Top ideas para tatuajes mitológicos

Existen numerosas civilizaciones y culturas ancestrales cuya magia de sus símbolos nos conectan con el pasado, como una forma de perdurar a través del tiempo. ¡Qué mejor manera de rendir honor sino plasmarlo en nuestra piel! Ha resultado inevitable sentir una gran fascinación por el significado detrás de ellos, no solo por la carga semiótica que yace contenida en ellos, sino por la tendencia estética que genera un notable placer para la vista. Hoy en ProcrastinaFacil te sugeriremos algunas ideas que no podrás ignorar si eres amante de la mitología.
 
 
Árbol de la vida (Yggdrasil)
Árbol de la vida (Yggdrasil). Fuente: tattooart.org

 

La cosmovisión de la mitología nórdica se sustentaba en un mundo dentro de un gran árbol de la vida que contenía a los 9 reinos:

Asgard, Midgard, Helheim, Niflheim, Muspellheim, Svartalfheim, Alfheim, Vanaheim y Jötunheim.

En cada uno de ellos coexistía numerosas criaturas y distintos seres fantásticos, a excepción del reino Midgard, donde solo habitaba la especie humana. Sus raíces, eran protegidas por Mímir y Nornas, de la terrible serpiente o dragón Níðhöggr que siempre buscaba romper las raíces para acabar con todo rastro de vida. El mundo de los dioses máximos (Asgard), se comunicaba con Midgard a través del Bifröst, un puente arcoiris que estaría custodiado por Heimdal, quien hacía sonar su cuerno en señal de aviso. El árbol como símbolo de vida, y su eterna lucha entre reinos, nos recuerda muy a menudo cuán parecida es la vida real a este concepto.

 

Yggdrasil
En esta imagen se puede apreciar cada reino, así como el águila en la punta del árbol, la ardilla corriendo en medio, y la terrible serpiente en las raíces. Fuente: sircalrac (wordpress).

 

Mientras el dragón vive en las raíces de Yggdrasil, Ratatösk, una ardilla corre de arriba para abajo llevando los cotilleos entre el águila sin nombre y el halcón Veðrfölnir, ambos en la cima de Yggdrasil, hacia Nidhogg, esperando causar trifulcas entre ellos (Níðhöggr, dragón)

Te puede interesar:

Edda NÓRDICA


El trisquel 

 

Trisquel
Trisquel. Fuente: pinterest.

 

 

Directamente de la mitología celta, tenemos al  símbolo de 3 lados. Hay muchas razones detrás del número 3. Por una parte, representa la armonía y el equilibrio entre los diferentes ángulos, entre la mente, el alma y el cuerpo. También se atribuye a los tres tiempos pasado, presente y futuro. E incluso, a las 3 clases sociales celta: druidas, guerreros y trabajadores. De ellos, los druidas eran la clase sacerdotal excepcional, capaces de portar un conocimiento hermético que solo se pasaba de druida a druida.

El primer círculo representa el mundo físico del cuerpo, el segundo círculo la racionalidad y el tercer círculo el alma. En cuanto a su simbología espiritual, resaltaba su función protectora y curativa.

 

Los círculos y laberintos son símbolos muy usados por distintas mitologías, ya que, al no tener un punto final representa los ciclos eternos de la vida. De hecho, este concepto también es ampliamente discutido en la filosofía tanto Oriental como Occidental, adjudicando conceptos tales como el eterno retorno, manejado magistralmente en el Zoroastrismo, y posteriormente, por grandes pensadores como Nietzsche y el mismo Jorge Luis Borges.

El kolovrat

 

Kolovorat
Kolovorat. Fuente: Wikimedia.

 

Probablemente la mitología eslava sea la menos conocida, pero no por ello deja de ser fascinante. El Kolovorat, también llamado la rueda de Svarog o rueda giratoria es un símbolo importante de esta mitología. Svarog es el dios máximo del fuego y padre de los demás dioses. En las sociedades eslavas, fue usado ampliamente como recurso decorativo en funerales y en utensilios de uso diario. 

¿Les recuerda al Trisquel celta? Como se mencionó, el uso de símbolos relacionados a eternos ciclos es muy frecuente. De manera que, los ángulos rectos de esta esvástica eslava se relaciona precisamente, con la lucha eterna entre el bien y el mal, la verdad y la mentira, la luz y la oscuridad y finalmente, la vida y la muerte.

 


Te puede interesar:

Filósofos que cambiaron la historia


El ojo de Horus, la cruz ansada y el escarabajo

 

mitología egipcia
En la imagen se puede apreciar 3 figuras distintas. La primera en la parte superior hace alusión al ojo de Horus (Udjat), la de abajo a la izquierda es la cruz egipcia (Anj) y la de abajo a la derecha representa el escarabajo empujando al sol (Jepri). Fuente: imagui.

