Resumen de la Revolución o Restauración Meiji

El hermoso país de Japón se ha destacado en las últimas décadas por su increíble cultura, tecnología, comidas, en fin, es una nación de primer mundo al que muchas personas le tienen extraordinaria admiración, lo que también lo hace extremadamente turístico. Por supuesto, aún no hemos mencionado sus avances en el entretenimiento, que ha cobrado millones de fans alrededor del mundo. Sin embargo, esto no siempre fue así, hubo una época en que el adorado país estaba alejado de todos, especialmente de occidente, presentando un enorme atraso en comparación con otros tanto en el aspecto social, educativo, tecnológico. Aunque la paz reinaba, la evolución estaba en pausa.

No fue sino hasta el 13 de enero de 1868 que un nuevo emperador reclamó el gobierno del país, después de más de dos siglos, en lo que se conoció como “revolución Meiji”. Sin embargo, muchos autores defienden que el término correcto sería “restauración”, pues no hubo un evento violento significativo, pero cambiando el rumbo de forma radical para el país, convirtiéndolo en lo que conocemos hoy en día. Te invitamos a conocer un poco más acerca de la historia de Japón a lo largo de este artículo, ¡acompáñanos!

Antecedentes de la Restauración Meiji

Advertisement

La mejor forma de entender el impacto que fue para la población nipona la restauración Meiji, es estudiar un poco lo que el reinado de los Tokugawa era.

Durante aproximadamente 260 años, Japón era gobernado por pequeños daimios que, a su vez, eran liderado por el shogún, miembro de los Tokugawa, que era algo así como el rey de reyes. También teníamos al emperador, sin embargo, su poder militar era nulo, aunque tenía cierta influencia estaba lejos de estar a cargo.

Para resumir más de dos siglos de historias podemos establecer 3 características:

  • Paz

En esta época reinó una paz armónica en el país, no hubo guerra ni conflictos armados importantes. Inclusive, su ejército comandado por los poderosos samuráis quedó prácticamente inutilizado, teniendo a todo un porcentaje de la población sin un objetivo o función determinada. Sin embargo, los samuráis eran considerados miembros importantes de la sociedad, tenían poder y riquezas, es más, el porte de la espada era símbolo de relevancia.

samurais
  • Orden social

Japón era una población totalmente feudal con un estricto orden social, la cual estaba estratificada en 4 clases principales: los samuráis, campesinos, artesanos y comerciantes. Cada clase tenia una labor determinada, vestimenta o comportamiento que debía seguir, no podían casarse o relacionarse con otro estrato, por lo que era prácticamente imposible mejorar la calidad de vida. Si tus padres eran artesanos, tú también lo serias y tus hijos, nietos, etc.

  • Aislamiento

Los Tokugawa temían a la influencia externa, por lo que alejaron al país de resto del mundo. Por lo que se prohibía el comercio con el exterior, con excepción de China y una pequeña compañía de Holanda.

Por supuesto, esto generó diversas consecuencias que afectaba la propia estructura del país, como el florecimiento de la agricultura del arroz, lo que permitió que la clase de los comerciantes emergieran por encima de los samuráis, lo que no les hizo mucha gracia, haciendo que el estricto orden social se debilitará.

Además, la educación era permitida solo para los grandes señores, las personas de poder, asimismo, al estar aislados, las nuevas tecnologías no tocaban las fronteras del país, por lo que presentaba un atraso importante en comparación a occidente y bastantes problemas internos por resolver. Se podría decir que era una olla de presión, esperando explotar.

En 1853, llega al país una armada estadounidense que exigía la apertura comercial, sacando a Japón de su incomunicación y provocando los sucesos que acabarían con el centenal reinado.

Transición

Un año después (1854), se firma el convenio de Kanagawa, poniendo fin al aislamiento o “sakoku”, con el inicio de las relaciones con Estados Unidos y, posteriormente, con variadas potencias occidentales que impusieron sus propios contratos, que no eran muy favorecedores para el país asiático. Esto provocó un gran descontento político, una crisis de poder, que se vió representada por la pérdida de confianza hacia el shogunato.

El resultado fue una serie de rebeliones, respaldas por el emperador, que provocaron la expulsión de los bárbaros, mientras que los Tokugawa se mantuvieron al margen. Esto incrementó la molestia, provocando un alzamiento contra el shogún, regresando el poder al emperador.

No obstante, el poder no quedó en manos del emperador, sino en un grupo de asesores conocidos como “la oligarquía Meiji”, cuyo lema era “enriquecer al país y fortalecer al ejército”, comenzando el periodo de revolución o restauración Meiji.

Etapa Meiji (1868-1912)

Advertisement

La restauración Meiji supuso un cambio drástico para Japón, fue su salto acelerado al mundo moderno, la transformación más rápida y profunda de su historia. De forma resumida, les presentaremos las novedades y características del nuevo período.

  • Construcción de una extensa red de ferrocarriles y telégrafos: conectado el país de forma rápida, por primera vez en la historia. Acelerando la industrialización.
  • Apertura oficial del comercio: al menos con contratos justos para los trabajadores y comerciantes japoneses. Lo que trajo consigo una moda o fiebre llamada “japonismo”. Lo que incrementó la necesidad de mano de obra, haciendo lo que era imposible en los dos siglos pasados: los campesinos emigrando a las ciudades.
  • Sistema de escolarización basada en modelo europeo: eliminando toda marginalización de clases, pues antes la educación era permitida solo para los hijos de los nobles. Se implementó desde la escuela hasta las universidades, permitiendo tener a todos la posibilidad de estudio. Esto provocó una ola de profesionales cualificados y destacados, que ayudó a arrastrar a Japón a la nueva era.
  • Nuevo orden social: los estrictos estratos fueron abolidos. Se introdujo un sistema parlamentario, por lo que los antiguos dominios feudales (daimios), cuyos jefes gobernaban a su antojo, fueron eliminados y sustituidos por prefecturas que se guiaban por un gobierno central. Este hecho no agradó mucho a la vieja casta de guerreros, los samuráis, que habían sido la espina dorsal del país por tanto tiempo, por lo que se les incluyó dándole cargos políticos o burócratas.
  • Moneda única: la denominada “yen”, para todo el país, que volvió más eficiente el cobro de impuesto. Además, permitió la inversión extranjera. De igual forma, los campesinos fueron autorizados a pagar sus impuestos con moneda y no con cosechas, los que les permitió trabajar y negociar con ellas, siendo una oportunidad de crecimiento económico.
  • Ámbito religioso: en 1871 se decretó el sintoísmo como culto oficial, que sería un firme principio de cohesión interna que permitiría adoptar el modelo occidental religioso, pero sin renunciar a los valores tradicionales del país.
  • Servicio social obligatorio (1873): el cual seria un instrumento de unificación e igualdad, incorporando a la población campesina a la defensa del país.
  • Creación de periódicos: como “el sol naciente”, lo que ayudó bastante en el proceso de modernización.

El comercio japonés creció basado en una política imperial liberalista, logró la expansión exterior, conquistó mercados, mejorando la economía del país. Demostrando con acciones de prestigio que no era como el resto de los pueblos asiáticos (que se encontraban bajo el dominio americano o europeo). No solo evolucionó moral, social y económicamente, sino también militarmente. El nuevo ejército japonés derrotó a China y a Rusia en diversas oportunidades, sembrando respeto y honor en la comunidad internacional. En fin, en 1912, en el lecho de su muerte, el emperador Mutsu Hito tenía el mérito de haber convertido la nación en una potencia internacional, actualizando o modernizando mediante un largo proceso de transformación, su economía, política y sociedad en general.

Mutsu Hito
Artículo anterior7 Páginas para ver Harry Potter gratis
Artículo siguiente15 Ejemplos de Anécdotas Graciosas
Estudiante de medicina ULA. Amante de los animales, aficionada a la lectura, las series y los superhéroes. Defensora de la feminidad y la libertad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.