Los Tipos de Sucesiones testamentaria

¿Te has puesto a pensar, quienes heredarán tus bienes?

Sin duda alguna, una pregunta a la que muchos no se detienen a responder y que si no se resuelve de una manera objetiva, puede acarrear severos problemas, discordias, enfrentamientos y toda una serie de conflictos que aumentan el riesgo del patrimonio familiar.

Con la llegada de la muerte, el dolor suele confundir a su entorno en un cúmulo de sentimientos encontrados y se hace importante pensar lo fundamental que es realizar una planificación sobre como tramitar el patrimonio de cara a la sucesión.

Se nos viene a la mente, lo que recalcó Trigo en el foro Broseta de Wealth Management, celebrado en Madrid-España, sobre la irresponsabilidad de dejar a la deriva el futuro de los bienes.

Trigo manifiesta de manera muy personal, que lo ideal es buscar siempre una triple dimensión (civil, fiscal y empresarial) de manera que el patrimonio pueda ser bien repartido entre los herederos sin problemas.

Es importante conocer la triple dimensión a la que se refiere “Trigo”, el cual llevará a la familia siempre a ejecutar una excelente planificación:

  • Entender que artículos de la legislación son aplicable al tipo de sucesión.
  • Verificar si existe la posibilidad de introducir la sucesión a otro tipos de leyes, esto se aplica muchas veces en los países con comunidades autónomas.
  • Tener claro la legislación que se aplica en matrimonios.
  • Cuantificar el valor de los bienes, saber cuales son los derechos de los herederos y reconocer también las deudas que conforman el patrimonio.

A todas estas… ¿Qué es la herencia?

Advertisement

En este sentido es importante entender lo siguiente: Una herencia es el conjunto de bienes y derechos que una persona deja al momento de su fallecimiento, esto se conoce como “bienes hereditarios”. Por otro lado, el “legado” hace referencia a bienes y derechos que la persona en vida ha señalado por medio de un testamento para que vayan a una o varias personas en específico conforme a la ley lo permitan. La transmisión de bienes de una persona se inicia al momento de su muerte y este proceso es conocido como “sucesión”. Por lo que no hay manera de realizar la distribución de la herencia de un ciudadano mientras este continúe con vida, pues en tal caso, el sujeto tiene el derecho de hacer con sus bienes lo que le plazca.

En las sucesiones por causa de muerte, las personas que sobreviven a quien muere, jurídicamente ocupan su lugar, es decir que los predecesores del difunto reciben los derechos y obligaciones que tenía el fallecido sobre su dinero, propiedades, y deudas.

Tipos de sucesiones

Las personas vivas pueden heredar dichos derechos y obligaciones mediante dos tipos de sucesión:

Sucesión testamentaria: Esta se encarga de reconocer los deseos de la persona fallecida, pues antes de su muerte hubo existencia de un testamento vigente y específico, sin embargo, si un heredero legítimo considera injusta la repartición de bienes, este tiene derecho a solicitar una restitución de lo que por derecho le corresponde, para que esta se realice de forma “justa”. Cabe destacar que el testamento debe otorgarse ante un notario y en compañía de tres o cinco testigos.

En este caso se acude al notario para que realice la búsqueda del testamento, para luego tramitar todos los requisitos con el fin reclamar la parte de la herencia.

Sucesión intestamentaria: Este caso, en cambio, se presenta cuando la persona fallecida no dejó un testamento, dándole a la ley el deber de ceder sus bienes a sus herederos; hijos legítimos. En caso de la inexistencia de estos, la herencia pasa a sus ascendientes, si éstos no se encuentran con vida, a su cónyuge sobreviviente, en caso de haber repartido bienes en vida, la herencia pasa entonces a los hermanos o sobrinos. En caso de no haber ningún heredero, se otorgarán los pasivos y activos del difunto al estado.

Otra probabilidad que podría presentarse en este tipo de sucesión es si el fallecido no dejó un testamento pero si un patrimonio formado por activos (dinero) y pasivos (deudas), en este caso el patrimonio es repartido equitativamente entre sus herederos, si todos son mayores de edad y están de acuerdo, el notario se encargará de llevar el procedimiento, en cambio si no es así deberán presentar el caso ante un juez familiar.

En resumen, un hecho que nace con la muerte y finaliza con la partición y entrega de los bienes a los herederos según las leyes que regula cada país.

Advertisement
Artículo anteriorMétodos de valuación de inventario (Importancia y tipos)
Artículo siguiente50 Imágenes de terror extremo
Tengo 41 años de edad, Periodista, egresada en el año 2018 de la Universidad “Católica Cecilio Acosta” con gran experiencia en comunicación a la vanguardia de la tecnología. En el año 2002 recibí el título de Técnico Superior Universitario en Administración de Empresas en el Instituto Universitario “Dr. Cristóbal Mendoza” Mérida-Venezuela. Formación académica que me permitió incursionar en la Industria Farmacéutica y de Salud por más de 20 años. Hoy mi país atraviesa una fuerte situación económica, política y social, factores que me llevan a traspasar fronteras para buscar otro empleo, con miras a realizarlo usando las Tecnologías de la información y comunicación. Contenidos que podemos enviar y recibir por los diferentes soportes digitales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.