 

Si existe una mitología rica en símbolos y rituales es precisamente la egipcia. Si piensas en perpetuar una obra sobre tu piel, ¡nada mejor que prestar atención al eco de los faraones del pasado! Presta atención al significado de cada símbolo:

El ojo de Horus (Udjat)  

La leyenda cuenta que Horus era hijo de Osiris, el dios que fue asesinado por su propio hermano Seth. Horus mantuvo una serie de encarnizados combates contra Seth, para vengar a su padre. En el transcurso de estas luchas los contendientes sufrieron múltiples heridas y algunas pérdidas vitales, como la mutilación del ojo izquierdo de Horus. Pero, gracias a la intervención de Tot, el ojo de Horus fue sustituido por el Udyat, para que el dios pudiera recuperar la vista. Este ojo era especial y tenía cualidades mágicas. (Ojo de Horus).

 

El ojo es un símbolo muy poderoso dentro de la mitología egipcia, por ejemplo, el ojo izquierdo representa la oscuridad y la luna mientras que el derecho representa la luz y el sol. Otro dato interesante, es que en las pinturas egipcias los rostros se dibujaban de perfil, mientras que los cuerpos se dibujana de frente, en los llamados “perfiles egipcios”.  Uno de los detalles a resaltar en los rostros era el ojo, ya que se dibujaba de manera frontal y de acuerdo a su tamaño y proporción, constituía una de las medidas divinas por las cuales se juzgaba la apariencia de una persona.

De la inmensa variedad de órganos que existen, el ojo siempre ha causado un interés particular. El hecho de ver a otros, el hecho de sentirse observado, el ser vidente o no ver nada en absoluto.  Esto podría explicar porqué los egipcios sintieron tanto interés, y le atribuyeron un significado especial en la habilidad para renacer, pues Horus pudo recobrar su vista y del mismo modo, todos podemos renacer después de cualquier destrucción.

La cruz egipcia (Anj o cruz ansada)

 

¿A qué te recuerda esa cruz cuando la observas por primera vez? Sí, a la cruz del cristianismo. Pero en realidad, los coptos (primeros cristianos egipcios) tomaron la cruz como el símbolo, variante de la cruz moderna. Lo segundo que se viene a la mente es que “parece una llave”, ciertamente este es su significado principal, la cruz ansada representa la llave de la vida. Y para los antiguos egipcios la llave que permitía el acceso al más allá, tanto así, que el símbolo posee una mención especial como llave de la inmortalidad en el Libro de los Muertos. 

Otra de las acepciones más aceptadas era su representación sexual. Donde la parte superior de óvulo implicaría el útero o sexualidad femenina, mientras que la parte inferior lineal implicaría los órganos sexuales masculinos, de manera que es un símbolo clave de la reproducción y fertilidad.

El escarabajo empujando al sol (Jepri)

 

Un dato muy llamativo sobre los escarabajos es que en el antiguo Egipto se consideraban todos como “masculinos”. Sin embargo, es su significado de “renacimiento” el que tiene mayor peso, casi siempre dibujaban al escarabajo empujando al sol, lo que imponía al escarabajo como el dador del día y el controlador de cada amanecer, por tanto, era directamente relacionado con el vivir y el morir que todos experimentos diariamente. Como es de suponerse, su inclusión en los ritos, sobre todo funerarios era bastante común. En estos casos, se usaba el Escarabajo del Corazón, que se colocaba sobre el pecho de la momia y lo ayudaba en su transitar al juicio final, donde el peso del corazón era la clave para saber el destino del alma.

 

 

Quetzalcóatl

 

 

Quetzalcóatl
Quetzalcóatl. En algunas leyendas es representado como un dios dragón. Fuente: matadornetwork.

 

Los símbolos y personajes fantásticos no solo provienen de confines de tierra lejanos, en batallas europeas o asiáticas. En Hispanoamérica contamos con nuestro propio universo de mitología, especialmente Mesoamérica. Tal es el caso de Quetzalcóatl, un ser híbrido entre hombre o criatura perteneciente a las civilizaciones prehispánicas. El origen de su nombre deriva del náhuatl y significa ave de hermoso plumaje y “Coatl” significa serpiente, es decir, “serpiente emplumada”.

 

Los Mayas adoptaron a Quetzalcóatl como deidad pues hasta allá llevó sus conocimientos y su cultura pasmosa, colocándole el nombre de Kukulcan, que quiere decir lo mismo, serpiente emplumada o Votán ( que debe haber sido su nombre real) y recibieron de él las más sabias enseñanzas tanto religiosas como políticas y artísticas (Mitos y Leyendas).

