Todos debimos quedar impresionados en el momento que el Capitán América y el Dr. Bruce Banner vieron como el Portaaviones de SHIELD (Helicarrier) se elevaba hacia las nubes mediante poderosas turbinas. Una obra de arte tanto militar como tecnológica sin duda alguna. Sin embargo dicho concepto no ha estado restringido únicamente al cine de ficción sino también a nuestra realidad, veamos entonces de que se tratan los portaaviones aéreos.

¿Que es un portaavion aéreo y cual es su historia?

Al hablar de un portaaviones aéreo nos referimos a una nave o estructura madre con capacidad de albergar, mantener y desplegar pequeñas flotas de aviones u otros vehículos aéreos. Ejemplos de semejantes estructuras en la vida real, datan de las décadas de los 10 y 20. En tiempos modernos el ejemplo más significativo son los masivos Boeing 747 Transportadores de la NASA, un par de 747s modificados para la movilización de los Transbordadores Espaciales.

Durante dichas décadas, específicamente entre 1916 y 1927, la Royal Air Force (RAF) realizó pruebas con el HM Airship N°23 (Clase 23R), un dirigible masivo el cual era capaz de desplegar pequeños aeroplanos que colgaban del mismo.

Su potencial militar y combativo fue puesto a prueba, al portar cazas Sopwith Camel, los cuales fueron desplegados desde el dirigible de forma tripulada y no tripulada. La operación se consideró un éxito rotundo y los dirigibles clase 23R posteriormente presenciaron hechos históricos como la rendición de la flota de submarinos alemana en Harwich en 1918.

Sin embargo, el proyecto fue posteriormente abandonado por falta de presupuesto y solo se completaron los modelos R100 y R101 para uso civil.

Los Dirigibles de la Clase Akron

Años más tarde la US Navy utilizo los dirigibles de reconocimiento Akron y Macon, de la clase Akron, en pruebas para la recuperación de aeronaves pequeñas. Con longitudes de 239 metros y llenos de gas helio, los dirigibles se consideraron alguna vez como los sistemas aéreos más grandes del mundo.

En esta imagen el USS Akron se encuentra próximo al mastil de amarre sobre un campo en
Sunnyvale, California (EEUU) en 1932. Cortesía: Wikimedia Commons/
U.S. Navy Naval History

La información oficial relata que en dichos dirigibles rígidos se construyeron pequeñas cámaras o hangares capaces de albergar aviones de combate F9C Sparrowhawk. Los mismos eran desplegados y recuperados por el dirigible mediante un sistema mecánico conocido como “Trapecio”. A pesar de haber sido desplegados en misiones de vigilancia una serie de accidentes marcó el final del Akron y Macon antes de finalizar la década de los 30.

Lockheed CL-1201

Si nunca se imaginaron que existiría un avión con propulsión nuclear, es mejor que profundicen sobre la historia del CL-1201.

Este proyecto se consideró un estudio sobre la aplicación de la energía nuclear para impulsar vehículos aéreos gigantes, los cuales contaban con una extensión de 340 metros, con un diseño similar al bombardero V británico.

Con semejantes dimensiones se propuso que dichos aviones portaran un escuadrón de al menos 22 cazas para despliegue y recuperación, además de casi 850 tripulantes.

Convair B-36 Peacemaker

El otrora bombardero estratégico y predecesor del B-52 Stratofortress, el B-36 Peacemaker (traducción al español: El Pacificador) fue propuesto como un potencial portaaviones aéreo durante la década de los 50. Se trataba de una modificación que le permitiría albergar y desplegar cazas F-85 Goblin.

Convair B-36 Peacemaker
El Convair B-36 fue el mayor avión propulsado por motores de pistón producido en serie de la historia primer bombardero capaz de cargar armas termonucleares y por ello fue propuesto como un portavión aereo durante la Guerra Fría

Sin embargo la idea nunca llegó a materializarse y un único prototipo similar usando como base al bombardero B-29 Superfortress logro únicamente capacidad para desplegar un F-85.

Tiempos Actuales: Un Boeing 747 Portaaviones

Se rumorea que este fue el modelo aeronáutico más estudiado por la industria militar privada estadounidense.

Durante el transcurso del año 1970, la empresa aeronáutica Boeing efectuó un estudio bajo contrato con la USAF en la que se pretendió usar al famoso 747 Jumbo como una masiva estación aérea capaz de desplegar a los “microcazas” Boeing 985-121.

El concepto de una plataforma de despliegue global capaz de transportar y mantener escuadrones de combate aéreo en un corto periodo de tiempo fue una apuesta que llamó seriamente la atención de la USAF y el Departamento para la Defensa. Se trató de un impulso sin precedentes en la USAF para su debida consideración debido a la existencia de reportes que afirmaban que las flotas convencionales de Portaaviones marinos serían consideradas militarmente obsoletas para el año 2000.

Traslado portaaviones del transbordador espacial Endeavour Aterrizaje en LAX vale la pena ver
Un Boeing 747 adquirido por la NASA a American Airlines traslada en 1992 al Transbordador Espacial Endeavour 

Después de años de pruebas, se consideró al subtipo 747 AWACS que incluía dos microcazas adicionales para misiones de reconocimiento y espionaje, aunque posterior a 1973 el proyecto fue abandonado a pesar de que los laboratorios de pruebas físicas y aerodinámicas dejaron claro que el proyecto era físicamente posible.

Muchos afirman que el abandono del proyecto fue resultado de pésimas proyecciones del modelo, no en el plano militar, sino más bien en el plano económico.

Situación Actual de los Portaaviones Aéreos

A pesar de que los conceptos de Portaaviones Aéreos mencionados previamente tuvieron una vida corta o simplemente no prosperaron, no quiere decir que no podamos ver semejantes fortalezas flotantes en un futuro. La DARPA estadounidense (el brazo de investigación militar de la nación norteamericana) dejó claro en el año 2014 que EEUU debía contar con una flota aérea mucho más moderna en un futuro cercano. Se trata de una propuesta ambiciosa, que incluye vehículos aéreos capaces de transportar y desplegar masivos escuadrones de drones y otros artefactos no tripulados para operaciones militares.

portaaviones del futuro
El USS Gerald R. Ford de propulsión nuclear y sistema de catapulta electro magnética muestra que los Estados Unidos aun manifiestan tener confianza en el esquema de portaviones actual

Sin embargo con la aprobación y reciente construcción de los portaaviones marinos convencionales de la clase Gerald Ford, los cuales estarían en servicio hasta 2050, la milicia estadounidense parece aun tener fe en el despliegue marítimo de aviones de combate.

Conclusión

La ciencia ficción no deja de sorprendernos día tras día con nuevos conceptos, cada vez más novedosos y fascinantes, pero la realidad y el avance de la tecnología aeronáutica, industrial y militar tampoco nos decepciona al demostrarnos como el ingenio humano plasmado en elementos dibujados en un plano físico o virtual pueden materializarse ante nuestros ojos.

Quizás aún nos encontremos muy lejos del día en que podamos ver vehículos masivos y tecnológicamente avanzados como el Helicarrier del SHIELD, pero los Portaaviones Aéreos que han sido concebidos por las fuerzas militares durante el transcurso del tiempo nos demuestran que la realidad siempre termina superando a la ficción de una forma u otra.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.