¿Qué ocurrió con los cadáveres de las Guerras Napoleónicas?

Las Guerras Napoleónicas acontecieron entre 1803 y 1815, en este conflicto bélico se vio involucrada casi toda Europa y costó la vida de unas 5 millones de personas entre civiles y militares, aunque suele hablarse de las épicas batallas entre soldados franceses y aliados poco se sabe de lo que ocurrió con los cuerpos que aquellos quienes perecieron durante una batalla o en la retirada.

Los soldados del ejército francés durante la retirada se vieron expuestos a muchas penurias pasaron de comer la carne de sus caballos al canibalismo, algunos robaron órganos del Colegio Médico de Vilna para comerlos posteriormente. Inclusive se les robaba la ropa a los enfermos y heridos para luego rematarlos o dejarlos morir en la nieve. Sin embargo, no acababa ahí, sus cadáveres también sufrirían las inevitables consecuencias de la guerra. Entre las cosas que les ocurrían podemos encontrar:batalla napoleonica

te puede interesar:Los filósofos que cambiaron la historia

Descomposición, quema, enterramiento de los cadaveres

Usualmente en las guerras los cadáveres permanecen un tiempo en el mismo lugar donde cayeron, luego algún regimiento se encarga de enterrarlos en fosas comunes o quemarlos para prevenir epidemias. Esta no fue una excepción, al principio en todos los campos de batalla llegaban las aves de rapiña, lobos, insectos, gusanos para buscar carne muerta pero fresca que a medida que se descompusieran los cuerpos se convertiría en una invitación para bacterias de todo tipo.

Posteriormente los habitantes de la zona o el ejército decidían que ocurriría con los cadáveres. En Vilna se intentó quemar los cadáveres pero el tufo acre desprendido de los cuerpos les hizo cambiar de idea en su lugar enterraron los cuerpos que aún no habían sido quemados.

En Waterloo, se contrató a campesinos locales bajo la supervisión de personal médico para limpiar el campo de batalla, los soldados aliados fueron enterrados y los franceses quemados. Estuvieron bajo las llamas durante más de una semana, los últimos días, solo ardía gracias a la grasa de los cuerpos. Un año más tarde aún había huesos de humanos y caballos que fueron vendidos para hacer fertilizante en las trituradoras de vapor de Yorkshire.

En algunos lugares de Rusia conquistados por Francia, se forzó a los campesinos para que cargaran a los heridos y enterraran a los muertos. En Borodino estaba a cargo el VIII Cuerpo de Westfalia, estos enterraron a sus soldados en fosas comunes de poca profundidad pero no a los enemigos, no les quedaba tiempo. A los días con las potentes lluvias se removió la tierra sacando los restos a la superficie.cuerpos de la batalla napoleonicas

Cosas curiosas sobre el desembarco de Normandia

Robo a los cadaveres

Recién sucedida la batalla los soldados del bando vencedor se ocupaban de tomar directamente de los cadáveres todo lo que les pudiese ser útil como armas, equipos, botas y objetos de valor como relojes, medallas, entre otras. Posteriormente los habitantes de la localidad (mujeres generalmente) iban a los campos de batalla a buscar lo dejado por los soldados.

Luego aparecían los saqueadores, quienes como no quedaba mucho que robar se dedicaban a extraer los dientes de los caídos, los dientes de oro, lógicamente, eran más costosos pero también se extraían los dientes comunes para realizar dentaduras postizas. Inclusive, tras la batalla de Waterloo hubo una gran cantidad de buen material para la elaboración de dentaduras postizas, ya que los soldados jóvenes tendían a tener mejores dientes, como sinónimo de buena calidad y estado perfecto a las prótesis de la época se les llamó “Dientes de Waterloo.”

Posteriormente les seguía otro tipo de saqueadores, cuando se puso en evidencia que la guerra estaba llegando a su fin, muchas personas comenzaron a viajar a los campos de batalla, donde aún olía a muerte y carne quemada, su propósito era tener la mayor cantidad de objetos para venderlos después. Se encontraban en busca de cartas, libros, cascos, municiones e incluso huesos olvidados. Estos objetos se convirtieron rápidamente en coleccionables lo que dio inicio a un nuevo mercado en el que los saqueadores transformaron su botín en reliquias históricas.

En el año 2012, posterior a descubrir un número considerable de fosas comunes, fue encontrado el primer esqueleto al cual nadie le había quitado nada, ni partes del cuerpo, ni su equipo. Esto se convirtió en un gran hallazgo solo por el hecho de que su cadáver y sus cosas estaban completos.

parodia a las guerras napoleonicas
Tomado de wikimedia commons

¿Por qué la iglesia católica era el terror en la antigüedad?

Al mercado agrícola de Doncaster, a donde se vendía el fertilizante hecho con huesos de caballos y soldados se les planteó que las bajas en el frente deberían de resultar útiles, por ende ese producto existía. Sin embargo, como en cualquier guerra el instinto de supervivencia y la avaricia borró toda forma de humanidad, convirtiendo una gran tragedia en un buen negocio, pero también se debe destacar el valor y la intrepidez de cada soldado que luchó su país y aún más de aquellos quienes perecieron en el campo de batalla.

¿Qué ocurrió con los cadáveres de las Guerras Napoleónicas?
¿Qué tal te pareció el post?

Comparte en tus redes si te gustó.
  • 3
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares
  •  
    6
    Shares
  • 3
  •  
  • 3
  •  

Estudiante de derecho en la ULA. Amante de temas bélicos e historia.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider

No images found