Inicio Mente 10 Señales alarmantes de que estás Desperdiciando tu vida

10 Señales alarmantes de que estás Desperdiciando tu vida

Aprovechar el tiempo! aprovechar la vida!
Cortesía de: medium.com

Sueles sentirte vacío, ¿Cómo si nada te diera vitalidad? ¿No tienes tranquilidad emocional? ¿Sufres de ansiedad? ¿Sientes que todo lo malo te sucede a ti? De ser afirmativas las respuestas detente un momento a leer este artículo: «Señales alarmantes» de que: ¡Estás DESPERDICIANDO tu vida!. A continuación leerás algunas señales que podrían hacer que te des cuenta que tu vida algo no anda bien.


Recuerda, existen diversas ideas y estilos de vidas que dependerá de las creencias y personalidad que tengas pero independientemente de cual sea, todos los seres humanos merecemos ser felices, vivir con tranquilidad y amor.

Advertisement

1. Eres adicto a las redes sociales:

Advertisement
Adicto a redes sociales?
Cortesía de: El ocio no es malo, de hecho es necesario para un buen estado de salud. Sin embargo, lo que sí es toxico es hacerlo como una rutina todos los días y dejes a un lado cosas más importantes, como el tiempo con tu familia o propio bienestar. Cortesía de: Pixabay

¿No puedes dejar de ver tus redes sociales, o el teléfono durante todo el día? ¿Lo primero que haces al despertar es revisar los likes de tus fotos en Instagram o los mensajes de wasssatp? Has el ejercicio de calcular ¿cuánto tiempo de tu día dedicas en estar en las redes sociales, etc.? Saca ese aproximado por día, luego por semana y finalmente por mes. Te darás cuenta de la cantidad de energía y sobretodo de momentos que desperdicias de tu vida al estar pegado a una red social.

2. Piensas constantemente aspectos negativas sobre ti y los demás:

Piensas constantemente negativamente sobre ti y los demás?
Recuerda que la transformación es un estado y una cualidad natural de la naturaleza, y tú por ser un ser vivo traes innatamente esa cualidad. Por ejemplo: cuando una plantita necesita sol y no le llega lo suficiente por donde debería, ella buscara todos los medios necesarios, crecerá más del estándar, etc.. con tal de recibir lo que necesita. Cortesía de: Pixabay

Nadie en su sano juicio buscará estar rodeado de una persona que constantemente se está diciendo frases como: “no puedo” “no me saldrá bien” ” ¿para qué lo hago sino servirá de nada?”.


Se amoroso contigo mismo, si la razón de decirte afirmaciones negativas es por alguna situación del pasado, permítete perdónate y perdonar a los otros. Date la oportunidad. Todos los seres humanos tenemos la posibilidad de transformarnos y cambiar las veces que queramos, siempre y cuando tengamos voluntad y disciplina.

3. Eres despreocupado con el cuidado y bienestar de tu cuerpo

Advertisement
EJERCITÁRSE
La endorfina actúa como analgésicos, lo que significa que disminuye la percepción del dolor. Significa que sentirás menos depresión y ansiedad, y tu autoestima mejorara. Cortesía de: Pixabay

¿No te importa si descansas lo necesario, sí ejercitas tu cuerpo o si te alimentas bien?

Pues esa es una de las razones más frecuentes por lo que las personas sufren de ansiedad y desequilibrio mental. Piensa que tu cuerpo es tu templo. No te estoy diciendo que te vuelvas extremista u obsesivo. Sin embargo, sentirte bien con tu cuerpo, te hará sentirte más liberado, más cómodo contigo mismo.


Procura dormir lo suficiente, lo justo para que tu cuerpo se sienta enérgico y vital al día siguiente. ¡Nadie cumple sus sueños teniendo sueño!


Lleva una dieta saludable, variada, además ejercita tu cuerpo por lo menos 30 minutos al día, eso ayudara a que tu cuerpo libere endorfinas.

4. No encuentras atractivo leer sobre cosas nuevas:

APASIÓNATE de la lectura
Aprender y expandir tu mente también te dará la posibilidad de poder resolver muchas más situaciones difíciles en tu vida además de hacerte crecer como persona. Cortesía de: Pixabay

¿La última vez que leíste un libro fue en la secundaria? ¿Te da flojera leer incluso noticias de periódicos? No se trata de que debas tener una biblioteca llena de libros y ser un erudito, pero si NO tienes el hábito de leer por lo menos una vez a la semana te quitas la oportunidad de ampliar tu visión del mundo, sobre lo que está pasando actualmente, etc. De manera que ¿Cómo podrás cumplir tus sueños, aprovechar al máximo tu vida, sino sabes que sucede alrededor de ti? ¿Las posibilidades que existen? Si te da flojera tomar un libro en físico, aprovecha el boom de las páginas y redes sociales para instruirte. Busca videos o páginas virtuales.

5. Eres una persona violenta:

Eres violento?
Busca también prestar atención absoluta a tu árbol genealógico, muchas veces esas reacciones de violentar a los otros son conductas aprendidas en la niñez. Cortesía de: Pixabay

¿Puedes pasar todo el día maldiciendo lo mal que está tu vida? ¿Sueles irte a los golpes con otras personas? o ¿agredir verbalmente a la gente? Definitivamente es una señal de que estás desperdiciando tu vida y que necesitas cambiar eso cuanto antes.


La violencia solo trae más violencia, la negatividad solo te traerá más negatividad a tu vida. Si sientes que se sale de tus manos “tu carácter violento” busca ayuda con personas profesionales, algún terapeuta o psicólogo. O alternativas en donde puedas aprender de técnicas como: la meditación, la relajación y auto sanación.

6. Te cuesta vivir en el presente:

Advertisement
Te cuesta vivir en el presente?
Vivir en automático te imposibilita ser agradecido con los pequeños momentos y simplicidades del día a día. Además te hace ser una persona angustiada, pues siempre andarás pensando en otro momento, en otras preocupaciones. Cortesía de: Pixabay.

¿Se te pasan los días y las horas, las situaciones y los momentos como si nunca estuvieses allí?
Un gran ejercicio para darse cuenta si estas viviendo en automático, es que intentes recordar lo que hiciste todo un día completo. Piensa por ejemplo: ¿qué hiciste el viernes de la semana pasada? Si puedes recordar con detalle y claridad: desde el principio del día hasta el final; ¿con que personas te cruzaste o hablaste?, situaciones inesperadas que te toco atravesar y principalmente momentos en donde te sentiste tranquilo o cómodo realizando alguna de tus actividades diarias estuviste allí presente. Si tus recuerdos son muy vagos, tan solo estuviste en automático.


7. Te rodean personas tóxicas:

Te rodean personas tóxicas?
Cortesía de: elglobonews.com

Si tus amigos o relaciones más cercana (incluso familiares o parejas) son personas problemáticas, flojas, dispersas… estarás con más riesgo de que empeores tu propia situación. En cambio si tus compañías son personas enérgicas, alegres, trabajadoras, seguramente te intentarán a impulsar a hacer cosas nuevas, a afrontar retos, etc.

8. Eres un gastador o consumidor compulsivo

Eres obsesivo?
Prueba a hacer esto: toma papel y lápiz, y anota en él todas las cosas que compraste el mes pasado y ¿cuánto te costaron? Incluye en la lista también servicios como televisión, internet, o cualquier cosa que tengas contratada. Vuelve a mirar tu lista, y piensa en ¿cuántas veces o cuántas horas has utilizado esos objetos o servicios, y si realmente te hacía falta comprarlos?. Ten presente esa lista al momento de hacer nuevas compras. Cortesía de: Pixabay

Mucha gente puede perder la tranquilidad cuando sale a hacer comprar, o a centros comerciales porque sienten que necesitan tener más y más cosas. Esa necesidad es alimentada por la cultura de consumo que se ha instalado y promovido por las grandes corporaciones y empresas en los últimos 30 años.


Salte de ese ciclo de nunca acabar, practica la austeridad, es decir: la sencillez. Permítete comprar ropa, objetos, etc. por verdadera necesidad y no solo por la necesidad de complacer a los demás o por simplemente hacerlo.


¡No solo tu mente y tu bolsillo te lo agradecerán sino que estarás ayudando a contaminar menos al ambiente!

9. Estas “cómodo” en tu zona de confort:

Advertisement
Esta a gusto en tu zona de confort?
Salir de tu zona de confort implica desde cambiar la combinación de comida que sueles comer todos los días hasta visitar lugares, países que jamás pensarías. Cortesía de: Pixabay.

No te atreves a salir de tu zona de confort por simple miedo o pereza. Prefieres seguir trabajado en el lugar que detestas antes que buscar uno nuevo que realmente te llene… sigues rodeado con las mismas personas de siempre por rutina. No te esfuerzas lo mínimo por hacer de tus días algo distintos.


¡Sal de tu rutina en busca de la aventura, de probar nuevos oficios, nuevos lugares, nuevas personas! Es de esa forma que lograrás retarte, expandir tu conocimiento sobre ti mismo, crecer como persona!.

10. Estás viviendo una vida que no es la tuya

vives una vida que no es la tuya?
Cortesía de: psicologosprincesa81.com

Este punto tiene que ver con el anterior, muchas veces la gente se siente perdida, desorientada o vacía porque no saben realmente que quiere hacer con su vida. Es decir, cual puede o es su misión de vida. Si te sientes identificado con estas palabras, te aseguro que todos tenemos una misión.
No dejes de buscar cual es la tuya, te aseguro que una vez lo encuentres no sabrás ¿Qué es sentirte vacío? tu vida girará en torno a ese gran objetivo.

Biciclown: un viaje para descubrir la vida. Álvaro Neil, viajero

 

Conclusiones:

Desapégate de todo lo tóxico, innecesario y superficial que no te permite encontrar la plenitud de tu vida. Hazte cargo de la maravillosa oportunidad de estar vivo y sano. Muchas personas que no tienen la dicha de estar completamente sanos que en estos momentos padecen un cáncer, una enfermedad degenerativa o terminal darían todo por estar en tu situación. Deja de desperdiciar tu vida.

 

Advertisement

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.