La cocina es un arte y deleite para muchos, la simple idea de preparar algo sorprendente para alguien a quien apreciamos, o solo cocinar una buena comida para satisfacernos al final de un largo día de trabajo, resultan indispensables en la vida de muchas personas. Pero, no es descabellado pensar que no a todo el mundo le gusta la idea de la cocina, pues como todas los artes, la cocina no es para todos; incluso algunos afirman que se debe tener un don divino para dedicarte a ejecutar estos retos de sabor y devoción. Sin embargo, hay que detenernos un momento en este punto y dedicarnos a citar a un personaje de una caricatura animada llamado chef Auguste Gusteau de la película “Ratatouille” que dijo alguna vez “cualquiera puede cocinar”. Y ya sabrás porqué.
 
 

Te puede interesar:


 

Struggling cook
Fuente: Capers Rouge.

 

¡Claro que sí! Chef Gusto dio justo en el clavo. Es completamente cierto, cualquiera puede cocinar, solo es cuestión de una limitación mental la que dice que no puedes hacerlo. Para todas aquellas personas que no les agrada cocinar o simplemente no saben cómo hacerlo, estas son unas recetas básicas que les serán de mucha ayuda para cualquier emergencia que pueda surgir.

Junto con esta información, en las siguientes líneas les brindaremos una serie consejos (que serán especificados dentro de las preparaciones)  para que estos cotidianos platos lleguen a ser un manjar luego de un largo día de estudio, trabajo o ambos.

Recetas para principiantes y personas con poco tiempo

 

Niños cocinando
Es importante incentivar a los más pequeños de la casa a cocinar. Fuente: dailynews.

 

1. Arroz blanco levemente tostado

 

Arroz
Arroz. Fuente: allbrazilian.

 

De acuerdo, puede sonar demasiado básico, pero admitámoslo, muchos de nosotros no sabemos ni siquiera hervir agua sin dejar que se evapore y queme el recipiente. Además, con esta receta tendrán arroz perfecto todas las veces que lo preparen (que conste, tostado no es quemado).

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz
  • 2 tazas de agua
  • 3 cucharadas de aceite
  • Sal al gusto.

Utensilios:

  • 1 olla alta con tapa
  • 1 cuchara de madera
  • Tazas del mismo tamaño
  • 1 bol pequeño.

La preparación resulta ser bastante simple y útil, sobre todo por la gran gama de ramificaciones que tiene. Para comenzar, ponga la olla a fuego alto y agregue el aceite junto con el arroz ya medido como se especifica antes, revuelva constantemente hasta que tome un color un tanto tostado, posteriormente debe medir el agua y verterla en un bol con sal al gusto, luego (con cuidado) verter el agua en el arroz y revolver, una vez que el agua hierva, baje el fuego y tapar dejando un pequeño espacio. Es necesario que el arroz se mueva con la cuchara de vez en cuando, para evitar que se pegue y también tapar cada vez que se destape para que los vapores ayuden a cocinarlo con más facilidad. Si nota que el arroz ya no tiene agua, revise con ayuda de la cuchara para ver si en el fondo de la olla aún hay agua, si ya está seco, ¡Felicidades! Ya sabes hacer arroz.

 

2. Salsa roja para pastas (Napolitana)

 

Salsa napolitana
Salsa napolitana. Fuente: pressdemocrat.

 

Por favor, olvídense que la mayonesa y la salsa Ketchup deben ir con la pasta de harina de trigo. Es un sacrilegio que hay que erradicar, la verdadera salsa para disfrutar al máximo este plato, es la siguiente:

Ingredientes:

  • 1/2 kg de tomates cortados en trozos muy pequeños
  • 1 cucharada colmada de pasta de tomate diluida en medio vaso pequeño de agua
  • 1/2 cebolla cortada en trozos pequeños
  • 2 dientes de ajo cortados igual que la cebolla,
  • 3 cucharadas de aceite,
  • 1 pizca de azúcar, sal y pimienta,
  • 4 hojas grandes de albahaca y la cantidad necesaria de orégano.

Utensilios:

  • 1 sartén grande con tapa
  • 1 tabla
  • 1 cuchillo
  • Cucharillas y una cuchara de madera.

La preparación se presta para almacenarla, así no solo podrán disfrutar de una gran comida, sino de muchas más. Comenzamos por poner el aceite en la sartén precalentada a fuego medio, añada el ajo y la cebolla cortada, mueva con la cuchara de madera hasta que éstas se tornen transparentes, luego agregue los tomates y revuelva hasta que comiencen a liberar agua. Una vez que suceda esto, baje el fuego y agregue la pasta de tomate diluida. Cuando obtenga una salsa homogénea, agregue sal, pimienta y orégano al gusto, el azúcar funciona para quitar la acidez que dejan las semillas del tomate cuando se cortan, así que sólo se agrega un poco. Posteriormente, se coloca el fuego al mínimo y se tapa la preparación hasta que tenga la consistencia deseada.

Realmente, no es nada difícil y se le puede agregar cualquier ingrediente para hacerla más gustosa, pero si deseas una salsa italiana tradicional, aquí la tienes.

