La festividad pagana conocida comúnmente como corridas de toros no nació en la madre España como muchos creíamos, sino fue tomada de los romanos, quienes en la era dorada divertían a la gente soltando bestias salvajes en la arena del coliseo para que los valientes hombres se enfrentasen a ellas y mostraran sus dotes ante el pueblo. Usaban animales como leones, osos, o uros. Los Uros son una raza ya extinta de toros.

 


Te puede interesar:

Tana Toraja: el lugar de los muertos


¿Cómo comenzaron las corridas de toros?

 

Tauromaquia
David Fandila, “El Fandi”. Fuente: wikimedia.

 

En el siglo XI, esta tradición fue llevada a las plazas de toros de España, y el modo de acechar al toro era montados a caballo y estocando al animal con una lanza. Rodrigo Díaz de Vivar fue el primer español en lacerar a un toro montado a caballo. Alfoso X y Carlomagno fueron dos personajes aficionados al lanceo de toros. Estos lanceros fueron denominados posteriormente como Pajes. En 1700 Felipe V prohibió el uso de caballos dentro de la plaza de toros.

A las corridas de toros se le dio el nombre de Tauromaquia, definido como ‘el arte de lidiar con toros’.

La plaza de toros

 

tauromaquia
Plaza de toros. Bogotá, Colombia. Fuente: pinterest.

 

También llamadas circo de toros, son unas pequeñas plazas circulares, con un patio de arena central, inspirados a modo del coliseo romano. En donde se deja salir al animal y luego aparece la figura del torero o matador para retar a la bestia. Estos fríos espectáculos se han extendido por Europa, en regiones como Francia y Portugal. Y por América Latina son una referencia tradicional en México y Venezuela.

El torero

 

Tauromaquia
Fuente: i.pinimg.

 

En España es llamado toreador. Y es el protagonista del momento, se encarga de jugar con el animal, provocarle y llevarlo a donde quiere, mientras otros personajes van hiriendo el lomo del animal con unas banderillas.

Finalmente el valiente y frio torero debe matar al toro atravesándolo con una espada a la que llaman estoque. Para que los espectadores lo ovacionen y aplaudan. También aparece la figura del Paje o Rejoneador quien debe herir al toro con la lanza afilada por un costado. El rejoneador, es la figura de matador de toros más antigua que se conoce.  El pobre animal una vez muerto, es arrastrado por una mula fuera de la arena.

Los novilleros

 

Tauromaquia
En muchos países los niños toreros son mal vistos, la mayoría son “novilleros”. Fuente: eleconomista.

 

Son personas que inician en estas trágicas prácticas, se les llaman de ese modo porque solo torean novillos, que son toros más jóvenes de menor fuerza y tamaño. Cuando el novillero ya está capacitado para matar, se realiza una ceremonia a la que llaman “alternativa” en la que, el novillero sale al ruedo junto a otros toreros para alternarse durante la corrida, hasta que finalmente logra darle muerte al animal. En el siglo XIX, las alternativas que se llevaban a cabo, solo eran aprobadas en Madrid y en la real maestranza, es decir, si en otras regiones o aun fuera del país se llevaba a cabo una alternativa, los demás toreros de Madrid no la consideraban válida.

 

El traje del torero: ¡brillante, listo para atacar!

 

Tauromaquia
Típico traje de un “torero”. Fuente: i.pinimg.

 

Se conoce como traje de luces, es hecho de seda con cordones dorados o plateados, y usan lentejuelas. Además de su peculiar sombrero, que simula la ausencia de la cornamenta del toro.

Su ostentosa vestimenta es parte del ritual, en sí se trata de su traje de gala.

En Goya, los toreros suelen usar un traje más sencillo, el diseño está ausente de adornos. Este atuendo se apega a las corridas de toros del siglo XVIII.

No solo los toreros se adornan pomposamente, todo el que participa tiene su respectivo atuendo, aún los espectadores, quienes para asistir suelen vestir jeans, franelas holgadas, sombreros de vaqueros, y botas de vaquero.

Las corridas de San Fermín

 

Tauromaquia
En la celebración de San Fermín, los toros van-literalmente-detrás de las personas. Fuente: elpais.

 

San Fermín fue el primer obispo de Pamplona (España). En su nombre, suelen celebrar una corrida de toros el 7 de julio de cada año. La festividad suele durar 9 días, y los toros son encerrados durante 8 días, al cumplirse su temporada de encierro, los sueltan para que estos agresivos animales corran a través de las angostas calles de Pamplona. Así, todo el que está en la calle, que comúnmente es una multitud, debe correr para evitar ser cachados por alguno. Los participantes de esta festividad también usan un atuendo específico durante el evento: suelen vestir de blanco con un pañuelo rojo atado al cuello y un cinturón rojo atado a la cintura.

 

Te recomendamos el siguiente vídeo sobre las corridas de toros en Pamplona, San Fermín:

Pamplona San Fermin 2017 – 4° Cuarto Encierro con toros de Fuente Ymbro, integrale con Rallenty

Los toros coleados

 

Tauromaquia
Los toros coleados son muy comunes en Venezuela. Fuente: wikimedia.

 

Se trata de un deporte que se basa en una apuesta llevado a cabo en la región del llano venezolano y colombiano. Comenzaron en el siglo XII, cuando los terratenientes ofrecían dinero a los llaneros de acaballo:

Con el fin de que lograsen tomar por la cola al toro y con la velocidad que llevase el caballo, lograr tumbarlo. Las coleadas de toros eran llevadas a cabo en las distintas celebraciones de la región con el fin de distraer a los presentes.

 

Te puede interesar:

10 mitos populares que son falsos


Mitos sobre los toros

 

Tauromaquia
Los toros tienen un punto ciego a nivel frontal. Imagen de “Fundamentos anatomofuncionales de la visión del toro de lidia”, Dr. Martín Roldán. Fuente: tallerdetoros (blogspot).

 

 

  • El color rojo enfurece a los toros

¡El color rojo no atrae irremediablemente a los toros!

  • La explicación de la mirada de los toros

El profesor D. Juan Manuel Bueno, responde al trabajo del Dr. Martín Roldán en 

Fundamentos Anatomofuncionales del la Visión del Toro de Lidia

“Los ojos del toro están a los lados de la cara ¿cruzarse durante la lidia al pitón contrario es una ventaja para el torero?  Siempre hago la comparación con los humanos que es donde llevamos muchos años centrando nuestro trabajo. Por la disposición de nuestros ojos, los humanos disponemos de visión frontal binocular. Por el contrario el toro no tiene una visión frontal pues la disposición de sus ojos es lateral. Existen estudios que dicen que el campo visual lateral de cada ojo individual es de unos 110-115º (180º es un plano). La combinación de ambos da lugar a un cono central de tan sólo 20º de visión binocular cuyo vértice está a una distancia nada despreciable del hocico del animal. Obviando por un momento el hecho de que la refracción del ojo no permita al toro ver de cerca nítidamente, la existencia de este cono en la zona central, indica que hay una distancia a partir de la cual no puede ver objetos nítidamente pues están en una zona excluida de su campo visual (tanto mono como binocular). Seguramente el torero no sabe nada de la visión del toro, pero sí sabe que cuando se coloca en cierta posición el toro no le ve. Cuando el torero se cruza al pitón contrario se está moviendo dentro de esa zona de exclusión visual (o ángulo muerto). Hasta que no le muestra la muleta y ésta sale de esa zona, el toro no vería nada”.  

De manera que, el torero, más que por valentía, se aprovecha es de la ceguera del animal.

 

La controversia detrás de las corridas de toros

 

Tauromaquia
Imagen creada por “Torro”. Fuente: jedcasbio.

 

Si bien las polémicas corridas de toros, y en menor grado los toros coleados han sido muy criticados y mal visto por gran parte de la población a nivel mundial, por considerarse sobre manera un acto cruel y discriminado hacia el animal, hay quienes que, para contradecir ciertas razones de peso, como el hecho de que el animal no tiene una muerte justa, que está siendo saboteado y provocado, y que antes de darle muerte inmerecidamente, es lastimado de gran manera y cobardemente, alegan  que estos animales deben ser llevados al matadero porque son sumamente agresivos, y que la práctica de la corrida de toros se lleva a cabo, ya que la carne de esta res agresiva no puede ser consumida porque viene contaminada a causa de su agresividad.

Podemos asegurar que estas son solo vanas razones, puesto que el toro que utilizan durante las corridas es un animal que recibe muchísimo cuidado durante 4 años, y su alimentación es bastante natural, no hay ningún riesgo de contaminación externa ni interna que implique la abstinencia de la ingesta de su carne.


Te puede interesar:

La mentalidad colmena (control de la mente)


 

Conclusión

 

Por más agresiva que sea la res, nada justifica el abuso, burla y maltrato que se le da, por sujetos de fría conciencia y vanamente orgullosos que se hacen llamar deportistas. No podemos considerar las corridas de toros ni las coleadas ante ninguna razón como arte o cultura.

Salvaje o no, las corridas de toros siguen existiendo, quizá se deba a que aún nos parecemos demasiado a aquellas personas del coliseo romano sedientas de sangre, pero con más progreso entre manos “tomando fotos” con celulares inteligentes a tal espectáculo.

 

Yefté.

La tortura del “olé” (lo que no sabías de la tauromaquia)
5 (100%) 1 vote

  •  
    1
    Share
  • 1
  •  
  •  
  •