Existen muchos tipos de desórdenes que quizás no conozcas. Como el ejemplo más sencillo sería la incapacidad de tener orden al momento de estudiar, puesto que sientes como si tu habitación se te cae encima porque te resulta imposible mantener cada cosa en su lugar, hasta desordenes más complicados tales como los alimenticios. Lo cierto es que en cada uno hay un amor procrastinador por el desorden.

 


Te puede interesar:

¿Eres obsesivo-compulsivo?


 

El desorden en la era tecnológica

 

desorden
El desorden podría ser un síntoma muy negativo en las personas que trabajan online. Fuente: goosevpn.

¿Pero en qué punto consideramos que estos desórdenes, como por ejemplo tener la habitación o la casa desordenada, que las anotaciones de la universidad no tengan ni pie ni cabeza, no conseguir un archivo en la pc o en el celular, sobrepasan la línea de lo “normal” a complicarnos la vida?

Hoy en día, esta situación se podría tornar aún más negativa debido a que miles de personas son empleadas en trabajos online desde su hogar, tal es el caso de los freelancers. En muchos casos, El desorden no les permite enfocar los pensamientos en una sola actividad.

Como antes se mencionaba se pierde un tiempo valiosísimo en los males que el mismo desorden conlleva, sin contar que puede ser un motivo que te afecte la salud directamente como por ejemplo, la aparición de micosis cutáneas (debido a hongos) o dermatitis por estrés , o el simple hecho de apariciones de alergias debido al polvo acumulado.

¿Cuál es la causa tu desorden?

 

Si bien es cierto que el desorden puede ser debido a un problema personal, también es cierto que el desorden en sí causado por la procrastinación en exceso agrava o propicia a tener problemas personales como irritabilidad, falta de concentración, depresión, incomodidad, y sensación de ahogo.

1. Síndrome de Acumulación Compulsiva

 

desorden
Fuente: Pinterest

En el primer caso, si es debido a un problema personal, la acumulación de cosas a pesar de la sensación de protección que pueda brindar puede llevar a sufrir trastornos graves como el Síndrome de Acumulación Compulsiva (Síndrome de Diógenes).

El síndrome consiste como su propio nombre lo indica, en una acumulación compulsiva y obsesiva de objetos, y en la incapacidad de deshacerse de ellos.

Probablemente lo has visto en programas y te preguntarás “¿Cómo pueden llegar hasta este punto?” o “¿Por qué sencillamente no se detienen?” Pero  la respuesta no es muy sencilla si partimos del hecho de que esta acumulación representa protección y escudo para aquellos que padecen de esta enfermedad, que por lo general aparece luego de un evento traumático

2. Procrastinación en EXCESO

desorden
La procrastinación o la pereza de dejar todo para después está estrechamente relacionada con el desorden. Fuente: PsicoActiva.com

En el segundo caso, el desorden se convierte en un estorbo que quizás sea la causa que no puedas avanzar, tanto en lo personal como en lo laboral y académico, ¿es posible concentrarse en el trabajo mientras tu mesa de escritorio se encuentra rebosada de cosas innecesarias? Resulta difícil de imaginarlo.

A pesar de leer en numerosos sitios que el desorden es algo característico de una persona creativa, todo tiene un límite, y ese límite se sobrepasa si tu vida empieza a entorpecerse a causa de esto, por lo que no hay motivos para no prestarle atención.

 

El desorden se refleja mejor en casa

desorden
Fuente: Decoración 2.0

Un síntoma de irritación causado por el desorden es el hecho de tener la sensación de  no querer llegar a casa después de un día de trabajo arduo o un día ajetreado en la universidad, ya que implica encontrarse con un ambiente molesto a la vista y que significa hacer un esfuerzo de más al momento de hacer comida, asearse, ver tv tranquilamente e incluso al dormir si tu habitación no se encuentra despejada.

Sin ir más lejos, al ver en las redes sociales como en instagram espacios de casas que son agradables a los ojos, ¿no moriríamos por tener al menos un solo lugar así en nuestro hogar cuando nuestro alrededor es un caos?, más allá de los diseños que puedan tener, hay un punto que es indiscutible, el orden que tienen, y aunque nuestra economía no pueda permitir muebles de diseñador, lo que sí está a nuestra mano es mantener ciertas cosas estratégicas en un orden adecuado. Al final ¡dejar todo en orden te ahorrará más trabajo luego!

 


ARTÍCULO DEL MES:

Computrabajo (empleo IDEAL)


 

Conclusión

Si eres de las personas que no suelen recibir visitas, o que no suele prestarle atención al “qué dirán”, no escapas de los aspectos negativos que tiene vivir en desorden. La irritabilidad que causa puede afectarte a ti, o a los que convivan contigo. ¿Hasta qué punto querrás que nadie te visite, solo para no “saludar tu desorden personal“?

¿Eres un procrastinador que ama el DESORDEN?
4.3 (86.67%) 3 votes