Qué es el superhombre en la filosofía de Nietzsche

De seguro cuando escuchas la frase superhombre, te venga a la mente de inmediato el superhéroe kryptoniano Kal-El de la DC Comics mejor conocido como Superman. Pero lo que tal vez no sabes, es que varios años atrás de la creación de este personaje ficticio, el filósofo Friedrich Nietzsche ya había acuñado esta frase en un sentido distinto y bastante controvertido.


Súper hombre de nietzsche
El superhombre en Nietzsche.

¿Cuáles son las claves del pensamiento filosófico en Nietzsche que nos revelan el verdadero sentido y significado del superhombre?

¡Es un pájaro! ¡Es un avión! … ¡No! No es Superman. Este concepto de Superhombre va más al sentido filosófico acuñado por Nietzsche.

Friedrich Nietzsche  es para muchos, el pilar sobre el que se sostiene el pensamiento filosófico desde hace poco más de un siglo. La proyección de sus ideas revolucionarias en el campo de la filosofía, resulta imprescindible para comprender corrientes tan importantes del pensamiento como el existencialismo, el estructuralismo y la posmodernidad, aunque estas ideas no salieron realmente a la luz sino ya después de su muerte en 1900.

Frases como “Dios ha muerto” o “no hay hechos sólo hay interpretaciones” y títulos tan controversiales como El Anticristo (1888) o Mas allá del bien y el mal (1886), se convirtieron en radicales sentencias que marcaron, no solo el rumbo de la filosofía en adelante, sino el camino mismo del hombre moderno.

superhombre nietzsche
Superhombre” caricatura-parodia. Tomado de Pinterest.

Vida y tragedia de El Loco de Turín

Nacido en 1844, la vida de este filósofo –poeta, músico y filólogo- alemán estuvo signado por la tragedia y el sufrimiento. Sobre todo a partir de 1849 y 1850, tras la muerte de su padre y de su hermano menor, hechos que marcaron profundamente su vida hasta el punto de producir en su interior una ruptura crítica respecto al cristianismo, ruptura sobre la que, a pesar de la consagrada formación religiosa de su familia, enfilará todo el peso de su pensamiento.

nietzsche enfermo de demencia
Nietzsche inmerso en su demencia, fotografía tomada en 1899. Tomado de Wikimedia Commons.

Las insoportables dolencias físicas que le sobrevinieron a muy temprana edad, por una sífilis mal tratada, prontamente le llevaron a convertirse en un personaje incómodo, antipático y poco tratable incluso para sus más cercanas amistades, a lo que debemos sumar que su filosofía y su actuación social en función de esta, resultaba nada ortodoxa e incomprensible para sus coetáneos.

No se sabe si los efectos degenerativos de la sífilis mal tratada que le aquejaba, o la pesada carga de un modo de pensar tan radical y hasta adelantado a su tiempo que lo alejó cada vez más de la sociedad en que vivía, le llevaron a la locura. A partir de 1890 se le conocerá como “El Loco de Turín”, por la ciudad italiana donde se encontraba cuando le sobrevino un colapso mental que lo sumergió en la demencia hasta el día de su muerte.

Ejes del Pensamiento Nietzscheano

Retrato de Nietzsche
Retrato de Friedrich Nietzsche 1882. Tomado de Wikimedia Commons.

Para entender el sentido estricto del superhombre en la filosofía de Nietzsche, es necesario que repasemos rápidamente la estructura general de su pensamiento.

Pues bien, si nos tocara poner en una sola bandeja todo el sentido de la obra filosófica de Friedrich Nietzsche, podríamos decir que se trataba esencialmente de una dura crítica a la Cultura Occidental, que para este filósofo era una cultura dogmática y en decadencia.

En ese sentido, dos serán los ejes u orientaciones de esta crítica. El primero es lo que se conoce como La Filosofía del Martillo o Filosofía a Martillazos y el segundo será El Nihilismo. Veamos en qué consisten:

Filosofía a Martillazos

Como ya se dijo, para Nietzsche, la Cultura Occidental era dogmática y decadente, pero, ¿por qué? y ¿quién era el culpable de esto?

