La supercomputadora llamada Aurora, será el fruto de un esfuerzo de desarrollo en conjunto programada para ser puesta en marcha en el Laboratorio Nacional de Argonne de Chicago en 2021. Los portavoces del laboratorio predicen que será la primera máquina computacional estadounidense en alcanzar un hito llamado «computación a exaescala”, superando un quintillón de cálculos por segundo.

La computación a exaescala hace referencia a los sistemas de computación capaces de realizar un mínimo de 1 exaflop (1018) u operaciones de coma flotante por segundo. Eso es aproximadamente siete veces el índice de velocidad del sistema más poderoso construido hasta la fecha, o 1.000 veces más rápido que los primeros sistemas «petaescala» que comenzaron a llegar en 2008.

Alcanzar esta velocidad podría considerarse un adelanto en la búsqueda de soluciones para contribuir en el desarrollo de la ingeniería informática, pues se cree que con esta capacidad de cómputo se puede llegar a superar la potencia de procesamiento del cerebro humano a nivel neuronal.

Adicionalmente, sus creadores esperan que esta nueva supercomputadora permita a los investigadores crear simulaciones de fenómenos significativamente más precisas, como las respuestas del cuerpo humano a los medicamentos, predicción de los cambios climáticos, la construcción de mejores materiales bio-compatibles para baterías y materiales útiles para energías alternativas como la energía solar, eólica, nuclear y los paneles solares.

China vs. Estados Unidos: la nueva guerra es a nivel Computacional

china potencia en supercomputadoras
China posee 227 máquinas en el TOP500 que da cuenta de las supercomputadoras más potentes en el mundo. Cortesía: Pinterest

El supercomputador Aurora está programado para estar en pleno funcionamiento a fines de 2021, ya que el Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE por sus siglas en inglés) intenta seguir el ritmo de China en una carrera  “armamentística” de supercomputación.

Un reporte publicado en febrero de 2018 por Science informó que las dos principales computadoras chinas eran más poderosas que todas las 21 supercomputadoras actuales del DOE combinadas.

«Cuando hablas de mil millones de billones de [cálculos] por segundo, para nosotros, simples mortales, nos damos cuenta de dónde estamos, qué estamos haciendo, qué estamos a punto de poder lograr»

Rick Perry, secretario de Energía de los Estados Unidos durante la conferencia de presentación de Aurora

Inmediatamente los Estados Unidos respondieron con la puesta en marcha de Summit, un superordenador con una velocidad de 200 petaflops desarrollado por IBM para el Laboratorio Nacional de Oak Ridge en Tennessee, y reclamó el título de la supercomputadora más poderosa del mundo cuando salió a la venta el junio de 2018.

Sin embargo, se espera que China revele su primera computadora a gran escala en 2020, una vez más adelantándose a Estados Unidos. La esperanza es que Aurora, con 50 veces el poder computacional y analítico de Summit, reclame el título de nuevo como la computadora más poderosa del mundo cuando entre en funcionamiento.

«No sabemos lo que hacen los demás, por lo que solo podemos hablar realmente de los planes en los Estados Unidos… Sabemos que otros países están trabajando en el camino hacia la expansión cultural, pero no sabemos con precisión cuándo desplegarán sus sistemas», dijo a la prensa Rick Stevens, director asociado de laboratorio para informática, medio ambiente y ciencias de la vida en Argonne, en la conferencia donde se re-lanzó el proyecto Aurora.

¡Una Velocidad un millón de veces mejor a la de una computadora de escritorio!

Las velocidades de las supercomputadoras generalmente no se discuten mucho hasta que las máquinas ejecutan pruebas de rendimiento estándar pero, las apuestas asociadas con el cambio a los sistemas de exaescala y sus enormes precios, han atraído una atención de gran tamaño. El secretario de energía de los Estados Unidos, Rick Perry quien participó en el evento de la presentación Aurora el lunes, anunció un plan el año pasado para gastar hasta $ 1.8 mil millones en dos a tres sistemas de exaescala.

Aurora, que supera con creces el precio de $ 200 millones para Summit, representa un contrato gubernamental récord para Intel y una prueba de su continuo liderazgo en el campo de las supercomputadoras. Los populares procesadores del gigante de Silicon Valley, el motor de cálculo para casi todas las computadoras personales y sistemas de servidores, alimentan la mayoría de estas máquinas.

Sin embargo, los chips de aceleración adicionales se consideran esenciales para alcanzar las velocidades más altas, y su rival Nvidia ha desarrollado un gran tamaño de chips de adaptación empresarial que se utilizan por primera vez en videojuegos para su uso en supercomputadoras.

Las características discutidas durante la presentación del proyecto incluyen chips aceleradores de Intel inéditos, una versión mejorada de su procesador Xeon, nueva tecnología de memoria y un diseño que combina chips uno encima del otro para ahorrar espacio y energía.

Es importante conocer que el proyecto Aurora, fue inicialmente anunciado como una supercomputadora estándar en 2015, y se amplió a una supercomputadora exascale en 2017. Los supercomputadores Exascale como se mencionó anteriormente pueden operar a quintillones de cálculos por segundo, de acuerdo con el Proyecto de computación de Exascale del DOE.

«Cuando hablas de mil millones de billones de [cálculos] por segundo, para nosotros, simples mortales, nos damos cuenta de dónde estamos, qué estamos haciendo, qué estamos a punto de poder lograr», dijo Perry.

Aurora será construida por Intel Corporation en sociedad con Cray y Argonne,  con un contrato con un valor estimado de $ 500 millones del cual aún no se han revelado amplios detalles. Además, las especificaciones técnicas completas que incluyen aspectos básicos como la potencia que consumirá Aurora, no se lanzarán en este momento. Rajeeb Hazra, vicepresidente corporativo de Intel, dijo a los reporteros que Intel planea trabajar con los principales programas académicos y de investigación para garantizar que Aurora sea útil desde el primer momento en que se ponga en marcha.

Avances que cambiarán el mundo: ¿Qué se puede lograr con esta supercomputadora?

EEUU crea el SuperComputador mas Potente del mundo – Summit
Summit ocupa actualmente el puesto de ser la supercomputadora más poderosa del mundo

El DOE cree que la computación a gran escala tendrá un efecto multiplicador para el descubrimiento científico a medida que los métodos de aprendizaje automático y la inteligencia artificial se vuelvan más comunes y cruciales.

Se explicó que la supercomputadora estará particularmente optimizada para analizar los datos de transmisión producidos por el conjunto de instrumentos del DOE, incluidos telescopios, aceleradores de partículas y varios detectores.

También reflejando las tendencias recientes en la ciencia mejorada del aprendizaje automático, Aurora también se configurará como una plataforma perfecta para el aprendizaje profundo. Solo en los laboratorios estadounidenses ya se están desarrollando más de 100 aplicaciones de inteligencia artificial.

Es posible que Aurora, que también está diseñada para explotar nuevos avances en el campo de la inteligencia artificial, incluidas las técnicas de aprendizaje automático impulsadas últimamente por Google y Facebook, pueda predecir el cambio climático y establecer la capacidad de análisis de datos del supercomputador para identificar los factores de riesgo de suicidio y las mejores prácticas para la intervención de este problema. Este proyecto, en particular, habla de los posibles saltos clínicos y humanísticos que la computación exaescala puede proporcionar.

Y es aquí la única forma donde una “guerra” entre China y los Estados Unidos, puede cambiar la historia y el avance tecnológico humano de manera positiva.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.