Psicología de la supervivencia y situaciones de estrés

A la hora de un accidente, de estar varados en medio de la nada, perdidos, desamparados o solos en la naturaleza sin ninguna clase de dispositivo para saber dónde estamos o buscar ayuda, el saber cómo y dónde obtener comida, hacer fuego, determinar el rumbo y determinar el tiempo por medio de la posición del sol, son algunas habilidades que nos pueden ser de gran ayuda. Sin embargo podemos ser víctimas del miedo, la desesperación, el hambre y el estrés haciendo de estas habilidades, inútiles. Puede haber personas con muchos conocimientos pero que a la hora de estas situaciones mueren a la intemperie y otras con pocos conocimientos pero cuya actitud y valentía les permite sobrevivir y contar su historia.

Algunas historias  interesantes de supervivencia

– Caso de Harrison Okene

caso de supervivencia de harrison okene

Harrison Okene, es un caso de supervivencia peculiar. En 2013 sobrevivió durante tres días en una burbuja de aire en un barco sumergido tras un accidente. Okene era el cocinero en una tripulación de un barco nigeriano y en el momento del accidente se encontraba en el baño. Sobrevivió con  botellas de refresco o gaseosa y justo cuando estaba a punto de rendirse escucha la maquinaria de algunos buzos buscando cadáveres. Okene dice que en esos momentos hizo una promesa, que si salía vivo de allí, más nunca volvería al mar.


Aprende a memorizar con los palacios de la memoria


– Vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya

vuelo de la fuerza aerea uruguaya
Tomado de Youtube

Un viernes 13 de Octubre de 1972, un equipo de jugadores de Rugby se dirigía en avión hacia Chile para disputar un partido de este deporte. Por desperfectos en el avión, este se estrella en la cordillera de los Andes, dejando un saldo de 12 muertos y 33 sobrevivientes con numerosas heridas. Al final solo sobreviven 16 personas y el resto fallece por sus heridas o por inanición. El rescate fue posible luego de que un grupo de 4 personas decidieran atravesar las montañas para pedir ayuda. Un hecho tristemente célebre es que los sobrevivientes tuvieron que recurrir al canibalismo para sobrevivir.

– Historia de Hugh Glass

Historia de Hugh glass

En una expedición en lo que hoy en día es Missisipi, E.E.U.U, en el siglo XIX, este aventurero fue atacado por un oso Grizzly, una de las razas más peligrosas y grandes de oso en el mundo. Herido de gravedad, fue dejado por sus compañeros a la intemperie. Con varios huesos rotos y mutilado, tras 6 semanas vagando por el bosque, Glass sobrevive y es capaz de regresar a la civilización.

Factores que ocurren en situaciones de riesgo

  • Estrés

    El estrés es algo totalmente natural, es una respuesta de los seres vivos frente a situaciones de presión o peligro. Se manifiesta física y mentalmente. El estrés nos puede motivar a cumplir con nuestras tareas como también puede determinar nuestro fracaso a la hora de realizarlas, si no se controla adecuadamente. El estrés es necesario, sin él hay apatía.

Signos de estrés

  • Dificultad a la hora de tomar decisiones
  • Arranques de ira Olvidos
  • Bajo nivel de energía
  • Constante preocupación
  • Torpeza
  • Pensamientos suicidas o fatalistas
  • Problemas para andar en grupo
  • Aislamiento
  • Evadir responsabilidades Apatía y descuido

¿Cuáles son los beneficios de jugar ajedrez?


Estresores comunes

Los estresores son eventos a los que respondemos por estrés. No todas las personas responden por igual y pueden acumularse. Son estos eventos los que detonan una respuesta por parte del organismo, donde son liberadas hormonas que aceleran nuestro metabolismo, para brindar una respuesta de “pelea o huida”. Ejemplos de estresores:

1) Lesiones o heridas, enfermedad y muerte

Es estresante pensar en la posibilidad de resultar herido por algún agente hostil, bien sea humano o animal, ser víctima de un predador, la posibilidad de comer algo venenoso en una situación desesperante o la posibilidad de morir accidentalmente por un descuido en el terreno. Las lesiones o enfermedades no solo limitan la posibilidad de obtener otros recursos para asegurar la supervivencia sino que causan dolor. Si controlamos el estrés a ser tan vulnerables podremos tener la valentía y el coraje necesario para tomar los riesgos asociados las tareas de supervivencia.

2) Incertidumbre y pérdida del control

Muchas personas tienen problemas a encontrarse con un panorama que no está del todo claro, donde no se sabe a dónde se va ni de dónde se viene. Es estresante no tener control en un lugar desconocido y peligroso. En esos momentos se debe tener en cuenta que la única cosa que está garantizada, es que nada está garantizado.

3) Ambiente

No es lo mismo permanecer resguardado en la vivienda de uno que pernoctar en la jungla, el desierto o la nieve. El clima puede ser muy agresivo para aquél desprovisto de refugio, los animales también y el terreno puede ser peligroso. Uno puede enfrentarse al calor, el frío, la lluvia, tormentas, montañas, pantanos, desiertos, insectos molestos serpientes y más. De acuerdo a la actitud que se tenga frente a esto, se determinara si son fuente de alimentos y recursos o la causa de nuestra muerte.

4) Hambre y sed

Una persona puede estar más de dos semanas sin comer. Pero difícilmente una semana sin comer y sin tomar agua, 4 días como máximo. De esta forma es estresante tener que cuidar nuestros perecederos alimentos, sabiendo que podríamos estar muchas horas o días sin comer haciendo más factible nuestra muerte.

5) Fatiga

El acto de buscar los medios para sobrevivir es una actividad estresante por sí misma. Si no se descansa, cosas como mantenerse despierto son sumamente fatigantes.

6) Aislamiento

Estar acompañado nos brinda una sensación de seguridad, nos brinda ese calor humano que nos permite estar sanos mentalmente, además las tareas se hacen menos complicadas. El estar completamente solos es una causa de estrés

Elementos que causan estres


¿Es correcto ser un caballero en pleno siglo 21?


 Reacciones frente al estrés:

  • Miedo

El miedo puede resultar permitirnos actuar con cautela en situaciones donde la osadía puede causar lesiones, empero, el miedo puede inmovilizar a una persona, en especial al encontrarse en una situación con la cual no está familiarizada. La confianza en nosotros mismo nos permitirá salir adelante y no permitir que esto suceda.

  • Ansiedad

Mucha ansiedad puede hacer que se nos dificulte pensar y tomar decisiones, contribuir con nuestra fatiga. La ansiedad está relacionada con el miedo. Sin embargo no es del todo mala esta respuesta, tener ansiedad es una especie de motivación por querer sobrevivir, al buscar los medios para ello, la ansiedad disminuye.

  • Ira y frustración

Cuando intentamos alcanzar o lograr algo y fracasamos repetidas veces o agotamos nuestros recursos podemos caer en la frustración y de allí a la ira. Estas respuestas pueden  ser peligrosas porque pueden motivar actos impulsivos, irracionales, malas decisiones y suicidas. La frustración y la ira no solo son peligrosas para el individuo que las padece sino para aquellos que le rodean. Es natural sentirnos frustrados o sentir rabia en algún momento, pero enfocarse en estos sentimientos puede ser una pérdida de tiempo y de energía a la hora de querer sobrevivir.

  • Depresión

Luego de la frustración y la ira pueden aparecer sentimientos tristes que pueden causar desesperanza y que surjan preguntas como ¿y ahora qué?, ¿está todo perdido?, ¿éste es el fin?. Es totalmente natural extrañar a nuestros familiares, nuestra vida normal o la civilización, esto debe ser una motivación para esforzarnos más y querer sobrevivir y superarnos. Por el contrario sumergirse en estos sentimientos nos robará energía y tranquilidad.

  • Soledad y aburrimiento

Uno debe tener la fortaleza de valerse por sí mismo, ser lo suficientemente creativo para estar cómodo solo y mantener la mente ocupada en cosas productivas. Si bien es cierto que el somos seres organizados en sociedades, podemos vivir sin ellas. Además el estar solo puede dar lugar a interesantes descubrimientos mediante la introspección.

  • Culpa

La naturaleza de los eventos en los que las personas terminan en ambientes tan hostiles y desconocidos, muchas veces es trágica. Desde un accidente de avión y quedar varado en la jungla, hasta un tiroteo o secuestro en una zona rural. El hecho de ser el único superviviente tras un suceso o por ejemplo el tener que recurrir a los recursos de otro compañero que fallece puede ser una situación muy trágica sin embargo comprensible y que pueda hacer  sentir culpa. Uno debe recordar que ahora es el único y esos sentimientos no deben perdurar si se desea salir adelante.

Estresores y sentimientos comunes


¿Estamos solos en el universo?


Entrenando la mente frente al estrés

Las causas del fracaso de muchas personas al momento de encontrarse en situaciones de supervivencia es sucumbir ante sus temores y miedos, dejarse dominar psicológicamente ante la situación para luego terminar de caer, físicamente. Por ello la confianza en nosotros mismos y la compresión de estas emociones, dejarlas aparecer y luego controlarlas garantizará nuestro éxito. ¿Cuántas historias no existen de coraje, valentía y heroísmo en estas situaciones extremas?

– Conócete a ti mismo

Así como lo decía Sun Tzu en el Arte de la Guerra. De esta forma tendrás más confianza en las habilidades que dominas más.

– Anticipa los emociones

Trata de pensar que podría ocurrir en el peor de los casos, no pretendas dejar de sentir miedo, ira, frustración o tristeza. Son emociones naturales, pero no deben consumir toda nuestra energía. Se trata de hacernos fuertes para ser funcionales a pesar de nuestros miedos.

– Ten actitud positiva

Ser optimista, buscar el bien en todo y creer que sí se puede salir adelante nos proporcionará herramientas útiles, además fortalece nuestra creatividad y humor. Sé realista y prioriza. A veces nos fijamos con una idea y la sobrevaloramos sin darnos cuenta de las características reales. Hay que ser honestos consigo mismo y con los demás sin ser pesimistas. Por otro lado a la hora tener emociones que no beneficien nuestro avance, debemos recordar que la prioridad es sobrevivir, pues tenemos una vida, familia, sueños, metas, etc.

– Entrena

Gozar de buena salud y condición física será fundamental para poder luchar contra el estrés de forma adecuada y usarlo a nuestro favor.


¿El cerebro funciona al igual que una computadora?


Conclusión

Recuerda, sea cuál sea la circunstancia que puede ponernos en riesgo, por muy accidentado que sea el terreno, por terrible que sea el evento, o desolado que sea el lugar en el que estemos, el hecho de estar vivos es una grandiosa oportunidad para contar una gran historia, nuestra actitud y confianza en nosotros mismos garantizará nuestro éxito, no solo en estas situaciones sino en nuestra vida diaria.

Compártelo si te gustó

Psicología de la supervivencia y situaciones de estrés
¿Qué tal te pareció el post?

Comparte en tus redes si te gustó.
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares
  •  
    11
    Shares
  • 11
  •  
  •  
  •  

Estudiante de medicina y bombero voluntario. Artista de tiempo incompleto.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider