desigualdad de genero intro

Hablamos de desigualdad de género cuando nos referimos al fenómeno jurídico y sociopolítico en el que se presenta discriminación o alguna desventaja hacia una persona por su sexo. Esta de más mencionar que vivimos en una sociedad marcada por los estereotipos, que nos dice que debemos ser y como debemos comportarnos desde que somos niños, por lo que solemos crecer sin opinar, dejándonos guiar por rasgos que hace bastante tiempo son obsoletos. La idea de que la mujer ha sido creada para servir y cuidar, mientras que el hombre para proveer y proteger son pensamientos arcaicos que, gracias a la ola del feminismo del siglo XX, se han comenzado a dejar un poco atrás. Por supuesto, este fenómeno afecta tanto a hombres como mujeres, pero no hay duda alguna que las féminas tienen las de perder.

A pesar de que cientos de países se han declarados igualitarios, en lo profundo aún hay detalles que pesan y que suelen pasar desapercibidos, desde educación, decisión sobre el propio cuerpo hasta la validación para puestos políticos. Lamentablemente, la igualdad de género esta lejos de ser una meta cumplida y los más claros ejemplos los presentamos a continuación, basándonos en datos estadísticos recolectados a nivel mundial y latinoamericano.

Advertisement

Embarazo y familia

Advertisement

Las mujeres de Latinoamérica y el Caribe tienen la mayor tasa de embarazos en adolescentes y matrimonios a temprana edad del mundo. Al menos 1 de 4 mujeres, entre 20 y 24 años, tienen un hijo y lo han tenido antes de los 18 años de edad. Ampliando el rango a nivel mundial, aproximadamente 12 millones de niñas se casan antes de los 18 años de edad y, muchas de ellas, en matrimonios arreglados por conveniencia familiar por lo que suelen ser con hombres mucho mayores. Trayendo como consecuencia abandono escolar, menor probabilidades de conseguir un trabajo bien remunerado y una elevada posibilidad de ser dependiente a los deseos y dinero del marido. Y no, no solo nos referimos a un aspecto de necesidad por sobrevivir, legalmente 153 países tienen leyes que rechazan la laboriosidad de las mujeres, sobre todo si están comprometidas y, en 18 de estos, los maridos pueden impedir que sus esposas trabajen, por supuesto, todo respaldado por la ley.

Aún si no contamos estos datos, los varones suelen ser los primeros en trabajar en empleos serios antes de la mayoría de edad, mientras que las chicas suelen ser las encargadas del hogar o el cuidado de familiares, en muchos casos en contra de sus deseos, reduciendo la experiencia laboral tan necesaria para el futuro.

EJEMPLOS DE DESIGUALDAD DE GÉNERO

Ejemplos:

  1. Las mujeres son las que más probabilidades tienen en quedarse en casa y abandonar estudios/trabajo al tener un hijo.
  2. En los juicios por custodia, si no hay pruebas graves, la mujer tiene las mayores posibilidades de ganar, porque es “mejor” que los niños estén con las madres.
  3. Esta bien visto o es aceptado socialmente que el hombre sea infiel, mientras que, en el caso contrario, puede llenar de burlas, humillaciones y hasta despido a la mujer.
  4. Es común ver hombres trabajando desde temprana edad, incluso en empleos forzosos. En el caso femenino, el jefe de familia suele preferir que se quede en casa, en algunas oportunidades hasta sacrificando sus estudios.
  5. Es muy normal ver que los padres motiven a los hijos varones a comenzar relaciones a temprana edad e inclusive con múltiples parejas, mientras que a las hijas se lo prohíben.
  6. Salir tarde y con múltiples personas, aunque sea solo amistades, es una práctica común para los chicos, pero en caso opuesto pueden recibir comentarios y formarse una “reputación”.

Educación y trabajo

Según datos publicados por la UNICEF, las niñas reciben menos apoyo a la hora de continuar los estudios, sea bien por el desinterés acerca de su bienestar, salud o saneamiento o por las políticas discriminatorias que establecen ciertas instituciones o maestros. Esto se traduce a estadísticas que indican que 1 de 4 niñas en edades comprendidas entre los 15 y 19 años carecen de educación y de empleo, en comparación con los 1 de cada 10 niños. Conociendo esto, no es de sorprenderse que aproximadamente 2/3 partes de los 781 millones de analfabetas sean mujeres.

Por otro lado, si nos enfocamos en la educación superior, el porcentaje de féminas suele ser mayor, igual que la atención que le ponen a sus estudios, pues suelen suspender test o parciales  27% menos en comparación con los chicos (36%). En España, al menos el 60% de los lectores de tesis menores de 30 años son mujeres, lo que sorprende porque solo el 16% de las cátedras están dirigidas por ellas. 

desigualdad de genero trabajo

Esto presenta un gran agujero de preguntas porque, al momento de emplearse, los hombres suelen ser los primeros elegidos e inician con un sueldo más alto por la misma labor que su contraparte, que suele cobrar incluso por debajo del sueldo mínimo, pudiendo haber brechas de hasta el 24%. Entonces, ¿qué pasa con todos los estudios y conocimientos aprendidos/desarrollados?

También, podemos observar que en una situación de ascenso, dos individuos con el mismo récord escolar y con las mismas horas de trabajo, tiene mayor posibilidad de obtener el cargo el de sexo masculino. Las excusas pueden variar entre que se necesita mayor disciplina o el miedo por maternidad y posterior “abandono” del puesto. Hechos que también se establecen en la entrevista de trabajo, habiendo preponderancia en realizar preguntas personales a cerca de relaciones, deseos de hijos o relaciones familiares si se es mujer que en su contraparte. Quizás por esto la tasa de ocupación femenina se mantiene en solo un 46% del total, en comparación con el 54% en el caso de los caballeros, que también suelen trabajar en horarios corridos, mientras que las mujeres tienen el 73% de las estadísticas de jornadas parciales.

Ejemplos

  1. En instituciones educativas suelen dejarse a un lado a las niñas en temas deportivos e inculcarles más hacia lo teatral. Siendo victimas de burlas y comentarios si desean unirse a las actividades “masculinas”. Lo mismo ocurre en el caso de los caballeros. Otro estereotipo básico.
  2. Las chicas tienen menos posibilidades de ser apoyadas en una carrera de tecnología, ingeniería, mecánica o matemáticas en comparación que los chicos. De igual forma, un gran porcentaje de caballeros son juzgados si se inclinan a profesiones como enfermería, peluquería, artes o secretaría. 
  3. Una mujer gana hasta 24% menos que un hombre en la misma industria, incluso realizando el mismo trabajo y por las mismas horas.
  4. Es más probable que sean acosadas en el área de trabajo y que reciban insinuaciones poco profesionales por parte de sus superiores. Muchas nunca llegan a hablar por miedo.
  5. Las mujeres suelen trabajar más horas extras no remuneradas que los hombres.
  6. A pesar que suelen destacar más en los estudios, las mujeres tienen menos posibilidades de quedar en un trabajo si su competencia es masculina.
desigualdad de genero educación y trabajo

Hogar y cuidado

Continuando el punto anterior, las jornadas medias no son por ocio, sino que un gran porcentaje de mujeres deben llevar a cabo una doble labor: batallar con el empleo remunerado y la maltratada, menospreciada labor de hogar. Todo gracias a una tradición absurda que lleva a inclinar la balanza del cuidado y atención de los niños al género femenino. Según los estudios realizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las mujeres dedican cerca de 373 minutos al día a las labores del hogar, mientras que los hombres pueden llegar, en un buen día, a 113 minutos.  Por otra parte, en el cuidado de los niños, los hombres emplean cerca de 15 minutos en comparación a los 54 minutos de su contraparte. Mientras que las ausencias por cuido de un recién nacido por más de un año son de 7,4% en hombres y 38,2% en mujeres.

Ejemplos

  1. Desde pequeñas, a las niñas se les suelen enseñar labores domesticas o el cuido de menores, mientras que los niños se les inculca más los deportes o la mecánica.
  2. En pleno siglo XXl, hay madres que siguen sin enseñarles independencia básica del hogar a sus hijos varones, pues “para eso las tienen a ellas y después a sus esposas”. En el caso de las chicas, suelen ser entrenadas para ser las “esposas modelos”.
  3. Temas como la falta de ganas o motivación para casarse o tener hijos es un punto válido para los caballeros y un sacrilegio para las mujeres.
  4. Como se ha mencionado, después de una larga jornada de trabajo, hay más posibilidades que la mujer llegue a limpiar la casa, cuidar a los niños y hacer comida que su marido.
  5. Por la razón anterior, algunas optan por trabajar medias jornadas para enfocarse más en su familia. Los caballeros rara vez realizan esta acción.
  6. En caso de enfermedad o lesión, cerca del 84% de los que eligen renunciar o alejarse del empleo por cuido son mujeres.
  7. Quedarse en casa con los niños esta bien visto y hasta es aplaudido si eres mujer, mientras que los caballeros suelen recibir incluso burlas por lo mismo.
  8. Si algunos de los hijos va mal en clases o esta en malos pasos, es común echarle la culpa a la madre. ¿La razón? Seguimos investigando.
desigualdad en el hogar

Política

La participación de las mujeres en cargo políticos se ha incrementado en los últimos años, pero, sin embargo, sigue siendo bastante baja. Según datos ofrecidos por la ONU, cerca del 90% de los jefes de estado del mundo son hombres,  igual que también posee el 76% de los cargos parlamentarios, mientras que las mujeres apenas posee un 38% de visibilidad en cargos ejecutivos de partidos políticos. 

Ejemplos

  1. En menos probable que los caballeros apoyen a un candidato mujer, pues las tildan de emocionales e indisciplinadas, cuando las estadísticas confirman que suelen estar más inclinadas a resolver problemas y más alejadas de la corrupción.
  2. Es más probable que una mujer reciba preguntas y comentarios sobre su vestuario que sobre su política.
  3. Es común escuchar bromas sobre la falta de capacidad y de relevancia que poseen, inclusive por sus propios oponentes. Frases como “su lugar es en la cocina”, “va a descuidar a su familia” forman parte del stand up.
desigualdad de genero en la politica

Vulnerabilidad

En su forma más oscura la desigualdad puede llegar a ser incluso violenta. Existen cerca de 13 millones de chicas entre los 15 y 19 años que han sido forzadas a mantener relaciones sexuales, es decir, 1 de cada 20. Además, que esta establecido estadísticamente que 1 de cada 3 mujeres recibirá violencia machista en algún momento de su vida, asimismo, el infanticidio femenino continúa como una practica habitual. Sabido por mucho, defendido por nadie.

A pesar de ser un tema tabú, la mutilación femenina aún es legal, afectando a millones de niñas en todo el mundo. También, la trata de blanca, secuestro para prostitución y explotación sexual son peligros casi que exclusivamente femeninos.

mutilación genital femenina vulnerabilidad

En el caso de los hombres, la posibilidad de ser obligado a abandonar los estudios para trabajar en la niñez se mantienen bastante alta en países en desarrollo, así como la probabilidad de ser tomado por pandillas o grupos armados. No podemos olvidar tampoco la presión social por ser fuertes, negando todo tipo de sentimientos, impulsándolos a guardar todo solo para seguir glorificando la idea del macho perfecto, que no es más que una creación inverosímil que esta lejos de ser ideal y que más pronto que tarde debe ser destruida.

Ejemplos:

  1. Una mujer caminando por la calle de noche y sola: “esta buscando lo que no se le ha perdido”, “se ponen en riesgo”, “después le ocurre algo y se las dan de inocente”, “guerra avisada no mata a soldado”, “se lo esta buscando”. Por otra parte, un hombre caminando en la noche solo: esta meditando, respirando, simplemente caminando.
  2. La tasa de asesinatos en manos de parejas (crímenes pasionales) es 4 veces más alta en mujeres que en hombres.
  3. Hay menos posibilidad que un violador pague una condena si la victima estaba tomada o si lo conocía.
  4. La retención obligada o secuestro en el caso de los hombres suele ser por venganza o dinero, mientras que en las mujeres suele ser por dinero o deseo. Teniendo mayor posibilidad de ser abusadas física y sexualmente e inclusive morir en el proceso.
  5. La mayoría de las mujeres serán acosadas, golpeadas o violentadas de alguna forma en el trascurso de su vida.
  6. Comentarios subidos de tono, golpes, nalgadas e insinuaciones sexuales son eventos que millones de mujeres deben vivir diariamente y que muchos hombres justifican como “bromas”.
  7. En países pobres, los niños tienen más posibilidades de ser tomados por padillas, como sicarios, mulas o vendedores activos de drogas, mientras que las niñas las destinan a la prostitución.
grupos armados desigualdad

La igualdad debe verse reflejada en leyes, pero sobre todo en educación, los niños serán los futuros líderes del mañana y en nuestras manos esta facilitarles el camino para ser mejores, más humanos y menos perfectos, que tengan el conocimiento y las bases para equilibrar las estadísticas positivamente y hagan del mundo un lugar menos complicado para los indefensos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.