¿Realmente la biblia condena la homosexualidad?

Cuando hablamos de homosexualidad nos referimos a la atracción sexual y el amor erótico que se da entre personas de un mismo sexo, hombre con hombre y mujer con mujer. La homosexualidad es hoy en día señalada como una condición sexual del ser humano, que ha sido tema de tabú durante años en todas las culturas a nivel mundial. Las personas que experimentan esta inclinación sexual se ven confrontados de diversas maneras por la sociedad, así que una de las preguntas que más se hacen los homosexuales es ¿Dios, como concepción de un ser que existe para algunas personas, condena su verdadera atracción sexual?
 

La aceptación social

 

Es natural buscar la aceptación en nuestra sociedad si hemos sido durante años fuertemente rechazados y reprimidos. En la comunidad gay encontramos personas que expresan tener que lidiar primeramente con el rechazo de su familia y seguido por el de la iglesia; se debe señalar que la razón en que se basan muchos de los familiares para no aceptar la condición homosexual de un miembro de la familia, es porque Dios no los hizo de esa manera, partiendo del relato de la creación de Adán y Eva.

¿Condena la biblia la atracción y relación sexual hacia las personas del mismo sexo?

 

Levítico 18:22 dice lo siguiente:

No te echaras con varón como con mujer, es abominación.

 

Dichas palabras, según el relato, fueron dichas por Jehová mientras le daba instrucciones a Moisés sobre cómo debía ser el comportamiento de la humanidad sobre la tierra. Pero la negación hacia una relación sexual con una persona del mismo sexo no solo llega hasta ahí,  sino que esta negativa llevaba consigo una exigencia bastante extremista.

 

Levítico 20: 13 demanda:

Si alguno se acuesta con varón como con mujer, abominación hicieron, ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.

 

Te puede interesar:
 

La homofobia por el mundo

 

En países como Uganda, la religión se torna bastante extremista en cuanto al tema de la homosexualidad, y han inculcado en la cultura de aquella población el acto libre y justificado de matar a un hombre si es considerado gay, y la mujer es violada si la consideran lesbiana. No hay ninguna parte de la biblia donde la violación sea justificada explícitamente, en este caso todas las personas extremistas de Uganda estarían pecando ante los ojos de Dios de igual manera que una persona homosexual, pero los líderes religiosos lo han hecho lícito por conveniencia. Necesitan tener a sus feligreses contentos con el fin de multiplicar sus diezmos.

Sin embargo la cosa no para aquí, distintos pasajes de la biblia se tornan extremos y bastante exigentes, como en Deuteronomio 23:1 

No entrará en la congregación de Jehová el que tenga magullado los testículos, o amputado su miembro viril.

Dejando bien claro que las personas que no estén conformes con su sexo no tienen derecho de cambiarlo o simplemente quitarlo. Sin embargo, en la antigüedad, los reyes solían cortarles el miembro a sus criados para estar confiados de que estos no abusaran sexualmente de sus reinas e hijas, estos criados recibieron el nombre de Eunucos.

 

Bagoas
Bagoas. Conocido eunuco al servicio de la corte de Darío III y Alejandro Magno. Fuente: Morbido Fest.

 

De manera que, según la ley dada a Moisés, estas personas que no tuvieron opción, y no podían refutar de ser privados de su sexualidad y sexo también fueron condenadas por decisiones ajenas a no ser parte del pueblo escogido por Dios y aún mas, a ser desechados de toda salvación espiritual posible. Además que parece no haber pasaje bíblico que los defienda o los libre de la imposición anticipada.

 

¿Es el nuevo testamento menos homofóbico?

 

En el nuevo testamento dicha imposición sigue vigente, y de hecho, se añade rasgos nuevos ciertas conductas contrarias a las del hombre. En 1 de Corintios 9 se enfatiza:

¿No sabéis que los injustos no heredaran el reino de Dios? No erréis, ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones.

Vemos cómo en este pasaje bíblico se nos hace separar el afeminamiento de un hombre con el hecho de relacionarse sexualmente con otro hombre, para hacernos entender que solo la conducta delicada de una mujer será aceptada en un hombre.

