“VANDALISMO”: ¿cuál es el significado y origen de esta expresión?

vandalismo portada

Comúnmente vinculado a la invasión, saqueo y destrucción, el vandalismo ha pasado a formar parte de nuestro lenguaje como una más de esas palabras de uso extendido pero sobre las que muy poco se conoce su origen. Síguenos leyendo y descubrirás la interesante historia de esta expresión.


Tanto rayar muros, como alterar sin permiso alguno la apariencia estética de las propiedades públicas o privadas, la destrucción del patrimonio público y la sustracción indebida de productos y artículos comerciales a través del saqueo, son algunos de los actos que en nuestra época son considerados como vandálicos. La expresión tiene su origen en uno de los procesos más importantes de la historia universal como lo fue la caía del Imperio Romano en el siglo V d.c. y, desde entonces, trascenderá en nuestro imaginario colectivo asociada indiscutiblemente hacia lo nefasto y negativo de los comportamientos humanos.

En la segunda acepción que el diccionario de la lengua española de la Real Academia dispone para el significado de la palabra “vandalismo” encontramos lo siguiente:

Espíritu de destrucción que no respeta cosa algunasagrada ni profana.

Proveniente de la expresión vándalo, nombre con el que se conoció a un pueblo germánico de la antigüedad originario de la Europa Central, el término va a sufrir una resemantización operada entorno a acontecimientos concretos que signaron el proceso de decadencia del imperio romano.

arte o vandalismo
Grafitis ¿arte o vandalismo?

Caída del Imperio Romano y su influencia en el vandalimo

La decadencia del Imperio Romano de Occidente fue un proceso interno, y a la vez externo, de este vasto Estado que degeneró en la desaparición de su influencia política, militar y administrativa en el marco geográfico del mundo Mediterráneo.

Los límites cronológicos de este proceso de decadencia no están claramente establecidos, por la diversidad de los acontecimientos repartidos a través de casi trescientos años y a lo largo y ancho del la gran diversidad de fronteras que debía resguardar el imperio. Las posiciones de los historiadores han sido muy diversas, incluyendo a los que se decantan por afirmar que el proceso de decadencia se inició desde el mismo momento en el que nació el imperio a expensas de la vulneración y desaparición progresiva de las instituciones republicanas en manos de los emperadores.

Enlace de interés: “Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano Tomo II

De cualquier modo el punto de quiebre del dominio absoluto romano será el año 476 d.c. cuando Odoacro jefe del pueblo germánico de los hérulos invade la ciudad de Roma y depone al emperador Rómulo Augústulo, dando de este modo la estocada final al imperio que durante cerca de quinientos años había dominado una buena parte de Europa, el norte de África y el Cercano Oriente. Sin embargo este corte absoluto es discutible, dado que el Imperio Romano lograría sortear esta decadencia y se renovaría durante mil años más a través de lo que se conoció como el Imperio Romano de Oriente cuya capital fue Constantinopla.

En concreto, una de las múltiples causas que provocaron la caída de Roma (occidental) será las llamadas invasiones bárbaras o germánicas, consecuencia directa de la guerra que había sostenido Roma durante más de dos siglos en contra de los pueblos germánicos del norte de Europa.

Video enlace “caída del imperio romano”:

La caída del Imperio romano

Las Invasiones Germánicas

atila rey hunos
Atila, “El Azote de Dios” Rey de los hunos y figura más representativa de las invasiones germánicas. Imagen tomada de Wikimedia Commons

La progresiva expansión del Imperio Romano durante la mayor parte de su existencia tuvo una finalidad muy clara. Más que procurar la invasión a avasallamiento de otros pueblos y otros territorios, lo que buscaba Roma era mantener las fronteras lo más lejanas posibles de los muros de la ciudad. Así pues, el dominio que va a ejercer sobre el vasto territorio que constituyó al imperio, no será otra cosa que una extensión de los límites que traerá consigo problemas intrínsecos a la administración y mantenimiento de la paz de los pueblos, ciudades y la gran diversidad de culturas que paulatinamente fue anexando.

