Resumen de la teoría cinético molecular

Desde el origen mismo del ser humano se han planteado preguntas curiosas, morales o filosóficas, que han motivado el estudio de un aspecto de la vida en específico, como, por ejemplo: ¿de qué están formada o hechas las cosas? A partir de este simple pensamiento surgieron muchas teorías que inclusive se han perfeccionado a través del tiempo. Un claro ejemplo de esto fue la teoría que desarrolló Demócrito (460-360 a. C), filósofo y matemático griego, en la cual postulaba que la materia se puede dividir repetidamente hasta cierto punto, ya que está formada por diminutas partículas a las que denominó átomos. A pesar de que esta teoría se propuso hace siglos atrás, sentó las bases para lo que sería actualmente la “teoría cinético molecular”.

Por supuesto, para llegar a ella se unieron y perfeccionaron diferentes pensamientos de variados científicos hasta darle forma y seriedad a la teoría actual. Aunque se puede pensar en complicados pensamientos por el nombre tan formal, sin embargo, es algo bastante práctico sencillo de entender. Acompáñanos para confirmar nuestra afirmación y maravillarte con el mundo de la ciencia.

¿Qué es la teoría cinético molecular?

Advertisement

Después de diversos estudios y teorías, especialmente durante el siglo XIX, se desarrolló la teoría cinética molecular, la cual se inició para intentar explicar el comportamiento de los gases, sin embargo, terminó funcionando para todos los estados físicos primordiales restantes.

Según este modelo, la materia está constituida por pequeños elementos imperceptibles a la vista denominados “átomos”, que a su vez se agrupan para formar las moléculas. Estas unidades se encuentran en constante movimiento, por lo que en algún momento ocurre un choque cinético, es decir, se produce un cambio de energía sin pérdidas, es decir, el átomo sale disparado a la dirección contraria a la misma velocidad sin detener nunca el movimiento.

Entre sus principales ideas tenemos:

  • La materia está compuesta de pequeñas partículas que pueden ser átomos, moléculas o iones.
  • Las partículas ejercen entre sí fuerza de cohesión, es decir, de atracción, que se encarga de mantenerlas unidas unas con otras.
  • Estas unidades se encuentran en movimiento constante y su velocidad, así como su energía cinética, depende de la temperatura. En otras palabras: mayor temperatura + mayor energía cinética= mayor velocidad.
  • Existe una determinada distancia entre los átomos denominado: espacio vacío.

En forma resumida, podemos decir que la teoría cinética molecular explica los estados de la materia y la transición entre un estado u otro.

Estado sólido

Las moléculas se encuentran muy unidas, las fuerzas de cohesión son muy fuertes a un nivel de que más que un movimiento es una vibración lo que se produce lo que le da las características observables a los sólidos como forma o volúmenes propios, ser incompresibles y tener mínima, casi nula, libertad de movimiento.

Estado líquido

Sus partículas están más alejadas y sus fuerzas de atracción son menores que la de los sólidos, esto permite un mayor movimiento, lo que le proporciona particularidades como tener un volumen propio, forma adaptable y su gran movilidad que les permite fluir naturalmente. 

Estado gaseoso

Advertisement

El principal responsable o motivador de toda esta teoría es este estado, como se planteó con anterioridad. En él, las moléculas están bastante separadas, pues la fuerza de cohesión que debería unirlas es muy poca o casi nula, lo que le permite una increíble libertad de movimiento, pudiendo desplazarse en diferentes direcciones. Justamente, pensando en este principio, podemos entender porque los gases no tienen forma propia, tomándola del recipiente donde se almacene, además que son claramente compresibles.

Ejemplo

Para entender mejor los principios o ideas que nos presenta esta teoría, desarrollaremos el ejemplo con el elemento más sencillo, práctico y que pasa fácilmente por todos los estados físicos de la materia, obviamente, estamos hablando del agua.  

Ahora bien, imaginemos un pequeño cubito de hielo, sus moléculas están muy juntas debido a su alta fuerza de cohesión, y su velocidad se ve reducida por esto, por lo que más que movimiento es una vibración. Pero, si elevamos la temperatura, también aumentamos la energía cinética, por lo que las moléculas empiezan a tomar velocidad, la fuerza de atracción se vuelve menor por lo que estas comienzan a tomar más distancia unas de otras, pasando de un estado sólido a uno líquido, es decir, se transforma en agua.

Imaginemos que no reducimos la temperatura, sino que esta se mantiene e incluso aumenta provocando mayor movimiento de las moléculas, mayor energía, reduciendo dramáticamente la fuerza de atracción hasta casi hacerla desaparecer. Ahora, el movimiento es en todas las direcciones, libremente, haciendo que pase del estado liquido al gaseoso, es decir, del agua al vapor.

Cambios de Estado

Finalmente, detenemos la elevación de la temperatura y empezamos a reducirla bastante, esto causaría una reducción de la velocidad de movimiento hasta hacerla mínima, aumentando la fuerza de atracción, uniendo más las moléculas. Dependiendo de la temperatura, podemos pasar del estado gaseoso al liquido o al sólido, si baja, hasta el punto de congelación. Bastante interesante, ¿no? La ciencia te ayuda a que cada detalle mínimo de tu día a día se convierta en un experimento.

Advertisement
Artículo anterior5 Ejemplos de Comentario de un Texto
Artículo siguienteValuaciones de puesto: Qué es, para que sirve & Metodos
Estudiante de medicina ULA. Amante de los animales, aficionada a la lectura, las series y los superhéroes. Defensora de la feminidad y la libertad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.