 

3. Salteado de vegetales al estilo japonés

 

Vegetales
Fuente: teneruncuerpazo.

 

Esta receta es para las personas que no cuentan con muchos ingredientes en sus refrigeradores, y si son estudiantes, ¡aún mejor! pues no necesitas tener vegetales específicos para lograr que este platillo quede delicioso.

Ingredientes:

  • Cualquier vegetal disponible, pero para esta receta se necesitará una zanahoria, un calabacín, un pimentón, una rama de apio España, una cebolla, dos dientes de ajo
  • Salsa de soja
  • 1/2 cucharadita de jengibre fresco o en polvo
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 4 cucharadas de aceite, sal y pimienta al gusto.

 

Utensilios:

  • Un sartén grande con asa
  • cuchillos
  • tabla para picar
  • 1 cuchara de madera y cucharillas.

Cabe resaltar que todos los vegetales deben ir picados en tiras largas y delgadas, más o menos del tamaño del dedo índice, pero la cebolla y el ajo deben ir picados en cuadros pequeños.

Una vez que los vegetales están cortados, precaliente el sartén y agregue la cebolla con los dientes de ajo a fuego lento para lograr que se vuelvan transparentes. Una vez logrado esto, suba el fuego al máximo y agregue las zanahorias con el pimentón y el apio España, remueva bastante por unos minutos (si observas que la preparación empieza a dorarse mucho, baje el fuego a media potencia). Cuando los vegetales se vean brillantes pasados unos cuatro minutos, añada el calabacín, revuelva y agregue el azúcar, salsa de soja, jengibre y la sal con la pimienta al gusto. En el caso de que se quiera colocar algo de carne en el salteado, es necesario que se corte la carne del mismo modo que los vegetales principales, y antes de colocar la cebolla con el ajo, con el sartén bien caliente, agrega los trozos de carne sin remover mucho, solo para despegarla de vez en cuando. En el momento en que la carne se vea cocida por fuera, hay que sacarla y mantenerla en un pequeño bol aparte; en el mismo sartén cocina los vegetales y al finalizar, agrega la carne revolviéndola un poco.

Si quieres impresionar a algún invitado con tus  habilidades culinarias recientemente adquiridas, esta receta es perfecta, funcional y económica.

 


Te puede interesar:

La comida y su sabor


4. Carne sellada

 

Carne sellada
Carne sellada. Fuente: almanac.

 

Este es un clásico que no puede faltar en la cocina de cualquier amante de la carne, ya que es fácil y rápida de preparar.

Ingredientes:

  • Cualquier tipo de carne
  • Un poco de aceite,
  • Hacer un preparado para darle gusto a la misma con los aderezos que más te parezcan deliciosos, agregando a su vez, si es de tu elección, un ingrediente líquido a la preparación, como por ejemplo, mezclar salsa de soya, sal, pimienta y orégano.

Utensilios:

  • 1 sartén que pueda acoger a la carne seleccionada
  • Pinzas o espátula.

Para comenzar, hay que aplique a la carne todos los condimentos seleccionados, una vez hecho, deje que el sartén esté bien caliente con el aceite y ponga la carne, dejando que chisporrotee, al pasar unos minutos, de vuelta a la misma y espere unos minutos más. Cuando la carne tome un color tostado, retire de la sartén, y ¡a disfrutar!

Nota: Si te agrada más el término medio en la carne (no tan cocido) deja menos tiempo por cada lado.

 

5. Arroz con vegetales

 

Arroz con vegetales.
Arroz con vegetales. Fuente: LauRodriguez.

 

Para esta receta es necesario unir la receta número uno con la receta número tres, pero en vez de cortar los vegetales en tiras, se cortarán en cubos pequeños.

La preparación es la misma, y cuando ambas recetas estén listas, únelas ¡Y ya está! Si nos ponemos a ver, cocinar ya no resulta tan difícil, ¿No?

 

6. Torta de chocolate en taza

 

Torta de chocolate en taza
Torta de chocolate en taza. Fuente: Tunutricionista.

 

Este es un postre dirigido especialmente a las personas que posean un microondas y unos pocos ingredientes.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 4 cucharadas de leche
  • 3 cucharadas de aceite
  • 3 cucharadas de azúcar (morena o blanca)
  • 3 cucharadas de cacao
  • 3 cucharadas de harina.

Utensilios:

  • 1 taza grande
  • Cucharas
  • 1 microondas.

La preparación es la mejor parte de esta receta, pues solo hay que agregar en la taza la leche, aceite, azúcar, cacao y batir con cuidado de no derramar nada. Luego agrega harina una cucharada a la vez mientras se integra con la mezcla. Por último, pone la taza un minuto en el microondas, ¡Y listo! De veras, nunca un pastel fue tan sencillo de hacer.

 


Te puede interesar:

El robot que te lleva comida a casa


 

 

 

¿Conoces alguna receta sencilla que quieras compartir? Déjala en los comentarios.

 

Recetas sencillas para principiantes de la cocina
5 (100%) 2 votes

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here