Dioniso
Dionisos. Tomada de Wikimedia Commons.

Para este filósofo el culpable era Sócrates (Atenas, 470-399 a. C.), puesto que él había sido el creador de las bases del pensamiento occidental, y cuya doctrina fue recogida y formulada en la obra escrita de su discípulo Platón (Atenas 427-347 a. C.).

En un contexto más amplio, antes de Sócrates existían en el hombre dos tendencias o sistemas de valores complementarios que guiaban su vida: el espíritu (o tradición) apolínea, relativa al Dios Apolo que representaba a La Razón, y el espíritu (o tradición) dionisiaca relativa al Dios Dionisos que representaba La Vida y todos los placeres de esta.

Apolo
Apolo y la Serpeinte Pitón, por Cornelis de Vos. Tomado de Wikipedia.

Dicotomía cuerpo-mente

Al decir que estas dos tradiciones eran complementarias, se da por afirmado que estas, la Razón y la Vida, constituyen dos dimensiones del espíritu humano que, aunque contrapuestas, mantenían cierta armonía en conjunto.

Para Nietzsche, el pensamiento socrático había, de algún modo, desterrado los valores del espíritu o tradición dionisiaca, planteando una ruptura y una disociación entre una tradición y la otra, imponiendo la Razón y el mundo de las ideas y lo suprasensible sobre el mundo de lo sensible y condenando toda expresión banal de apego a la frivolidad y el placer.

Dios y Adan
Las manos de Dios y Adán, Fragmento de “la creación”, por Miguel Angel. Tomado de Wikipedia.

En síntesis, a partir del pensamiento socrático y más específicamente a través de la obra La República de Platón, se impuso un sistema de valores en el que se da prioridad al intelecto por sobre el cuerpo, al mundo divino por sobre el terrenal, al de las ideas por sobre el de los instintos vitales del hombre. En esta dicotomía el cuerpo y la mente quedan disociados, separados de un modo irreconciliable, hasta el punto de que la mayoría de los placeres carnales son considerados, incluso en la actualidad, como pecaminosos.

El pensamiento socrático encontró cabida en las ideas judeo-cristianas adoptadas por el catolicismo, y va a encontrar en esta religión su mejor canal de difusión a lo largo de 2500 años. En esta conjunción del Platonismo (ideas platónicas) y cristianismo, sentaron las bases estructurales de la Cultura Occidental.


Sobre el cristianismo como difusor del pensamiento socrático también podría interesarte Los 10 acontecimientos históricos más relevantes.


En la obra de Nietzsche, vamos a encontrar la aseveración radical de que el hombre es un ser enfermo, y que su enfermedad radica en haber invertido y trastocado el orden natural de la armonía de su espíritu, al someter sus valores e instintos vitales, al supeditarlos al mundo de las ideas: el hombre está enfermo y su enfermedad se llama El Nihilismo.

Nietzsche y el martillo
Tatuaje alusivo a Nietzsche y la Filosofía del Martillo. Tomado de Pinterest.

El Nihilismo

La Filosofía a Martillazos consistía entonces en atacar los fundamentos de la Cultura Occidental, y esta tenaz crítica la hará Nietzsche apuntando al desmontaje de la metafísica que sostiene al pensamiento de la Civilización Occidental. A lo largo de toda su obra, Nietzsche atacará varios frentes: la moral, la religión, la ciencia y el lenguaje. A cada uno por separado los considerará como los trasmundos de una metafísica que ha mantenido al hombre en un estado de alienación de su propio ser en función de una vida supeditada a los designios de un mundo supraterrenal. Vistos en conjunto, para el filósofo alemán era la expresión de “Dios como fundamento de la Razón y de La Moral”.

Asi hablo Zaratustra

Entonces, las contradicciones producidas en el fondo del hombre, le llevan en algún punto crítico a cuestionar todo el entramado metafísico por el que se rige su vida. En ese punto, es donde se evidencia el Nihilismo, definida como la pérdida de sentido en la vida, la negación de todos los trasmundos que componen la metafísica de la Cultura Occidental.

Es acá donde la filosofía nietzscheana se vuelve más controvertida. Tanto así que en su monumental obra Así Habló Zaratustra (1883), afirmará que “Dios ha muerto” (ver). Más allá de los radical que pueda sonar esta frase, interpretada y reinterpretada de las más diversas formas, se trataba de un aforismo metafórico que recogía la idea esencial del nihilismo, pues, el hombre al cuestionar o negar la Razón y la Moral, cuestionaba y negaba por ende a Dios; por tanto no era Dios el que moría, sino los valores que este representaba y que cimentaban las bases de la Cultura Occidental.

Enlace video “El Nihilismo”:

F.Nietzsche y el nihilismo – Filosofía – Educatina

Nihilismo Negativo y Nihilismo Positivo

¿Ante la pérdida de sentido y la negación de todo, cuál es el rumbo del hombre?

NietzschePues para Nietzsche, aunque el nihilismo constituía el núcleo de la enfermedad del hombre moderno, el nihilismo era igualmente un camino. Aquí es donde se plantea que hay un nihilismo en sentido negativo y otro en sentido positivo.

El sentido negativo nihilista, es el que representa en la filosofía nietzscheana El último Hombre. Este es el que ante “la muerte de Dios”, sustituye a este por el pragmatismo de la vida moderna: pone a la tecnología en el lugar de Dios. Mientras que el sentido positivo del nihilismo, es el del hombre que asume plenamente la vida y se constituye en torno a verdaderos valores, este es El Superhombre.

El Superhombre en la Filosofía de Nietzsche (Übermensch)

Como ya se dijo, es la expresión del nihilismo positivo, en la que el hombre asume y acepta “la muerte de Dios”; asume además, plenamente su propia vida sin sujetarla a los designios de deidad alguna o valores falsos. Para Nietzsche, este punto es donde el hombre se hace consciente de la vida como única posibilidad, y se compromete a vivirla en libertad.

Para llegar al Superhombre, el ser debía atravesar un proceso de transformación que Nietzsche planteaba a través de la metáfora de las tres transformaciones:

  1. El Camello: es cuando el hombre se da cuenta de que lleva una carga pesada, y el peso se debe a que es una carga de valores invertidos.
  2. León: el punto en el que el hombre destruye los valores.
  3. Niño: asume la vida y crea nuevos valores.

En esta última transformación, es donde se pone en plena evidencia el concepto de Voluntad de Poder, una voluntad libre, espontánea y creadora. Pero esta creación es también un juego que se somete al cambio, puesto que la realidad no es fija sino que es un constante devenir donde el instante marca la pauta de la creación de nuevos valores, puesto que en cada instante, es donde se encuentra todo el sentido de la vida, y es el instante donde el Super hombre en uso  de un elemental instinto vitalista, de un indetenible deseo de vivir, pone en marcha su voluntad de poder para obtener lo que necesita a fin de mantenerse con vida.

Es el Superhombre de la filosofía en Nietzsche traducción alemana de (Übermensch)  una expresión que recoge el sentido estricto de la superación. Años después de la muerte del filósofo, sus planteamientos fueron utilizados por el Nacional Socialismo Alemán para justificar los postulados y ambiciones políticas del nazismo, aludiendo al concepto de la Voluntad de Poder. Ahora sabes que el Superhombre no es un héroe, aunque fue concebido en la filosofía de Nietzsche, al que algunos califican como un héroe del pensamiento.


También podría interesarte:


Video recomendado “Humano demasiado humano” documental sobre Friedrich Nietzsche:

Documental Humano, Demasiado Humano Friedrich Nietzsche hd

Si te gustó, puedes compartirlo en tus redes sociales.

 

 

Qué es el superhombre en la filosofía de Nietzsche
5 (100%) 2 votes

Comparte en tus redes si te gustó.
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Shares
  •  
    11
    Shares
  • 11
  •  
  •  
  •  

Es historiador, graduado de la Universidad de Los Andes (Venezuela) en el 2011, se desempeña como docente e investigador en el área de Ciencias Sociales.

Deja un comentario:

Tu email no será publicado.

Sliding Sidebar

Danos un Like en Facebook

Siguenos en Google+

Instagram Slider