Quetzalcóatl era un dios raro, a diferencia de los otros dioses, sentía compasión por los humanos. En este sentido, nos recuerda al profeta Zaratustra de Nietzsche, que buscó compartir su conocimiento, aún con el derecho de rehusarse a hacerlo. Mas nadie pareció escuchar lo suficiente. Eso hizo Quetzalcóatl, bajó a Tollan (actualmente México) en busca de la justicia para los humanos y les regaló 2 grandes tesoros: el conocimiento y el maíz. 

 


Te puede interesar: 

Los venenos del alma (budismo)


Ganesha

 

Ganesha
Ganesha. Fuente: pinterest.

 

Una de las leyendas más interesantes proviene de la mitología hindú. Se trata de Ganesha, el dios cabeza de elefante, hijo de la diosa Parvati y el dios Shiva. Es protagonista de una leyenda tan curiosa, que no podemos sino conocerla a detalle:

La tradición cuenta que Ganesha era originalmente un niño que cuidaba la entrada a la habitación de su madre, la diosa Parvati, que lo había creado con sus propias manos para que la protegiera en la ausencia de su consorte. Cuando éste, el fiero dios Shiva, volvió de uno de sus retiros de meditación, encontró al desconocido niño impidiéndole entrar a su propia casa, tal era su obediencia para con las palabras de su madre. Debido a su temperamento, Shiva cortó la cabeza de su hijo, sin saber que lo era. Cuando Parvati se enteró, amenazó a su esposo con una separación con consecuencias cósmicas si no volvía a la vida a Ganesha. El apesadumbrado Shiva salió a la selva decidido a traer la cabeza del primer ser viviente que se le cruzara… 

Ya podemos hacernos con la idea de qué animal se consiguió Shiva para devolverle la cabeza a su hijo. A partir de entonces, el elefante se convirtió en el animal de la sabiduría por excelencia, y por esta razón Ganesha es el dios del conocimiento y de los estudiantes. Asimismo, tal como lo hizo el inocente y protector Ganesha cuando tenía su cabeza humana, representa uno de los símbolos protectores más poderosos, de hecho, la mayoría de casas en la India tienen una imagen de Ganesha en la puerta de entrada para fungir de guardián. Es muy común ver figuras de elefantes por doquier, este debe tener la “trompa levantada hacia fuera”, para precisamente, alejar cualquier injuria. 

Hojas de laurel

 

hoja de laurel
La hoja de laurel, aunque sencilla, representa fuerza, poder y superación personal. Fuente: emrdailynew.

 

Cuando piensas en la mitología romana probablemente un montón de frases en latín, gladiadores, sangre y un ejército solemne llegan a tu mente. No es para menos, los romanos se caracterizaron justamente por sus estrategias bélicas y su amor por la sangre, no en vano tuvieron a cargo el Imperio Romano por tanto tiempo.

Sin embargo, la hoja de laurel, tan sencilla como majestuosa, en la cultura romana, representaba el éxito, llevando al uso de “coronas de victoria” repleta de laureles. Esto explica la lista de personajes históricos de suma importancia en áreas como la política, la filosofía o las artes, vistiendo una corona de laureles en los retratos que conservamos hasta el día de hoy, puesto que este símbolo evocaba el respeto y la sabiduría de quien lo llevaba puesto.

 


Te puede interesar:

Estrategias militares del MEDIEVO


 

Atlas

 

Atlas, sosteniendo el mundo
Atlas, sosteniendo el mundo. Fuente: pinterest.

 

¡Todos cargamos con el peso del mundo! Atlas vendría siendo una metáfora ideal para representarnos a nosotros mismos desobediendo y resistiendo ante lo que consideramos como justo.

En la mitología griega, Atlas era un Titán que, como buena criatura crítica, pensó un día “¿por qué los dioses superiores y nosotros inferiores? Ahí comenzó la gran batalla de los Titanes contra los dioses del Olimpo. Los primeros fueron derrotados, pero Zeus, le dio a Atlas un castigo especial: llevar a cuestas el peso de los cielos.

Un dato interesante es que la primera vértebra del cuerpo humano lleva por nombre “Atlas”, ya que es el hueso encargado de tener contacto directo con el cráneo. ¡Una justa manera de recordar al héroe!

 

¿Qué te han parecido estas sugerencias? ¡Si tienes alguna en mente, no dudes en comentar!

 

 

 

 

Top ideas para tatuajes mitológicos
5 (100%) 3 votes

Comparte en tus redes si te gustó.
  • 24
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    24
    Shares
  •  
    24
    Shares
  • 24
  •  
  •  
  •  

Estudiante de medicina (ULA), pianista y traductora ocasional, redactora inglés-español (freelancer); lectora confesa de clásicos y no tan clásicos.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider