente vulnerado por organismos microscópicos unicelulares que carecen de núcleo u orgánulos internos (microorganismos).

Muchos de estos microorganismos tienen la facultad de producir infecciones en nuestro cuerpo y tienen la capacidad de invadir y multiplicarse en los tejidos, y a estos se les denomina “agentes patógenos o infecciosos”.

La terrible Peste

 

peste
Fuente: María E. Ortega-Moreno. Fotografía archivo personal del autor.

 

Debido a las manifestaciones que produce la infección de este agente en el organismo, la enfermedad es más comúnmente conocida como Peste Negra, también recibe otros nombres como muerte negra, peste bubónica o fiebre pestilencial.

La peste es una infección causada por las pulgas de la especie Xenospsylia cheopis, las cuales parasitan a pequeños mamíferos (ratas).

Reseña histórica de la Peste

 

peste
Trionfo della morte, Palazzo Sclafani, Galleria regionale di Palazzo Abatellis, Palermo (1446), affresco staccato. Fuente: wikipedia.

 

Son muchos los casos reportados de enfermedades originadas por microorganismos, los cuales han originado diversas endemias a lo largo de la historia. La peste es una de estas enfermedades que asoló al planeta causando innumerables pérdidas humanas y económicas. Al hacer un recorrido por la historia de esta enfermedad, nos encontramos con las tres principales pandemias generadas:

  • La Plaga de Justiniano (541-542 d. C.)

En el siglo VI apareció en Pelusium (antigua ciudad del este de Bajo Egipto, a treinta kilómetros al sureste de Puerto Saíd) un brote de una rara enfermedad. Al ser esta región un centro comercial, por donde llegaba mercancía proveniente de África y otras regiones, es probable que el agente infeccioso haya llegado por la vía marítima.

Después de devastar la ciudad de Pelusium, a través de los canales comerciales, la epidemia se desplazó hacia Alejandría y desde allí, la enfermedad llegó a Constantinopla y Antioquía en el año 542.

La enfermedad se esparció velozmente entre la población de Constantinopla, afectando a todos los pobladores, especialmente a los jóvenes, segando la vida de la población en pocas semanas (10.000 muertes por semana), continuó su avance por otras ciudades del Imperio Bizantino.

Esta “plaga” tuvo tal magnitud que afectó a los continentes de Asia, África y Europa, matando a unos 40 millones de personas. Tuvo tanta influencia que fue determinante en la Caída del Imperio Romano de Occidente.

Recibió el nombre del emperador romano Justiniano I, quien era el gobernante del entonces Imperio bizantino.

La plaga de Justiniano desapareció

Después de esta pandemia, el brote de peste desapareció aproximadamente por el año 700, y durante muchos años no se volvió a saber de su existencia.

  • La Peste Negra o Gran Pestilencia (1347-1351 d. C.)

Responsable de diezmar la vida de 1/3 de la población de Europa. El renacimiento de la peste en Europa se produjo a mitad del siglo XIV, durante una guerra entre tártaros (tribus mongoles), venecianos y genoveses.

La peste hizo su aparición entre los tártaros, quienes comienzan a utilizar los cadáveres y catapultarlos hacia la ciudad donde se encontraban los genoveses, facilitando así la diseminación de la enfermedad. Lo que constituyó un indicio de la primera guerra bacteriológica.

Los genoveses no tuvieron la preocupación de quemar los cadáveres, lo que atrajo a un gran número de ratas, ayudando a diseminar la enfermedad. Una vez finalizada la guerra, los genoveses (y las ratas) continuaron propagando la enfermedad por los puertos a los que llegaban en sus barcos.

Algunas naves que se dirigieron hacia Sicilia (Italia) fueron detenidas impidiéndoles el paso hacia la ciudad para evitar la propagación de la enfermedad, sin embargo, desembarcó otra “tripulación” con la que nadie contaba, las ratas, y estas propagaron la peste por toda la ciudad, desplazándose luego por Suiza, los Balcanes y Baviera. Otros barcos de genoveses llegaron a Marsella, propagando la enfermedad por Francia, posteriormente se diseminó a España y a Portugal.

Es así como toda Europa del Sur se encontraba infectada por la peste, los cadáveres se acumulaban por las calles, por lo cual, el Papa Clemente VI santificó al río Ródano para permitir que lanzasen los cadáveres al agua.

Europa tras la Peste Negra

La epidemia dio la vuelta a toda Europa, en 1348 barcos con personas y ratas infectadas llegaron a Inglaterra (atravesando el Canal de la Mancha). Ya en 1349, llegó a Bergen (Noruega), posteriormente a Escandinavia, Alemania y a Polonia, volviendo a Rusia por el año 1351.

  • La Tercera Pandemia (1855-1918)

Comenzó en China e India, extendiéndose por el resto de Asia, África y América. En el siglo XIX fue el último gran brote de peste, el cual se originó en el año 1855 en la provincia de Yunnan en China, alcanzó la Capital de esta (Hong Kong) expandiéndose por las ciudades portuarias y desplazándose hacia el resto del mundo, con un resultado de aproximadamente diez millones de muertos.

¿Qué es la peste?

 

peste
Yersinia pestis es la bacteria encargada de producir la lepra. Fuente: ua-reporter.

 

Es una enfermedad infecciosa mortal producida por la bacteria, Yersinia pestis, la misma se transmite entre los animales (habitual entre la rata común, especie rattus-rattus) a través de las pulgas (Xenospsylia cheopis ) y es transmitida al ser humano a través de la picadura de pulgas infectadas, por el contacto directo con líquidos corporales infectados así como materiales contaminados. Otra vía es a través de la inhalación de gotículas respiratorias o pequeñas partículas de pacientes con peste neumónica (modo de transmisión poco frecuente).

Síntomas de la Peste

 

peste
La inquietante máscara en forma de “pico de ave” era empleada por los médicos de la época para evitar contagiarse, usualmente añadían ramas aromáticas en la punta. Fuente: pinterest.

 

La enfermedad comienza con síntomas similares a los de una gripe: presentación brusca de fiebre, escalofríos, cefaleas, dolores generalizados, debilidad, náuseas, vómitos.

La infección clínica presentar 3 formas:

  • La peste bubónica: 

 

peste
Fuente: visualdx.

 

Es la forma más común (90% casos), se produce por la picadura de pulgas infectadas. Raramente se transmite entre personas.

La bacteria se desplaza hacia el sistema linfático, se aloja en el ganglio más cercano a la picadura y se multiplica, lo que genera la inflamación del ganglio y produce el denominado “bubón” (signo más característico y el cual resulta muy doloroso), generalmente ubicado en la región de el cuello, las axilas y la ingle.

Cuando la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada, los ganglios linfáticos inflamados pueden romperse y convertirse en llagas abiertas supurantes. Puede evolucionar y diseminarse a los pulmones, causando una forma más grave de la enfermedad denominada peste neumónica.

  • La peste septicémica: 

 

peste
Fuente: M123.

 

Representa entre el 10 al 20% de los casos. Esta forma de la enfermedad aparece sin síntomas previos de peste bubónica (es decir no aparece el característico “bubón”), ocurre como complicación de la peste bubónica cuando no es tratada. De manera que resulta una forma muy agresiva y difícil de diagnosticar, debido a la falta del bubón y su rápida evolución a la muerte.

La bacteria viaja a través de la sangre hacia varios órganos y tejidos, causando hemorragia interna, así como gangrena de las extremidades, shock circulatorio y fallo múltiple de los órganos.

Se produce hemorragia cutánea la cual origina manchas negras o púrpuras en toda la piel, estas manifestaciones inspiraron que en la Edad Media se le conociera con el término “peste negra”.

  • Forma neumónica o pulmonar: Es la forma más virulenta, pero la menos frecuente. Es transmitida de persona a persona, sin pulgas ni otros animales, es decir, cualquier persona con peste neumónica puede transmitir la enfermedad a otras personas a través de gotículas respiratorias.

Puede ser primaria, cuando es adquirida a través de gotitas de flugge (pequeñas gotas expulsadas por la boca al hablar, toser o estornudar) contaminado. O puede ser secundaria, cuando se presenta como una complicación de las formas bubónicas o septicémicas. La forma secundaria es la más común. Entre los síntomas se presenta tos con esputo con manchas de sangre, haciéndose fluido a medida que la enfermedad avanza.


Te puede interesar:

12 datos históricos curiosos que NO CONOCÍAS


La peste en Venezuela

 

peste
Fuente: pixabay.

 

El país (como en otros países de América) no fue la excepción a la expansión de la peste. En el año 1908, se reportaron los primeros casos, los cuales aparecieron en La Guaira (principal puerto del país), aparentemente importada de “Trinidad”, posteriormente, la enfermedad pasó a Caracas.

El Dr. Rosendo Gómez Peraza hizo el diagnóstico presuntivo de “peste bubónica”, pero es encarcelado por “alarmista” y se comisiona a un bachiller de nombre Rafael Rangel para hacerse cargo de la investigación de los casos que se siguen presentando.

Se confirmó finalmente que la peste bubónica había llegado a Venezuela, declarada como epidemia. Se clausura el puerto y se toman medidas sanitarias contra la infección, logrando controlarla y eliminándola, por lo menos en La Guaira.

En el  último brote (1919) en Caracas, estuvo a cargo el Dr. L. G. Chacín Itriago (Director de Sanidad Nacional de los Estados Unidos de Venezuela). En un informe, detalla que los casos presentados provenían de los Valles del Tuy (Estado Miranda), zona que limita con Caracas, todos los casos eran de personas que trabajaban o visitaban un Mercado Público, el cual no tenía las mínimas condiciones sanitarias, por lo que estaba infestada de roedores y pulgas y que expendía alimentos como legumbres y hortalizas que procedían de esta zona.

Entre 1950 y 1962, se identificaron casos silvestres restringidos en un área entre los Estados Miranda y Aragua (23 casos). El foco más importante se presentó en la población de Tiara (Lomas de Níquel, Estado Aragua).

El último de los casos identificados en Venezuela data del año 1962.

¿Quién fue Rafael Rangel y qué repercusión tuvo en su vida la peste bubónica?

 

peste
Rafael Rangel. Fuente: ivic.gob.

 

Nacido en Betijoque (Estado Trujillo) en el año 1877, se inició en los estudios de medicina en 1896 en la Universidad Central de Venezuela, donde cursó con altas calificaciones los dos primeros años, pero abandonó por motivos desconocidos.

En 1900 inició estudios de bacteriología y microbiología en el Instituto Pasteur de Caracas, junto con el doctor Santos Aníbal Dominici. Además, fue asistente de laboratorio en la Facultad de Medicina del Dr. José Gregorio Hernández, y luego en 1902, es nombrado director del laboratorio del Hospital Vargas de Caracas.

La epidemia de peste bubónica de La Guaira no solo cobró la vida de innumerables personas que contrajeron la infección, sino que indirectamente también la de Rafael Rangel.

Cuando Rangel es llamado para investigar la enfermedad que asolaba a la población de La Guaira, los primeros análisis tanto en humanos como en animales que realizaron Rangel y su equipo no arrojaron resultados hasta un mes después, ya que, en vista de que la población seguía enfermando, decide realizar nuevos análisis donde finamente confirmó el primer diagnóstico presuntivo dado por el Dr. Gómez Peraza: efectivamente la enfermedad se trataba de la Peste Bubónica.

Medidas sanitarias implementadas

 

  • Quema de las viviendas (ranchos) de los afectados, con la promesa de que serían indemnizados por el gobierno del para entonces presidente Cipriano Castro.
  • Clausura de el Puerto de La Guaira.
  • Eliminación de roedores.

Rafael Rangel se desvanece junto a la peste

 

Posteriormente, cuando el General Juan Vicente Gómez, da un golpe de Estado en el país (Cipriano Castro se encontraba en Europa por motivos de salud), y se convierte en presidente, este acusa a Rangel de malversación de los fondos empleados durante las investigaciones realizadas en La Guaira, además, el nuevo gobierno no asume la promesa de la indemnización de las casas quemadas, y Rangel es criticado por no diagnosticar a tiempo la enfermedad.

Por otra parte, le negaron una beca para realizar estudios sobre medicina tropical en Europa, lo cual, lo sumió en una profunda depresión que lo llevó a cometer suicidio (20 de agosto de 1909) ingiriendo una mezcla de cianuro de potasio y vino, en su laboratorio de bacteriología del Hospital Vargas de Caracas.

Para indagar más sobre la peste en Venezuela: Octava Conferencia Sanitaria Panamericana.

¿Qué ha pasado con la peste en la actualidad?

 

peste
La peste es endémica en Madagascar. Sin embargo, en 2017 un brote causó tensión en la población. Fuente: elmicrolector.files.

 

2002-2003: Reaparición de las epidemias en países como Malawi, Mozambique y la India dieron lugar a su reconocimiento como una enfermedad infecciosa reemergente.

2009: Un científico estadounidense (Malcolm Casadaban-Universidad de Chicago-EEUU) fallece durante sus investigaciones en la búsqueda de una vacuna más viable para la peste.

2010: Alerta epidemiológica por brote de peste en Perú (2 agosto).

Confirmado el último caso de peste bubónica en Bolivia (7 de agosto).

2017: Alerta epidemiológica en Madagascar debido a la presencia de las formas bubónica y neumónica, que han afectado a más de mil personas y ha causado la muerte de 124.

En Arizona (EE.UU.) se identificó a Yersinia pestis en pulgas comunes, alertando a la población para tomar medidas, sobre todo con los animales domésticos.


Te puede interesar:

10 casos curiosos de la Medicina


Conclusión

 

Desde el inicio de los tiempos, la humanidad ha sido afectada por numerosos agentes que en muchos casos han exterminado a millones de personas a nivel mundial, la peste es un claro ejemplo de esto, un agente microscópico que ha sido capaz de afectar a millones de personas sin diferencias de edad, sexo, estrato social, religión o cultura. En la actualidad, debido al conocimiento adquirido durante las épocas de las grandes pandemias, hemos aprendido que gracias a las mejoras higiénicas sanitarias, al desarrollo de vacunas, antibióticos y al control de plagas se puede controlar y evitar los brotes de diversas enfermedades como la peste, sin embargo, todos los agentes como el caso de Yersinia Pestis, pueden generar mutaciones nuevas y adaptarse a cambios, incluso podría quizás en un futuro, adaptarse a nuevos reservorios, y podríamos enfrentarnos entonces a nuevas pandemias de la enfermedad, pero solo el tiempo podría develarnos esta inquietud.

La peste: Datos de una epidemia
5 (100%) 1 vote