Aprender a ser aunque sea un poco a ser mejor en las entrevistas de trabajo es un buen objetivo dado que ofrece mejores oportunidades para el potencial candidato. Con base a esto, el siguiente artículo tiene como propósito ilustrar al lector sobre cómo responder algunas preguntas en una entrevista de trabajo.

El trabajo forma parte esencial de la vida y si una persona no disfruta su trabajo no estará disfrutando su vida. Para una persona común, el trabajo es lo que verá y dónde estará gran parte del día, donde probablemente encontrará a su pareja y a sus amistades, aquello por lo que será conocida y también de lo que dependerá su estatus social y determinará, en parte, su felicidad general a través de la satisfacción con el trabajo.

Por estas circunstancias es fundamental profundizar en que dedicarse o qué aprender para trabajar.

A continuación algunas de las preguntas más comunes y estrategias para responderlas:

Cuéntanos de ti,  ¿Podrías hablarnos un poco de ti?

Lo que realmente quiere decir esta pregunta es, ¿quién crees que eres? ¿qué dirás y qué no dirás sobre ti?

Se trata de una pregunta abierta y la respuesta es enteramente personal.

No se deben pedir aclaratorias a las preguntas abiertas. Se deben responder de una vez. La estrategia a utilizar consiste en narrar de forma lógica una historia sobre ti donde la mayor parte del contenido biográfico sea profesional y una pequeña parte personal, evitando describirse usando títulos o cargos.

Marcar el final de la respuesta hablando sobre detalles personales o de la vida social, luego de haber hablado sobre los detalles biográficos laborales importantes. También es importante, evitar hablar sobre las fortalezas y debilidades dado que es bastante probable que esto lo explore el encuestador más adelante.

¿Por qué te estás postulando a este trabajo?

¿Por qué quieres trabajar aquí? o¿Por qué deberíamos contratarte? son dos variantes a la demanda que encabeza este subtitulo y esconden el verdadero trasfondo de esta pregunta que es, ¿qué puedes hacer que necesitemos qué hagas? o ¿acaso tienes idea de lo que necesitamos qué hagas?

La estrategia a utilizar es reflejar las necesidades de la empresa o del empleador antes que las propias, en cada oración que transmitas debes utilizar las especificaciones del trabajo.

entrevistas exitosas de trabajo
Antes de asistir a tu entrevista, revisa detalladamente tanto el perfil de tu posible empresa empleadora así como el perfil de la persona que quiere ocupar el empleo que ellos ofrecen. Cortesía: Pixabay

Una respuesta detallada sobre la experiencia y la motivación necesaria con  las habilidades requeridas son las cosas que usualmente (y lógicamente) quiere escuchar e empleador.

Esta pregunta es una oportunidad para reforzar la imagen de uno y sus habilidades ante el encuestador o empleador y por lo tanto es clave saber aprovecharla. Es recomendable evitar las preguntas aquí sobre el salario a percibir.

¿Cuáles son tus fortalezas o valores?

Lo que realmente se pregunta y busca es, ¿realmente te conoces a ti mismo?

Por ello debes responder a esta pregunta brevemente con la descripción del trabajo en mente. Es realmente importante ser uno mismo a la hora de responder y ser honesto, no memorizar respuestas básicas pero sí tener una estrategia para poder demostrar de una manera adecuada y elegante las aptitudes y actitudes necesarias para el empleo sin usar adjetivos a solas.

¿Cuáles son tus debilidades más grandes?

Lo que en realidad preguntan: ¿Estoy en lo cierto al pensar sobre tal defecto o debilidad sobre ti? ¿y vas a usar las mismas respuestas aburridas y evasivas que todo el mundo o vas a responderme con algo a mi nivel?

errores en entrevistas de trabajo
No debes mostrar más debilidades de las que ya reflejaste en tu curriculum, refuerza tus virtudes. Cortesía: El Correo

Estrategia: Si a uno le han invitado a ser entrevistado, es probable que el entrevistador este buscando afirmar alguna debilidad previamente detectada y no información sobre otras nuevas debilidades. Por consecuencia es preferible contar aquello que ya probablemente saben, decir claramente cuáles son las debilidades, citar alguna evidencia que constate que se está trabajando por mejorar esas debilidades y hablar sobre las debilidades que pueda tener el currículum. Se recomienda evitar respuestas genéricas como “soy perfeccionista”, “ninguna”, “no ser bueno en algo (que el trabajo no requiere)” y otras de ese estilo.

¿Qué puedes aportar a esta empresa?

En realidad: ¿qué podemos comprar de ti?

Estrategia: responder con entusiasmo y con buenas ideas y originales. No tener miedo a ser plagiado o a darlas “gratuitamente”.

¿Cómo te ves en cinco años? ¿Cómo te ves en dos años?

La pregunta en realidad quiere decir: ¿estás por este trabajo o detrás de cualquier trabajo? ¿Qué tan pronto necesitas un nuevo reto? ¿Eres realista sobre lo que la empresa puede ofrecerte?

Estrategia: Si no sabes que responder, responde que no sabes, de la forma más natural dado que es la verdad.

¿Se ha entrevistado con otras compañías?

Estrategia: Demostrar que no se está necesitado, que estás siendo solicitado por otras empresas.

¿Qué mentalidad suele buscar un empleador en un potencial candidato?

En primer lugar, una persona que pueda proyectarse y verse mucho más allá de donde está actualmente, pensar grande, hacer conexiones, ser abierto. Tener adaptabilidad a los cambios y a los retos, flexibilidad para enfrentar los problemas, enfoque, capacidad de innovar.

trabajadores proactivos
Un trabajador proactivo es muy útil en cualquier puesto de la empresa y realza el valor de la que lo emplea, ¡muestrate como uno de ellos! Cortesía: Pixabay

En segundo lugar que el candidato sea una persona enfocada a hacer el bien, a alcanzar las cosas de una manera justa, honrada, de modo tal que sea en beneficio del equipo, de sí mismo, de la sociedad y de la empresa. La honestidad, sinceridad, lealtad, generosidad y bondad son las cualidades a destacar en este caso.

Por último siempre es importante tener tenacidad, resiliencia, persistencia en las cosas que se hacen, es lo que permite mantenerse hasta alcanzar los objetivos propuestos con determinación, energía y deseo de cumplirlos.

Cuando el entrevistado pregunta

Al final de algunas entrevistas se le permite al potencial candidato al trabajo realizar una serie de preguntas.

La estrategia que se recomienda es hacer preguntas que demuestren genuino interés sobre la compañía o empresa y que demuestren que el candidato es encantador.

Por otro lado se recomienda ¡nunca hacer preguntas como!

  • ¿Cuál es el salario?
  • ¿Qué es lo que exactamente hacen en la empresa?
  • ¿Es verdad cierto chisme sobre tal empleado?
  • ¿Cuánto tiempo de vacaciones dan?
  • ¿Puedo trabajar medio tiempo?
  • ¿Qué tan pronto puedo ser promovido?
  • ¿Puedo usar las redes sociales en las oficinas?

Confianza en ti mismo: Aspecto Clave

La mayoría de los candidatos que llaman la atención en las entrevistas por su gran confianza en sí mismos tienen en común que se sienten cómodos siendo ellos mismos, es decir, saben quiénes son, qué es lo que quieren, para qué son buenos y en dónde tienen fallas.

Para tener confianza en sí mismo no hace falta habilidades en particular, o talentos innatos súper desarrollados. Lo que se precisa en realidad es un auto conocimiento y aceptación de lo que uno es, saber que uno puede poner el control en sus propias manos. Pensar en la confianza en sí mismo como una comprensión y el conocimiento de lo que uno realmente es permiten encaminarse a desarrollarla.

No se debe pensar como una característica de la personalidad que solo algunos pueden tener y otros no ya que todos pueden llegar a tener gran confianza en sí mismos.

La clave para una confianza en tus aptitudes: ¡Conócete a ti mismo!

La primera impresión es un aspecto a trabajar

En el contexto de una entrevista de trabajo, la primera impresión cuenta y los primeros minutos son cruciales durante la entrevista. Uno debe vestirse de manera acorde a la situación. Una regla para esto es vestirse un poco más elegante que el entrevistador. Si la entrevista ocurre en la sede de un prestigioso banco, probablemente el candidato deberá usar su mejor traje, mientras que si se trata de una empresa jovial donde todos visten ropas informales, el candidato deberá utilizar su mejor ropa informal, sin perder la elegancia.

ropa para entrevistas de trabajo
Utiliza tu mejor atuendo para reflejar seriedad y porte ante tu entrevistador. Cortesía: Pixabay

Al expresarse y saludar es fundamental usar un tono de voz variado e interesante sin caer en la monotonía y tener buenas posturas. Es clave no demostrar debilidad en la apariencia.

En conclusión, poténciate a ti mismo

La mejor persona que se puede ser es uno mismo. La manera como uno habla de sí mismo y de aquello en lo que puede convertirse dice más que una educación en la escuela o universidad más costosa o prestigiosa y cualquier currículum sobrecargado, cada pregunta que se pueda realizar en una entrevista de trabajo responde a variables esenciales o necesidades de la empresa o el empleador, quién busca resolver el problema. Por eso es necesario prepararse para demostrar inteligentemente que se satisfacen estas necesidades y por otro lado que se escoge el trabajo adecuado.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.