Desde que nacemos hasta que morimos, acumulamos en nuestro cerebro una serie de experiencias tanto negativas como positivas, las cuales, a fin de cuentas, terminan moldeando nuestra personalidad y nuestra actitud ante la vida: los retos, el amor, la familia y paremos de contar.

La programación neurolingüística o PNL es una pseudociencia, que se basa en la programación para la excelencia personal a partir del lenguaje y las palabras positivas, esta metodología parte de la presuposición de que todo comportamiento humano se rige por una estructura con una plasticidad tal que puede ser modelada, aprendida, enseñada y reprogramada, y en base a esto la PNL se dedica a replicar lo que funciona, proporcionando herramientas y habilidades para el éxito.

 Dicho en otras palabras, con la programación neurolingüística, podemos resetear nuestro CPU cerebral y corregir aquellas fallas en el disco duro que nos sabotean la vida.

Orígenes de la PNL: Comunicación, desarrollo y psicoterapia

Fuente: medium.com

A propósito del tecnicismo computacional, la programación neurolingüística curiosamente fue inventada en 1972 por el programador y psicólogo Richard Bandler junto con el lingüista John Grinder en la Universidad de Santa Cruz (California).

Se basaron en observar las diferencias entre las terapias psicológicas efectivas y las que no, notando que la diferencia consistía en el uso de patrones y procedimientos de comunicación específicos. Planteándose entonces la interrogante: ¿sería posible conocer de manera detallada estos patrones a tal punto de poder reproducirlos y conseguir el mismo éxito en los resultados?, a partir de estos estudios, se convertirían en “modeladores” de comportamientos uniendo comunicación, desarrollo personal y psicoterapia.

Es así como Bandler y Grinder desarrollaron el metamodelo que va más allá del modelo de lenguaje verbal que conocemos, profundizando en lo que se esconde detrás de la comunicación diaria.

¿Cómo funciona?

Anton Ego en la película Ratatouille (Pixar Animation Studios ©)

Las experiencias positivas

Toda la información sensorial que recibimos constantemente: lo que vemos, oímos, sentimos, probamos, es procesado por nuestro cerebro en función de la programación que tenemos y en base a esa programación le asignamos un significado.

Fuente: stonewalldaycarecenter

Imaginemos lo bien que nos sentimos cuando, por ejemplo, preparamos y degustamos el plato estrella que nos preparaba nuestra madre cuando éramos pequeños para consentirnos, estos sabores y sensaciones están asociados a un momento agradable y cálido. Al igual que Anton Ego (el crítico culinario en la película Ratatouille) nos golpeará directo en el rostro tantos recuerdos y nos sentiremos tan bien…. ¿cuál es la razón? Sencillo: desde pequeños fuimos inconscientemente programados para esa sensación.

Las experiencias negativas

También tenemos el otro lado de la moneda. Se trata de aquellos momentos desagradables de nuestro pasado. De hecho, cuando nos encontramos en una situación que tiene cierto parecido a los que previamente vivimos, nuestro cerebro recolecta los estímulos que estamos recibiendo y los procesa y compara con los ya almacenados en nuestra memoria y la reacción que tendremos en el presente estará sujetada a la reacción vivida en el pasado.

Fuente: panorama.

Por ejemplo, si de niño, cada vez que pasabas a la pizarra tu maestra en lugar de apoyarte, te ridiculizaba, y tus compañeros se burlaban de ti, puede que de grande sufras de miedo escénico y hablar en público sea una situación estresante para ti, ya que el programa que tu cerebro guardó de niño fue: “hablar en púbico es muy malo”.

Beneficios de la PNL: psicoterapia y motivación

Ya que la PNL se basa en la conexión que existe entre los procesos neurológicos (neuro), el lenguaje (lingüista) y los comportamientos aprendidos desde la infancia (programación), con ejercicios específicos estos comportamientos se pueden modificar e incluso modelar para alcanzar los objetivos deseados.

