¿Cómo y por qué surge el ARTETERAPIA en la sociedad?

Fuente: Fuente: red-alerta-nuevas-terapias.over

La salud es el estado de bienestar fundamental para llevar una buena vida. Hasta aquí, todos parecemos comprenderlo. Pero en la práctica, como sociedad, hemos asumido el cuidado de nuestro cuerpo desde un lugar en el que ignoramos muchas veces todas las circunstancias que originan nuestras enfermedades, las formas de prevención y sobre todo, las formas de sanar; pues damos mayor importancia a nuestro cuerpo físico sin tomar en cuenta nuestras emociones y espiritualidad.

Por otro lado, con el pasar del tiempo, el arte ha ido encontrando un lugar en el que se utiliza como camino de sanación desde todos los aspectos que conforman nuestro cuerpo. Se ha ido desligando de su fin estético para conectarse de alguna manera a la ciencia y en conjunto, proporcionar a las personas una herramienta para curar enfermedades, rehabilitar y mejorar el estado físico hacia el desarrollo de un estado saludable.

¿Qué es el Arteterapia?

Fuente: voxfides

El arteterapia constituye una forma de utilización de las expresiones artísticas y el hecho creativo como herramientas para tratar diferentes condiciones, enfermedades y discapacidades que presenta un individuo en busca de mejorar su estado físico, emocional y espiritual.  Así como también una forma de inclusión, inserción y visibilización social de personas que han sido vulneradas, violentadas o sufrido traumas de distintas índoles o de grupos sociales que se encuentran marginados por distintas razones.

En sí, el hecho creativo presupone el desarrollo de un proceso en el cual aparece la utilización de diferentes herramientas, materiales, dinámicas, elementos que permiten conocer, canalizar y transformar potenciales humanos. Debido a que la creatividad es una cualidad innata del ser humano, existe en nosotros una necesidad de crear, la cual es utilizada en estos casos como impulso para la transformación.


Lugares donde se puede aplicar el arteterapia

Fuente: Webconsultas

Muchas personas, tanto artistas como profesionales en las áreas de la medicina (psiquiatras y psicólogos) han coincidido con el hecho de que el arte puede ser utilizado como terapia para la sanación y es por ello que las diferentes expresiones artísticas como la pintura, danza, teatro, música, son utilizadas en diferentes contextos con personas que necesitan mejorar su estado de salud, ya sea en instituciones hospitalarias, fundaciones y centros de atención a personas con diversas discapacidades.

Un poco de historia

Fuente: mifas.

Según lo que nos cuentan Ana M. Ballesta, Onil Vizcaíno y Eva Cristina Mesas en su artículo “El Arte como un lenguaje posible en las personas con capacidades diversas” en el siglo XIX, el arte comienza a tener participación dentro de instituciones psiquiátricas en donde es utilizado en principio como mecanismo de diagnóstico. Más adelante, algunos psiquiatras comenzaron a ver en estas creaciones un valor artístico que permitió desarrollar otra perspectiva al respecto.

Luego, en el siglo XX, con el estallido de la I Guerra Mundial y el surgimiento de las vanguardias, las expresiones artísticas se separan un poco del ideal de belleza y su fin estético elitista para acercarse a otras formas estéticas vinculadas a la necesidad de expresión de emociones, ideas, sentimientos de los artistas.

El Art Brut (Arte Marginal)

Ejemplo de «Art Brut» o «Arte Marginal». Fuente: Totenart

Existían museos donde, obras creadas por personas con enfermedades mentales, eran expuestas y por ello, eran también utilizadas como referencias por otros artistas de vanguardia. Pero es en 1945 cuando el artista y crítico de Arte Jean Dubuffet funda la compañía del Art Brut, defendiendo con sus escritos y manifiestos artísticos el arte realizado fuera de los márgenes sociales y artísticos.

Esta compañía “recoge producciones artísticas realizadas por gentes que poco o nada tienen que ver con el sistema de galerías o museos, generalmente enfermos mentales, personas con discapacidad, presos, amas de casa y niños, que carecen de formación cultural y aprendizaje artístico y que en ningún caso van buscando un interés económico con su trabajo”.


Ana M. Ballesta, Onil Vizcaíno, Eva Cristina Mesas, 2011, pág. 143

Esto sirvió como antecedente para que luego de la II Guerra Mundial se originara en Europa y en Estados Unidos el uso del arte como terapia para la rehabilitación de personas con discapacidad.

El arteterapia en la actualidad

Edith Kramer fue una pionera en el impulso de el arteterapia.

Una de las pioneras fue Edith Kramer en EE.UU. quien en 1951 comenzó a trabajar como arteterapeuta en una escuela de niños con enfermedad mental en New York. Asimismo, bailarines formados dentro del expresionismo alemán se dedicaron a trabajar procesos terapéuticos desde el movimiento, también en los EEUU, dando inicio a la danza terapia y a lo que más tarde se llamaría Danza Movimiento Terapia. A finales del siglo XX el arteterapia se había propagado a otros lugares y los trabajadores formados en las diferentes áreas de la terapia artística comenzaron a luchar para institucionalizar y profesionalizar este campo artístico – terapéutico. Se crearon fundaciones y federaciones especializadas en ello.

La Danza Movimiento Terapia

Fuente: hermandadblanca.org

Según la American Dance Therapy Association (ADTA) conformada como asociación en 1966, la Danza Movimiento Terapia es una actividad que utiliza el movimiento como proceso psicoterapéutico que promueve la integración física, social, cognitiva y emocional del individuo. Es realizada como profesión desde 1940 – 1950 en EE.UU y entre sus pioneras tenemos a Marian Chace, quien trabajó con pacientes psicóticos. También a Trudy Schoop, Mary Whitehouse, Blanche Evans y Liljan Espenak.

Los principios de la Danza Movimiento Terapia son el movimiento como vía de encuentro con el binomio “cuerpo-mente”, a través del cual se trabaja el desarrollo de la identidad, las relaciones intra e interpersonales junto al descubrimiento de las capacidades innatas de las personas para curar y curarse.

Conclusión

Fuente: minidanzarevista.

El arte es un camino esencial para la sanación de las personas, constituye un camino de encuentro y descubrimiento del cuerpo en todas sus dimensiones, capaz de transformar contextos y realidades. Por ello, la sanación que puede proporcionar el arteterapia es inherente también a la inclusión social de personas que han sido marginadas por el sistema, la inserción de personas que han sido vulneradas en diferentes aspectos, permitiendo que estos grupos puedan ser visibilizados, siendo participes de las dinámicas sociales y por tanto, de una sanación social también.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.