Las emociones son aquellas reacciones psicofisiológicas que nos producen situaciones de la vida cotidiana. Cada persona tiende a ser más o menos reactiva en una determinada respuesta al sistema. Sabiendo esto, podemos dividir las emociones en dos grandes tipos, las positivas y las negativas. Te presentamos el Top 4 Emociones negativas y sus EFECTOS ¡Aprende a CONTROLARLO!

Advertisement

Las emociones negativas

ciclo negativo
Cortesía de: psicologosaldaia.com

Está demostrado que existe una estrecha relación entre nuestras emociones y la salud. La mayoría de personas piensan que las enfermedades son algo que  sale de nuestras manos y que aparte de medicamentos no se puede hacer nada. Lo cierto es que nuestro cuerpo tiende a reaccionar con síntomas tanto positivos como negativos a la mayoría de eventos que nos ocurren y, dependiendo de cómo está nuestra salud emocional, podemos acelerar o complicar nuestros procesos curativos.


Cuando tenemos una emoción negativa por un prolongado plazo,  se expresa en forma de fobias, pesadillas, ataques de pánico, etc. En consecuencia esto nos lleva a una salud mental y física deteriorada. Ya que, si experimentamos emociones negativas de manera intensa, tendemos a producir cambios en nuestros hábitos que hacen que nos volvamos menos saludables.

Como por ejemplo: dejar de HACER EJERCICIO FÍSICO, abandonar la vida social, es el momento más propenso de empezar con alguna adicción como el tabaco o alcohol y muchos otros aspectos que ponen en riesgo nuestra salud.

Principales emociones negativas y sus consecuencias en la salud

1. Miedo

miedo y efectos en tu salud
Cortesía de: semana.com

Esta es a veces útil, ya que nos advierte algún peligro, sin embargo en ciertos casos cuando ya no funciona a nuestro favor, se vuelve un obstáculo. Entre los síntomas corporales o fisiológicos más comunes que experimentamos cuando tenemos miedo son: dificultad al respirar, sudoración, dolor en el pecho, taquicardia, parálisis y tensión muscular.

Tiene una directa relación con ciertos trastornos psicológicos como la ansiedad, ataques de pánico y las fobias.  

Podemos diferenciar el miedo de cualquier trastorno antes mencionado cuando desaparece aquello que lo provocó pero se mantiene la sensación de alarma. Es en este momento, cuando ya no es miedo, sino una constante sensación de preocupación que se empieza a hablar de un trastorno.

2. Ira

ira y sus efectos sobre tu salud
Cortesía de: tarotvidenciacristina.com

La ira está relacionada principalmente con tres enfermedades: cardiovasculares, digestivas y el insomnio.

  • Problemas cardiovasculares: Esto debido a que produce un aumento de la presión sanguínea lo cual conlleva a un deterioro de las arterias, aparte de producir taquicardia.

 

  • Insomnio: nuestro sistema endocrino aumenta la producción de adrenalina, la cual es una hormona que nos mantendrá alerta y no nos deja descansar tranquilamente.

 

  • Problemas digestivos: se produce un exceso de bilis y provoca enfermedades como la gastritis y colitis.

El sentir ira frecuentemente y no expresarla, también es de las principales causas del acné y la dermatitis.

3. Tristeza

tristeza y sus efectos en tu salud
Cortesía de: interesmutuo.es

La tristeza afecta directamente al sistema inmunitario, lo cual nos expone a cualquier enfermedad, en especial las inflamatorias. Está relacionada con cardiopatías, enfermedades pulmonares y enfermedades hepáticas.

Las consecuencias más notorias de la tristeza en nuestro cuerpo son:

  • Temperatura: Aumenta la sensibilidad al frio ya que disminuye notablemente la temperatura corporal.

 

  • Apetito: Normalmente cuando una persona experimenta tristeza aumenta de peso, esto debido a que consume muchas más calorías (debido a lo expuesto con respecto a la temperatura) u alimentos que puedan estimular la producción de serotonina, esta conocida como la hormona de la felicidad.

Por otro lado (dependiendo de la reacción de la persona), también provoca un desanimo absoluto hasta el punto de no querer ingerir ningún alimento, lo que lleva a problemas como anorexia y depresión.

Advertisement
  • Aumenta la probabilidad de desarrollar trastornos: La tristeza provoca una disminución de la producción de serotonina lo cual puede llegar a provocar depresión, obsesiones compulsivas y arranques violentos.

4. Estrés

estrés y consecuencias
Cortesía de: expansion.mx

Es normal sentir estrés ante ciertas situaciones, sin embargo como todas las emociones, cuando se sale de control se convierte en un problema. Cuando ya es algo crónico, significa que el sistema endocrino produce cortisol y adrenalina en exceso, lo cual causa desgaste y deterioro en el cuerpo. Entre las consecuencias encontramos:

  • Dependiendo de cómo enfrente la persona la situación puede haber un aumento de peso, ya que la ansiedad le conlleva a un alto consumo de comida o al contrario puede presentar una pérdida en su peso cuando se inhibe o no le provoca consumir alimentos.

 

  • Debilita el sistema inmunitario.

 

  • Problemas en la piel como el acné o eczema

 

  • Sistema nervioso: Debido a la cantidad de adrenalina y cortisol que hay en la sangre esto provoca insomnio, ansiedad, depresión y un descontrol en el periodo menstrual.

 

  • Afectaciones digestivas: Produce dolor de estómago ya que los alimentos se procesan más lentamente, también puede producir diarrea porque aumenta la actividad del colon.

 

  • Consecuencias cardiovasculares: Aumenta la presión arterial, también eleva la grasa y la glucosa en la sangre. Todo esto incrementa la posibilidad de sufrir enfermedades cardíacas.

¿Cómo controlarlo?

Cortesía de: seguros.elcorteingles.es

Existen muchas maneras de no perder el control de nuestras emociones:

Debemos saber expresar nuestros sentimientos de una manera adecuada, sin lastimar a las personas a nuestro alrededor, para así no ahogarnos con aquello que no decimos.

 

  • Es importante conectarnos con otras personas ya que somos criaturas sociables, esto nos facilita la comunicación y expresarnos con nuestro alrededor.

 

  • Pasar el tiempo haciendo lo que es importante para uno y lo que nos hace sentir feliz es relajante, así se evita el estrés y la tristeza.

 

  • Identifica aquello que te causa una emoción negativa y busca maneras de solucionarlo.

 

  • Se valiente y enfrenta tus miedos.

 

  • Tener un buen descanso es esencial para evitar el estrés y el mal humor.

 

  • Come bien, ya que mantener una dieta saludable nos hace sentir bien con nosotros mismos y aumentamos nuestro bienestar.
Cortesía de: clarín.con

Conclusión

Es completamente normal sentirnos mal algún día, querer gritar, llorar, desahogarnos, etc. Lo importante, es tener en cuenta que nosotros tenemos el poder de controlar nuestras emociones y pensamientos. Debemos saber cuándo están a punto de salirse de nuestro control y retomarlo. Ya que, como hemos visto, las emociones negativas cuando se vuelven crónicas, son perjudiciales para nuestra salud.

Advertisement

Para prevenir deteriorarnos físicamente por causa de nuestras emociones negativas, es importante tener una buena salud mental, lo cual no significa que nos inhibamos de sentir las emociones negativas, pero sí que sepamos como sobrellevarlas sin que nos afecten en nuestra salud.

Y Recuerda “Mente sana, cuerpo sano”.

Solmary Rangel

Contador Público y Administradora, amante de la lectura y escritura

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.