Muchos de estos pueblos, desde el norte de Europa hasta el norte de África, desde el cercano oriente hasta la isla de Britania, fueron sometidos ya fuese por la diplomacia o por la guerra. En el peor de los casos Roma encontró una férrea resistencia de pueblos guerreros que plantearon al imperio formas de hacer la guerra a las que no estaba acostumbrado. Ese será precisamente el caso de los pueblos germanos ubicados en el centro y norte de Europa.

familia germanica
Ilustración de una familia germánica, tomada de Wikimedia Commons

En ese sentido, la frontera del Imperio tenía una función de contención, que intentaba mantener a raya a los pueblos que para Roma eran considerados “bárbaros” y que no se plegaban tan fácilmente a la sujeción romana y menos aún a sus formas de vida. Así pues, el caso específico de los muros levantados por Roma en Britania –muro de Adriano y muro de Antonino- para contener hacia el norte los embates bélicos de pueblos como los pictos y los escotos.

Pero el progresivo desgaste del imperio impuso una realidad ineludible: las fronteras a partir del siglo III d.c. van a comenzar a ceder, y los pueblos bárbaros iniciarán un proceso de migración y de invasión del mundo romano desde el norte de Europa hacia el Mar Mediterráneo.

Te recomendamos leer Lista de 10 acontecimientos históricos importantes que deberias conocer

Los Saqueos en Roma

Provenientes del este del Rin y del norte del Danubio los pueblos que protagonizaron las denominadas invasiones bárbaras  que provocaron la caída del Imperio romano de Occidente fueron: suevos, godos (ostrogodos y visigodos), francos, turingios, alamanes, anglos, sajones, jutos, hérulos, rugios, lombardos, entre otros. Posteriormente los vikingos provenientes desde la Escandinavia adelantarían otra oleada que afectaría fundamentalmente las costas atlánticas de Europa y las estepas rusas.

migracion de los croatas
La migración de los croatas en Panonia en 620, tomada de Wikimedia Commons

La respuesta de Roma ante estas oleadas migratorias e invasiones fue escasa, a partir del siglo tercero de nuestra era ya sin la influencia económica y con un decaído poderío político y militar afectado por la corrupción, los territorios que en algún momento habían estado bajo el dominio romano ya no lo estuvieron más, y cada uno de estos pueblos comenzará su propio dominio que dará pié a la formación de los distintos reinos europeos de la Edad Media.

La invasión llegó entonces a la misma ciudad de Roma que fue atacada y saqueada en tres oportunidades por pueblos de origen germánico: en el 410 por los visigodos, en el 455 por los vándalos y en el 546 por los ostrogodos.

saqueo roma visigodos
El saqueo a Roma en el 410 por parte de los visigodos. Imagen tomada de Wikimedia Commons

Los vándalos

El significado de la palabra vándalo parece tener un doble significado y posiblemente reinterpretaba como   “hábiles” o también “los que cambian”. Por otro lado otro de los nombres con los que se les conoció fue  “lugios” o “lugiones”, que en su doble significado querría decir “mentirosos” y “confederados”.

migracion pueblo vandalo
Migración del pueblo vándalo entre los años 400 y 430, tomado de Wikimedia Commons

Los vándalos fueron un pueblo de lengua germánica cuyo origen geográfico era el centro norte de Europa, desde donde comenzaron a invadir progresivamente el sur a partir del siglo V d.c. Su migración se produjo hacia el suroeste europeo y se instalaron momentáneamente en la Península Ibérica, hasta que presionados por las invasiones y el poderío de otros pueblos germánicos en ese territorio les impulsó a cruzar el estrecho de Gibraltar.

Su travesía por Europa en busca de cruzar las fronteras del Imperio Romano hacia la Galia (actual Francia), no se debía a la intención de destruir mediante la invasión a Roma, sino más bien en la búsqueda de mejores oportunidades de sobrevivencia en territorios australes cuyos climas fueran más amables. De algún modo también se les ha considerado más como refugiados que como invasores, y esta, de hecho será una particularidad de muchos pueblos “bárbaros” que huían de otros pueblos más poderosos. Los vándalos, por ejemplo huirán hacia el sur tratando de escapar del contacto con el belicoso pueblo de los hunos.