La práctica de la PNL se utiliza para terapias en diferentes trastornos mentales, entre ellos la depresión y las fobias, trastornos del aprendizaje, manejo de emociones, liderazgo, motivación y sobre todo, deshacernos de excusas ocultas en el inconsciente que nos impiden lograr nuestros objetivos.

Ejercicios de PNL

Este modelo consta de dos pasos fundamentales. El primero implica encontrar el modelo de éxito idóneo para ser imitado y el segundo diseccionar todas las actitudes y comportamiento de esa persona modelo de manera tal que pueda ser imitado a la perfección.

Escena de la película Hitch, un experto en PNL. Fuente: deadline.com

Un ejemplo de este caso, lo podemos ver en la película protagonizada por Will Smith: “Hitch, especialista en seducción” donde Will interpreta a un experto en PNL que enseña a hombres las prácticas de seducción necesarias para alcanzar el éxito al conquistar a la mujer de sus sueños, es decir, la programación neurolingüística es el programa que nos enseña a corregir y modificar a nuestro comportamiento.

Ejercicio 1: claves de acceso ocular

Fuente: pinterest.

Descubierta por Bandler y Grinder, se podría decir que en un momento de inspiración, al observar el dibujo animado Betty Boop quien movía sus ojos para todos lados cuando hablaba.

Por lo que se dieron cuenta que, en los seres humanos es igual, y por tanto, dicho rasgo debería tener un sentido lógico. El resto del descubrimiento simplemente consistió en observar los movimientos oculares de miles de personas al hacerle diferentes preguntas, por lo que desarrollaron un diagrama específico.

Diagrama de Bandler y Grinder: 6 tipos de movimientos oculares

Diagrama de Bandler y Grinder. Fuente: programacionneurolinguisticahoy.

Si quieres comenzar a ver la PNL como una estrategia para conocer los procesos mentales internos de una persona, comienza por ver sus movimiento oculares cuando hablas con ella, de esta manera sabrás si estas frente a una persona visual, auditiva o kinestésica-sensorial.

  1. Tres hacia la derecha: se refieren a procesos construidos o imaginados.
  2. Tres hacia la izquierda: se refieren a procesos vividos y recordados.
  3. Hacia arriba: se refiere a percepciones visuales.
  4. Horizontal: se refiere a percepciones auditivas.
  5. Hacia abajo a la derecha: son procesos kinestésicos.
  6. Hacia abajo a la izquierda: son procesos auditivos interno, esto se refiere al dialogo interno, a hablar con uno mismo.

A través de los accesos oculares junto con otros componentes de la fisiología humana como la postura, la respiración, los gestos, se puede conocer el procesamiento cerebral de una persona.

En el estudio de la PNL se ha observado que detrás de la intencionalidad de la persona hay una secuencia específica de movimientos inconscientes de los ojos cuando se activa alguno de los canales perceptivos (visual, auditivo, kinestésico) y esto puede decir mucho de nosotros, por algo dicen que los ojos son el reflejo del alma.

Ejercicio 2: Órdenes encubiertas

Fuente: Hola.

¿Han notado que las preguntas generalmente terminan con una entonación ascendente y musical?, a diferencia de las órdenes que tienen una entonación descendente. Pues bien, esta técnica consiste en utilizar esa entonación descendente para formular una pregunta con la finalidad de lograr el efecto deseado.

Imagínate entonces que hoy quieres cenar fuera de casa, y tu pareja está muy cómoda en el sillón, una manera de utilizar la PNL para lograr tu objetivo sería utilizar una entonación descendente al preguntarle «¿qué te parece si cenamos fuera de casa?» de esta manera le estas dando la orden encubierta de salir. Claro, no esperes milagro al primer intento, se requiere práctica y la entonación correcta.

