Conoce a las reinas faraón del Antiguo Egipto

Replica del busto de Nefertiti. Una de las posibles reinas faraón del Antiguo Egipto
Replica del busto de Nefertiti. Imagen tomada de Flickr.

Las mujeres en el Antiguo Egipto tenían más libertad que las romanas y griegas, pues tenían derecho sobre sus propiedades y herencias. Aun así, la sociedad era regida por los hombres. Ello no impidió a las mujeres, sea por ambición o para conservar el trono en su familia, hacerse con el título de Faraón, ostentando el poder como máxima autoridad sin una compañía masculina como se dictaba en la época. Esta es la historia de las 8 reinas faraón del Antiguo Egipto.

 

Merytneit

Piedra de Merytneit
Piedra con un jeroglífico escrito que significa Merytneit. Imagen tomada de Wikimedia Commons. Autor Juan R. Lazaro

Fue la primera mujer en reinar sobre Egipto, perteneció a la Dinastía I y gobernó alrededor del año 3000 a.c. Su tumba, una mastaba, fue descubierta en 1900 d.c. Originalmente, se pensó que era un faraón hombre y fue llamado Merneith. Esto debido a la solemnidad del sepulcro pero la ausencia del símbolo Horus, distintivo que representa el título de faraón, les llevó a pensar que era una mujer. Su nombre fue cambiado a Merytneit.

La reina faraón tuvo que hacerse cargo de Egipto tras la muerte de su esposo el faraón Dyer. Pues sus hijos, Dyet y Den, eran aún muy pequeños para gobernar por sí mismos, siendo una especie de regente. Cabe destacar que ambos serían faraones y a la muerte de su madre Den se encargaría de que fuese sepultada apropiadamente como su rango dictaba. Por lo que los historiadores opinan que Merytneit renunció a su cargo luego de que sus hijos tuvieron edad para gobernar.

 

Jentkaus I

Jeroglíficos de Jentkaus.
Jeroglíficos que significan el nombre de la reina faraón Jentkaus. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Gobernó en una circunstancia similar a la de Merytneit. Al morir su esposo sus hijos aun no alcanzaban la edad para gobernar. Sin embargo, ella quien dio el cierre a la Dinastía IV para que sus hijos comenzaran la V, legitimándola de esta forma. Nuevamente, fue el sepulcro lo que creó la duda sobre el hecho de su gobierno, pues se le rindió un gran culto funerario. Inclusive usó la vestimenta de faraón en su sarcófago y se encontró un barco en la pirámide donde fue enterrada, lujo que sólo tenían los reyes. Además de que su pirámide es considerada como la cuarta de Giza. Los historiadores piensan que pudo haber gobernado cerca de 2500 a.c bajo el nombre de Dyedefptah.

 

Nitocris

Ilustración de Nitocris
Ilustración de Gilbert de Séve sobre la venganza de Nitocris para un concurso. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Es la primera reina conocida del mundo y la primera mujer, incluyendo las anteriores, en tomar oficialmente el título de faraón. Manetón, un historiador egipcio de la época, la describe como “la más valiente que todos los hombres de su época, la más bella de todas las mujeres, de piel hermosa y rojas mejillas.” Reino durante 12 años. También fue la última faraón de la dinastía VI, comenzando su gobierno antes del 2200 a.c luego de que su esposo fuese asesinado. Durante su gobierno prosperó la recolección de oro y turquesas.

Sin embargo, Nitocris asumió el título de faraón sólo para vengar a su marido, ya que, hábilmente fue amable con todos los asesinos hasta que las obras en el río Nilo estuvieron culminadas. Incluida una habitación con un canal oculto directo al río, donde hizo celebrar un banquete con los conspiradores. Mientras ellos festejaban la reina faraón ordenó abrir el canal, todos murieron ahogados. Después de ello, Nitocris se suicidó arrojándose al fuego.

 

Neferusobek

Estatua de Neferusobek
Estatua de Neferusobek en el Museo Egipcio de Berlín. Imagen tomada de Wikimedia Commons. Autor Hedwig Fechheimer

Al igual que Nitocris ostentó el título de faraón. Su tumba no ha sido encontrada por lo que no sé sabe mucho de su gobierno más allá de que sucedió a su padre Amenemhat III, al  no tener este un heredero varón. Estuvo al mando de Egipto por 3 años y 10 meses, iniciando su reinado en el año 1793 a.c. También, fue la última gobernante de la dinastía XII. Cabe destacar que en el último año de su reinado se registró una inundación debido al aumento del río Nilo.

 

Hatshepsut

Estatua de Hatshepsut
Estatua de Hatshepsut en el Museo Metropolitano de Arte. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Perteneció a la dinastía XVIII, su gobierno inició en el 1490 a.c y continuó por 22 años. Su padre la designó como heredera. Pero por jugadas políticas acabó siendo la esposa de Tutmosis II y por poco no es nuevamente relegada a la muerte de este. Sucedió que Tutmosis III era muy joven para gobernar por lo que Hatshepsut se nombró regente y retrasó su legitimación en el trono. Curiosamente, ella estuvo preparando una suerte de golpe de Estado desde su matrimonio, buscando alianzas políticas y religiosas.

