¿De qué forma la POSMODERNIDAD nos ha ayudado a trascender? (breve análisis)

‘This is Tomorrow,’ de Richard Hamilton

La sociedad desde el nacimiento de la razón segunda (término del filósofo José Manuel Briceño Guerrero referente a la racionalidad humana) camina construyendo la realidad en base a la lógica y genera el sistema de sobrevivencia y la historia desde su racionalidad enmarcada como verdad absoluta. La verdad absoluta ha muerto, ha caído el muro de Berlín, el movimiento hippie ha sido devorado por el consumo, el eclecticismo ha regresado en el periodo histórico del vacío, la multiculturalidad se ha confundido con la globalización. Se construyeron sociedades en base a un simulacro de la verdad y ahora es difícil diferenciar entre la realidad y la veracidad. Por esta razón se ha creado caminos distintos en busca de la plenitud que no se consigue desde la razón segunda. Hace tanto tiempo que los mitos fueron asesinados, y la posmodernidad los anhela sin saber o reconocer su sentir.

¿Es la posmodernidad sinónimo de progreso?

 

posmodernidad análsis
Fuente: 3trior.

En la gran espiral de intereses en que nos vemos envueltos en la posmodernidad, algunos han perdido la ruta y se han transformado en el desgaste de energía que necesita el sistema económico. Este trae consigo una concepción del tiempo que rompe con el espiral del retorno.


Pues el tiempo es lineal y acumulativo, se mira en torno al progreso, por esto retroceder es concebido de manera negativa, el sistema exige  a la humanidad, vivir para producir y consumir.

De manera que, el posmodernismo se caracteriza por una sobreexigencia de las capacidades estrictamente técnicas de los individuos pero dejando a un lado, muchas veces, el desarrollo de una consciencia colectiva o una inteligencia emocional que nos haga menos consumidores extremos de una tecnología que ni siquiera entendemos a cabalidad.

Lo «nuevo» se convierte muy pronto en lo «viejo»

 

Fuente: virtual gallery

De allí se sumerge el arte actual por un lado, mientras que por el otro, recurrimos a lo ancestral, a las manifestaciones, generando la tradición moderna que se traiciona a sí misma, “La tradición moderna pasa de un callejón sin salida a otro, se traiciona a sí misma y traiciona a la verdadera modernidad, que es la gran olvidada de esta tradición moderna.” (Compagnon, 1990, pág. 6). El tiempo, el espacio presente donde habitamos ¿Cómo caminar en línea recta en un espiral? Evidentemente nos toparemos con las curvas y desperdiciaremos parte del camino, él ahora está expirado.

 

Una estética de lo nuevo, del reinicio incesante, no parecería concebible antes de que la Revolución Francesa le proporcionara un modelo histórico fulminante” (Compagnon,1990, pág 20). Es normal en una sociedad que transita en un constante consumir y desechar, la industrialización ha modificado la percepción del tiempo más no al tiempo en sí, el camino sigue siendo una espiral que nosotros percibimos lineal y cuesta arriba.

El arte posmoderno

 

Fuente: OSMAN | Zauberer München

Romper con la racionalidad desde la racionalidad… así como la danza moderna rompió con lo clásico desde el ballet, y ahora la danza posmoderna pretende separarse de la moderna desde ella. Así, el humano indaga en todo este simulacro en busca de la verdad, se entrega a lo desconocido esperando encontrarse. Lo desconocido no es lo nuevo, es lo primitivo y por tanto, olvidado.

En la composición del arte, podemos encontrar el des-estructuralismo y el discurso no narrativo de las obras. No busca que el espectador entienda, sino que sienta y perciba el animal irracional que posee dentro, que se conecte desde su centro emocional y entienda desde allí.

En la danza posmoderna se persigue la destrucción de fronteras entre las distintas corrientes de danza y del arte en general, se fundamenta en el eclecticismo y en él se vale todo.

 

Danza concierto La casa de Bernarda Alba. Foto de Fabio Arboleda. Fuente: El Colombiano.

“Es el espacio y el tiempo en los que el  cuerpo  se mueve;  donde se  busca  reconocer  y activar los  posibles  campos comunes, entre aquel cuerpo que danza y aquel cuerpo que observa” (Ortiz, 2014, Pág.5).  Por eso van a lo simple, no confundamos lo simple con lo vacío, aunque el arte no posea un relato que contar, contiene un concepto del cual se desenvuelve y del cual crea. En la danza, el concepto es el cuerpo y a partir de allí que surja el imaginario en el cual la obra transcurrirá y compartirá con el espectador.

La organicidad en el arte es parte de esta constante búsqueda. En la danza y el teatro, se experimenta desde lo orgánico o, por lo menos, en busca de ello. Lo orgánico es lo primigenio en el humano, han nacido distintas corrientes de danza que nadan en este mar: el contac improvisación, el flying low, el butoh… una vez más la espiral aflora en estas danzas, la espiral corporal representado en la espiral de la vida en sí.

Conclusión

El humano se encuentra en una constante contradicción. Para romper con la modernidad debemos reconocerla antes de negarla, así como debemos reconocernos en la historia antes de querer cambiarla. Este es uno de los problemas de la posmodernidad que ha devenido desde la modernidad: la innovación desde la negación y desvalorización del pasado. Ahí estamos, siempre en busca y en deconstrucción de los muros y ciudades que encubren la tumba del mito y el rito, estamos en una curva dinámica que parece descender y en realidad está desenterrando la veracidad del ser.

 

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.