atila y los hunos invadiendo italia
Atila y sus hunos invadiendo Italia, por Ulpiano Checa (1887). Imagen tomada de Wikimedia Commons

Liderados por Genserico entre el 428 y 477, lograron establecerse en el norte de África en torno a un territorio cuya capital fue la célebre ciudad antigüa de Cartago, desde ese punto estratégico del Mediterráneo los vándalos pasaron de ser un pueblo de insignificante importancia a convertirse en una potencia marítima que puso en peligro el ya menguado domino de Roma en el Mare Nostrum, historias que se encuentran expuestas de forma más extendida por Víctor San Juan en Breve historia de las Batallas Navales de la Edad Media. Finalmente en 534 el Imperio de Bizancio destruiría el emergente reinado de los vándalos.

reino vandalo
Extensión del reino vándalo para el 526 d.c. tomado de Wikimedia Commons

Enlace de interes: Breve historia de las batallas navales de la Edad Media

Vandalismo en Roma: El Saqueo del 455 por los vándalos

En el 455 se produce el segundo saqueo de Roma esta vez por parte de los vándalos. Dados los acontecimientos que había rodeado el asesinato del emperador de Roma Valentiniano III en el 442 y la consecuente ocupación del trono por parte de Petronio Máximo, Genserico aprovecha el momento de debilidad del imperio y considera inválido el acuerdo de paz firmado tiempo atrás con Valentiniano III.

guerreros germanos
“Guerreros germanos” por Philip Clüver, 1616, tomado de Wikimedia Commons

Genserico parte desde Cartago con su flota e invade rápidamente la península Itálica hasta llegar a las puertas de Roma. Según los relatos de la época el Papa León I intercedió ante el líder de los vándalos para que no destruyera la ciudad ni le hiciera daño alguno a sus habitantes, términos aceptados por Genserico a cambio de que se abriesen las puertas de Roma para ellos.

Los vándalos entran a Roma y comienza así el episodio que marcará de forma permanente el significado actual de la palabra “vándalo”: saquean a Roma.

Para algunos historiadores y testigos de la época, el saqueo fue el más brutal que haya vivido la ciudad, mucho más que el llevado a cabo por los visigodos en el 410 puesto que estos sólo estuvieron en la ciudad por tres días, mientras que los vándalos saquearon, robaron, violaron y asesinaron a mansalva durante quince días consecutivos.

Se sostiene que los vándalos saquearon una cantidad exorbitante de tesoros y que eran impresionantes las cantidades de romanos que llegaron prisioneros a los puertos de Cartago para ser vendidos como esclavos,  incluso que Genserico tomó a la emperatriz Licinia Eudoxia y a sus hijas como rehenes. Sin embargo otras versiones indican que tras el ruego de León I el saqueo se produjo de forma limpia sin muertes ni destrucción.

saqueo de roma
La reputación tradicional de los vándalos: una visión idealizada del saqueo de Roma en 455 por Heinrich Leutemann, hacia 1870, tomada de Wikimedia Commons

Pese a cualquier versión que pueda haber sobre este episodio, lo cierto es que en el imaginario social quedó grabada la palabra “vándalo” siempre asociada al recuerdo, vivencial personal  o colectivo, de un cruel y devastador saqueo. Bien pudieron ser los visigodos, o los ostrogodos, o tal vez apelar a los hunos como uno de los pueblos más belicosos y sanguinarios de la época que tiñeron de terror las ciudades europeas con solo escuchar la mención de su nombre, pero, por cuestiones del inesperado desarrollo de la historia y la forma en que esta es transmitida, ya sea por la historiografía oficial o por el recuerdo de las personas pasado de generación en generación, le correspondió a los vándalos asumir con su nombre las atrocidades que se atribuyen generalmente a las invasiones bárbaras. El nombre de este pueblo quedará entonces inscrito en nuestra expresión cotidiana vinculado ineludiblemente al “vandalismo” una palabra de la cual tendrás una nueva perspectiva a partir de ahora que conoces su origen y significado histórico.

Video enlace “Bárbaros II: vándalos”:

Barbaros-Vandalos


Por Néstor D. Rojas López.

“VANDALISMO”: ¿cuál es el significado y origen de esta expresión?
5 (100%) 2 votes