Ejercicio 3: El anclaje

Fuente: PNL Barcelona

Esta técnica tiene su base en el condicionamiento, es muy utilizada para disminuir la ansiedad frente a una situación que genere estrés. Mucha gente inconscientemente se “ancla” para distraer a su cerebro de situaciones incómodas.

Como ya habíamos mencionado, este anclaje puede ser de manera inconsciente, sin embargo puedes utilizar esta técnica conscientemente para tu beneficio, ¿a quién no le ha pasado que cuando tiene que sentarse a estudiar, una vez que abre el libro, lo invade un sueño profundo?

Puedes utilizar la técnica del anclaje para deshacerte del sueño cuando tienes que estudiar, educando a tu cerebro para que una vez que hagas cierto movimiento como sonar los dedos, tocar alguna parte de tu cuerpo, como el lóbulo de tu oreja o contar 3, 2, 1… También son útiles las técnicas de visualización de momentos agradables.

Ejercicio 4: Referencias internas y externas

Fuente: elpsicoasesor.

Para aplicarla, debemos darnos cuenta de nuestros patrones mentales inconscientes y sistemáticos, así como el de otras personas, esto nos ayuda a saber ¿en qué se basa nuestro criterio y normas de valor para lograr empatía hacia los demás?

De manera que, si quieres influir sobre una persona cuyas referencias se centran en su propio punto de vista, sus perspectivas del mundo (referencias internas), las frases utilizadas irán orientadas a la persona como lo más importante, ejemplo «¿cómo te sientes con tal situación?«, mientras que si la persona da mucha importancia a la opinión de los demás (referencias externa) las frases irán orientadas a exponer nuestro punto de vista, ejemplo “si quieres mi opinión podría decirte que…”

Ejercicio 5: Técnicas visuales, auditivas o kinestésicas

Fuente: lamenteesmaravillosa.

¿Has notado que ciertas personas son más receptivas ante estímulos visuales? ¿o que estudian mejor si es con música? ¿o que no pueden quedarse quietos en un solo sitio por mucho tiempo? Esto se debe a que todos tenemos diversos canales para captar información y esto influye en nuestro comportamiento y en nuestra toma de decisiones.

Por lo que si queremos influenciar a alguien, a tu pareja, por ejemplo, a que se mueva del sillón para salir a cenar y su canal de preferencia es visual, puedes comenzar con la frase “¡imagínate! Hoy abre nuestro restaurante favorito”. Lo que hará que comience a visualizar su plato favorito y lograrás la motivación perfecta para moverlo del sillón.

Ejercicio 6: El Rapport

Fuente: Euroforum

En esta último ejercicio nos debemos basar en una escucha activa entre el emisor y el receptor del mensaje, donde además del lenguaje verbal, el lenguaje corporal es importante. Por lo que, debemos entender primero el mensaje que queremos transmitir, así como lograr comunicar de manera clara el mensaje a mi oyente. Se trata de tener empatía con el interlocutor para lograr que el mensaje llegue, sea claro y entendible.

Por ejemplo, si el interlocutor tiene un ritmo de voz lento, nosotros debemos usar un ritmo igual. Al menos durante el inicio de la comunicación para lograr entrar en sintonía.

Conclusión: El lenguaje no verbal supera al verbal

Es interesante saber que el impacto que tienen nuestras palabras apenas es de un 7%, mientras que nuestro lenguaje no verbal representa el 93%, esto incluye nuestro lenguaje corporal (55%) y el tono, ritmo e intensidad de la voz (38%).

Imagina que estas en una consulta médica y el doctor que te atiende entra encorvado, sudando, buscando desordenadamente algo en tu historia médica, sin contacto visual y tartamudeando. Y es que, aunque el doctor te diga que todo está bien con tu salud, saldrás de ahí buscando una segunda opinión. De manera que modificando nuestra postura corporal, respirando pausadamente, podremos modificar nuestro comportamiento y lo que transmitimos al exterior.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.