Durante su reinado prosperó el comercio de oro, marfil, ébano y mirra con Punt. También, dirigió personalmente los ataques contra Nubia, cuando estos atacaron Egipto. Para asegurar su reinado Hatshepsut se dio a sí misma un origen divino, pues declaró que su padre no era Tutmosis I sino el Dios Amón, garantizando de esta forma su derecho al trono.

Cabe destacar que usó completamente la vestimenta de faraón, incluida una barba para ceremonias. Incluso, para las estatuas y pinturas hizo que redujeran el tamaño de sus pechos. También, solía cambiar su nombre por uno más masculino Hatshepsu, los escritos no coinciden en si nació hombre o mujer. Todo ello para realzar su divinidad. Además, fue la primera mujer faraón que se hizo esculpir como esfinge.

Esfinge de Hatshepsut
Esfinge de Hatshepsut en el Museo Metropolitano de Arte. Primera esfinge de una mujer Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Hatshepsut intentó iniciar una dinastía en la cual fuesen las mujeres quienes heredasen el trono. Sin embargo le fue imposible tras la muerte de su hija y heredera Neferura. El título de faraón luego de su muerte fue para Tutmosis III, quien intentó borrar su reinado. Con el fin de detener las pretensiones al trono de la familia de Hatshepsut y asimismo legitimar su poder.

 

Nefertiti

Replica del busto de Nefertiti. Una de las posibles reinas faraón del Antiguo Egipto
Replica del busto de Nefertiti. Imagen tomada de Flickr.

Perteneció a la dinastía XVIII, la misma de Hatshepsut. Gobernó por escasos meses alrededor de 1340. Históricamente, desaparece de los escritos antes de la muerte de su esposo Akenatón. Sin embargo, hay una teoría que dice que Nefertiti se hizo con el trono egipcio, pretendiendo ser un hombre llamado Semenejkara, el más enigmático de los faraones egipcios y curiosamente el que sucedió a Akenatón. Pudo haber sido asesinada por traición al solicitar un esposo al emperador de Hatti. Realmente, no se tiene evidencia de que haya sido una reina faraón más que las teorías y el hecho de que en sus bustos y estatuas usa atributos de faraón.

 

Tausert

Relieve de Tausert
Relieve de Tausert. La única reina faraón que no fue hija de faraones. Imagen tomada de El Templo de Seshat,

La última reina faraón realmente egipcia, también última faraón de la dinastía XIX. Su gobierno de tan sólo dos años estuvo marcado por una profunda anarquía. Con diferencia a las demás reinas faraón Tausert no era hija de reyes, sino la esposa de Sethy II. Consiguió su poder al confabularse con el canciller Bay, aunque consiguió su coronación no se sabe si luego de esto fueron enemigos o amantes.

Lo cierto es que la influencia de Tausert era cuestionada por la milicia, el clero y el pueblo. Esto acabó con su derrocamiento, y la instauración del gobierno de Sethnajt, iniciando una nueva dinastía. Su sepulcro nunca fue encontrado pues el lugar donde debería haber sido sepultada fue usado por Sethnajt a su muerte.

 

Cleopatra VII

Busto de Cleopatra VII
Busto de Cleopatra VII. en el Museo Berliner Museumsinsel. Imagen tomada de Wikimedia Commons. Autor Louis le Grand

La conocida reina de Egipto perteneció a la Dinastía Ptolemaica y fue la última en ocupar el título de faraón. Heredera de su padre en conjunto con su hermano Ptolomeo XIII. Sin embargo, las discrepancias entre ambos hicieron que comenzase una guerra civil en Egipto. Fue ahí cuando Roma intervino y tras la muerte de Ptolomeo XIII, Cleopatra ascendió al trono en solitario. Fuera de su conocida vida amorosa, durante su reinado se vivieron momentos difíciles pues la moneda sufrió fuertes devaluaciones debido a políticas de economía centralizada como controles de precios, aranceles y monopolio estatal.

Su muerte según la creencia popular se debió a un suicido por picadura de serpiente pero el médico personal de Cleopatra no pudo explicar la causa de su muerte, incluso llegó a pensarse que se inyectó el veneno. Antes de esto, envío a su hijo Cesarión al Alto Egipto pero las tropas de Octavio lo encontraron y ejecutaron. Con estos hechos termina la época de los faraones y Egipto se convierte en una provincia de Roma.

 


También puede interesarte nuestro artículo del mes:

Historias cortas de terror 


 

En conclusión, la mayoría de las reinas faraón del Antiguo Egipto obtuvieron el poder en momentos difíciles, tanto así que muchas de ellas culminan sus dinastías para dar paso a la siguiente. Sin embargo, eso no les impidió continuar gobernando un país con una cultura milenaria.

Conoce a las reinas faraón del Antiguo Egipto
¿Qué tal te pareció el post?