No solo recae en los hombres

 

En Romanos 1:26-27 es el primer pasaje bíblico en donde la mujer también es señalada por relacionarse sexualmente con otra mujer, dice:

 

Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es en contra naturaleza y, de igual modo, también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros.

Te puede interesar: 

La sexualidad y las conexiones profundas


¿Por qué se siente atracción hacia las personas del mismo sexo?

 

Un par de chicas homosexuales.
Un par de chicas homosexuales. Fuente: pinterest.

 

La explicación científica

 

El enamoramiento se debe a un proceso químico inducido a través de nuestro cerebro  través de descargas neuronales, como por ejemplo, con el neurotransmisor dopamina, el responsable de los mecanismos de refuerzo del cerebro, de la capacidad de desear algo y de repetir un comportamiento que genera placer. Más la activación de hormonas y ceguera mental. Todo esto podríamos llamarlo un complot químico interno de nuestro cerebro que nos conlleva a fijarnos en personas con rasgos similares a los nuestros y que tendamos a elegir el olor de quienes tienen un sistema inmunológico distinto.

Entonces, si es nuestro cerebro quien nos impone sentirnos atraídos por otros seres, ¿debemos considerar que nuestras sensaciones están mal ante los ojos de algún Dios? o peor aún, si soy gay y no debo serlo ¿debería entonces quedarme soltero? En 1 de Corintios 7:9 se expresa:

Pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando.

Este pasaje conlleva totalmente a la confusión. De alguna forma logra convencer a los homosexuales a unirse en casamiento con una persona del sexo contrario, e incita a las personas a tener una vida frustrada mintiéndose a sí mismo y mintiéndole a la persona con la que se ha casado. Es importante señalar que esto no corresponde con el bien llamado don perfecto que nos debe unir, es decir no corresponde con el significado de amor.

La homosexualidad en la biblia

 

David & Jonathan
Dibujo de David & Jonathan. Fuente: MeteoDesigns (devianart).

 

Aún en la misma biblia se nos relata una historia de verdadero amor dado entre dos hombres.  En el versículo 4:

Jonatán respondió y Jonatán dijo a David: lo que deseare tu alma haré por ti.

El verso 17 dice:

Y Jonatán hizo jurar a David otra vez, porque le amaba, pues le amaba como a sí mismo.

En el verso 30 de este mismo pasaje, hay una confrontación entre el padre de Jonatán y Jonatán por causa de David del cual tenía celos y expresa Saúl claramente que él interpretaba la relación de su hijo con David como una relación homosexual, entonces se encendió la ira de Saúl contra Jonatán, y le dijo:

 

Hijo de la perversa y rebelde, ¿acaso no sé yo que tú has elegido al hijo de Isaí para confusión tuya, y para confusión de la vergüenza de tu madre?

Es necesario señalar que los líderes religiosos de lo que conocemos como cristianismo a lo largo del tiempo, se han encargado de convencer y asegurar que la relación del escogido de Dios, y el varón perfecto conocido como David, no tuvo una relación amorosa con Jonatán sino ellos la llaman una relación de amistad, juzguen por sí mismos los siguientes versículos aún más contundentes:

 En 2 de Samuel 1:26 se habla de la aflicción de David por la muerte de Jonatán, y expresó así el ungido de Dios:

Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce. Más maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres.

Te puede interesar: 

Prácticas sexuales raras


 

Conclusión

 

Debemos concluir preguntándonos ¿por qué David comparó el amor de Jonatán con el de las mujeres si lo solo se trataba de una amistad? Y si el amor se goza de la verdad ¿por qué debemos unirnos en una relación sexual a personas por las que no sentimos atracción alguna? ¿Si la atracción sexual viene de un comportamiento químico interno, entonces, no deberíamos considerarla natural?  ¿Acaso no es esto hipocresía? 

Para aquellos que creen en un Dios lo suficientemente justo, resultaría una inmensa contradicción pensar que son rechazados por su propio creador, mas aún, de ser un Dios que conoce todo, debería ser más desagradable aún ante sus ojos ver que no amamos a la persona con la que estamos.

 

Yefté.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Realmente la biblia condena la homosexualidad?
¿Qué tal te pareció el post?
Comparte en tus redes si te gustó.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estudiante de medicina. Bibliófila y melómana.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider