7 Ejemplos de garantías sociales

La palabra «garantía» tiene múltiples significados dependiendo del contexto y la intención con la que se utilice. En términos generales, una garantía se refiere a la seguridad y certeza de que algo ocurrirá o se cumplirá. En el ámbito jurídico, una garantía es un medio, como un contrato escrito o un acuerdo socialmente establecido, que brinda mayor seguridad en caso de un riesgo significativo o de incumplimiento de una condición o problema.

Las garantías desempeñan un papel importante en la economía, ya que facilitan las transacciones y brindan a las partes una mayor seguridad de que sus acuerdos serán respetados.

Una garantía social se refiere a un conjunto de principios, procedimientos e instituciones que protegen, defienden y regulan los derechos de las personas, grupos y sectores más necesitados de la sociedad. Estas garantías se basan en preceptos constitucionales y buscan lograr una economía justa, acceso al bien común y una convivencia ordenada con otras clases sociales.

En resumen, las garantías sociales son normas legales que promueven la justicia social y el bienestar colectivo, protegiendo a los espacios desprotegidos, marginados o vulnerables. Estas normas establecen los principios, procedimientos e instituciones que rigen el funcionamiento social y la protección especial de los derechos de los trabajadores, incluyendo buenas condiciones de trabajo, remuneración justa y la inviolabilidad de sus derechos.

Ejemplos de las principales garantías sociales

A continuación, se presentan algunos ejemplos de las principales garantías sociales:

  1. Derecho a la vida: el Estado debe garantizar la protección de la vida de las personas a través del empleo de fuerzas de seguridad y otras medidas.
  2. Derecho a la salud: se establecen servicios de salud gratuitos y/o accesibles para preservar la vida de los ciudadanos, especialmente en casos de emergencia.
  3. Derecho a la educación: se garantiza la educación pública, gratuita y obligatoria hasta cierto nivel, además de ser laica, en la mayoría de los países.
  4. Derecho a la vivienda: se establecen medidas para fomentar y apoyar a los ciudadanos en la obtención de una vivienda propia.
  5. Derechos laborales: se establece un marco legal para proteger a los trabajadores de posibles abusos por parte de los empleadores.
  6. Derechos agrarios: se establece legislación sobre las tierras de un país y los derechos de los campesinos y primeros pobladores sobre ellas.
  7. Derechos de la familia: se protege y conserva la estructura familiar como pilar fundamental de la sociedad en aquellas sociedades que se consideran organizadas.

¿Para qué sirven las garantías sociales?

Las garantías sociales desempeñan un papel fundamental en la promoción de la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y en el respaldo a las clases desprotegidas. Su objetivo principal es fomentar el progreso económico y social de la población, generando bienestar en la sociedad en su conjunto. En este sentido, las garantías sociales cumplen un papel crucial al prevenir conflictos y mantener la organización dentro de una estructura socialmente activa.

Ejemplos de costo de capital

El contexto histórico de las garantías sociales

Las garantías sociales se consideran una característica primordial de un Estado social de derecho y tienen sus raíces en la Revolución Francesa. En ese momento histórico, se estableció la idea de que todos los individuos son iguales ante la ley, reflejando los principios de la burguesía. La Declaración de los Derechos Humanos y la Declaración de Ciudadanía de 1789 sentaron las bases de estas garantías.

Ignacio Burgoa sostuvo que, desde la perspectiva del individualismo que rige la relación entre gobernantes y gobernados, prevalece el liberalismo, donde el Estado se mantiene al margen de las relaciones sociales y solo interviene en los casos en los que tiene derecho. Sin embargo, la igualdad jurídica promovida por el liberalismo no implica una verdadera igualdad social. La ausencia del Estado en estas circunstancias tuvo consecuencias perjudiciales para las clases desfavorecidas.

En Alemania, bajo el liderazgo de Otto Von Bismarck, se introdujo el intervencionismo económico nacional en beneficio de los productores, estableciendo reglas de relación entre los actores sociales.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 marcó un hito internacional al sentar las bases de los derechos y garantías sociales inalienables, los cuales debían ser cumplidos por las legislaciones de todas las naciones.

En un contexto más latinoamericano, el término «garantías sociales» se refiere a un movimiento que tuvo lugar en Costa Rica a partir de 1940, principalmente durante el mandato del presidente Rafael Ángel Calderón (1940-1944). Las reformas promovidas en ese período incluyeron la creación de la Caja Costarricense del Seguro Social y la fundación de la Universidad de Costa Rica, una de las mejores de América Central hasta la fecha. Además, se promulgó el Código del Trabajo, una ley pionera en Latinoamérica que respalda las garantías laborales de los trabajadores costarricenses, incluyendo el salario mínimo, jornadas laborales de no más de 8 horas diarias y otros aspectos que aún están vigentes en la mayoría de los países en la actualidad.

Conclusión

Las garantías sociales cumplen un papel esencial en la promoción de la igualdad, el respaldo a las clases desprotegidas y el fomento del progreso económico y social. A lo largo de la historia, estas garantías han evolucionado y se han consolidado como un componente esencial de los Estados de derecho. Al asegurar la protección de los derechos fundamentales, las garantías sociales contribuyen a la construcción de sociedades más justas y equitativas.

Artículo anteriorQué son los gastos suplidos + 10 ejemplos
Artículo siguienteTipos de habilidades sociales y su importancia
Estudiante de medicina (ULA), escultor y trovador. Redactor y Editor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí