Empatía

Cuando hablamos de empatía nos referimos a la cualidad de sentir el dolor y las situaciones negativas que está viviendo otro. Hablamos de comprensión e identificación, es la capacidad para comprender y entender las vivencias de la otra persona. Esta cualidad es la base de la inteligencia emocional y al contrario de lo que se suele pensar, no es un don. Esta cualidad se desarrolla educando nuestros sentimientos. La empatía es una de las cualidades que todos deberíamos cultivar.

La empatía y comprensión la podemos aplicar en diferentes momentos del día. En este artículo te mostramos 25 ejemplos de situaciones de empatía de la vida diaria con los que te puedes identificar.

Ejemplos de situaciones de empatía
Advertisement

1. Compartir la tristeza por una pérdida ajena

Cuando otra persona sufre una pérdida humana importante para su vida, se encuentra en una situación de gran vulnerabilidad. Al perder a un ser querido la persona experimenta sentimientos de vacío, soledad, tristeza e incluso pueden llegar a padecer de depresión crónica. La empatía se ejerce en el entendimiento de que esa persona fallecida era importante para alguien, era parte del día a día de un familiar o formaba los recuerdos de un amigo.

2. Compartir la alegrías de otro

La empatía no solamente se trata de la tristeza, también el sentirnos contentos por las alegrías y las cosas buenas que le pasan a nuestro ser querido o alguien que conocemos es demostración de esta cualidad. ¿Pero por qué sentirnos alegres por las cosas buenas de los demás? Todos nos esforzamos para conseguir nuestros logros y sabemos lo difícil que es muchas veces realizar nuestras metas, cuando tenemos conciencia de nuestras propias dificultades podemos compartir la celebración de otra persona.

3. Socorrer al necesitado

En algún momento de nuestras vidas hemos necesitado auxilio en un problema. Sabemos que en algunos momentos solo la ayuda de alguien puede sacarnos de un gran apuro. Al meditar en esto debemos entrar en conciencia cuando alguien está necesitado de ayuda y cuando está en nuestra mano poder colaborar a resolver dicho problema.

4. Escuchar a los demás

Cuando escuchamos los problemas de los demás estamos dejando que esa persona se desahogue y no se sienta sola. A veces no está en nuestras manos la solución al problema o no estamos en la posición de dar un consejo. Pero tan solo escuchar con respeto lo que la otra persona tiene que decir estamos siendo empáticos.

5. Colaborar en tu hogar

Si vivimos con la familia, amigos o compartimos departamento con desconocidos, colaborar en cosas como sacar un día la basura, otro día guardar los trastes de la cocina, o barrer es una buena demostración de lo que es empatía. Lo que a nosotros no nos gusta hacer a otro tampoco.

6. Ir por la compra

Ir por la compra para algunos es molesto. Cuando nos ofrecemos voluntariamente para ir a la compra de la comida estamos siendo comprensivos con el tiempo de las personas que conviven con nosotros.

7. Ordenar

Mantener nuestros espacios en orden para no molestar al resto también es un rasgo de empatía. Quizás tenemos nuestro “orden” pero la realidad es que hay un orden estándar que hay que respetar en nuestro puesto de trabajo.

8. Cuidar los comentarios constructivos

A nadie le agrada los comentarios destructivos. Disfrazar los comentarios destructivos de sinceridad no solamente es una muestra de falta de educación sino que no es de ninguna manera un rasgo de empatía. La sinceridad acompañada de amabilidad es un ejemplo de lo que sí es ser empático.

9. Silenciarnos por un momento

No somos las únicas personas en el mundo que tienen problemas. Asumir que los demás también tienen problemas igual o peores que nosotros nos hace reflexionar sobre nuestra visión del mundo y de nuestra vida personal.

10. Ayudar en tareas sencillas

Una tarea sencilla es ayudar a un adulto mayor a usar su teléfono, sostener la mano a una anciana cuando se baja del bus, ayudar en los deberes a un niño, o prestar un utensilio a un compañero de trabajo. Esto no conlleva ningún esfuerzo para nosotros y se puede hacer en cualquier momento del día.

Ser empáticos

11. No esperes nada a cambio

Cuando ayudamos a alguien sin esperar nada a cambio estamos haciendo dos favores al mismo tiempo. La mayoría de las veces nuestra ayuda es mayor que la capacidad que tiene una persona de retribuirte, o incluso es imposible que puedan hacerlo. La ayuda debe ser desinteresada para que pueda llamarse ayuda. Cuando hacemos estos gestos teniendo esta conciencia estamos demostrando empatía con la necesidad de los demás.

12. No interrumpir

En el trabajo, es un fiesta o en medio de nuestra familia, lo correcto es no interrumpir las conversaciones o las opiniones de la otra persona. Escuchar en silencio la conversación hasta que sea tu turno de opinar no solamente es una muestra de empatía sino de gran respeto hacia los demás y hacia uno mismo.

13. Ser colaborador en los desastres naturales

Nadie está a salvo de que un desastre natural ocurra a su alrededor o en sus cercanías. Cuando esto pasa hay muchísimas maneras y formas de ayudar. Recolectar ropa, alimento, o abrigo, limpiar escombros, son varias de las formas para colaborar.

14. Amparar a los animales

Es común ver animales en la calle que están sin hogar y en desnutrición. A veces no podemos encargarnos de mantenerlos en nuestra casa, pero sí se pueden llevar a un hogar de refugio donde los protejan del frío y les encuentren una familia.

15. Ser comprensivo con las personas que perdieron el trabajo

En momentos de crisis puede haber algún familiar o amigo pueden perder su empleo, e incluso nosotros mismos podemos vernos en esta situación tan desesperante. Cuando nos vemos en esa situación lo menos que queremos es escuchar reproches. La empatía en estas situaciones se demuestra al dar un mensaje de aliento o solo escuchar el problema.

16. Socorrer a una persona cuando está siendo victima de bullying o maltrato

En los grupos de amigos puede haber un caso donde haya alguien que haga comentarios ofensivos hacia otro amigo o conocido. Cuando ocurren estas situaciones, ante la incomodidad lo correcto es socorrer a la persona maltratada públicamente. Esto se hace con la finalidad de dejar claro que la actitud no es correcta y que no es aceptada por todos.

17. Donar alimentos

Muchos bancos de alimentos están saturados de pedidos. Los problemas a nivel mundial van en aumento y cada vez hay más personas necesitando de ayuda para poder comer. Cuando una persona tiene la voluntad de donar alimentos a un banco

18. Ser mejor ciudadano

Ser mejor ciudadano como demostración de empatía implica no botar bolsas de basura en las calles, no saltarse las filas del banco, del bus, del metro, o por ejemplo no detener el carro sobre el paso de cebra. Estas actitudes colaboran a mejorar el día a día de los demás y de nosotros mismos.

19. Expresar cuando estemos de acuerdo

Cuando una persona nos está dando una buena idea demostramos empatía cuando le expresamos nuestra opinión positiva. Ese gesto le da ánimos y valor a la persona que necesita un consejo, bien sea para resolver un problema o para realizar un emprendimiento.

20. Llamar a nuestros padres o ser querido

Llamar por teléfono a nuestros padres y seres queridos es una demostración de apoyo y empatía. Cuando tenemos un trabajo muy absorbente o cuando es imposible hacer una visita, una llamada al día o dos a la semana es una demostración de que esas personas nos importan.

Apoyo emocional

21. Ceder el asiento

El hecho de ceder el asiento a una embarazada, anciano o persona visiblemente enferma es una clara demostración de empatía que no hay que pasar por alto. Cualquiera de nosotros podemos pasar por la necesidad de que nos cedan el asiento.

22. No acalorar una discusión ajena

Cuando somos testigos de una discusión lo mejor que se puede hacer es no “echar brasas al fuego”. Las discusiones pueden tornarse violentas y a veces no hacer comentarios incendiarios o mediar para calmar los ánimos es hacer un favor para ambas partes involucradas.

23. No juzgar

Cuando estamos frente a otra persona, el no juzgar a los demás aunque tengamos nuestras propias opiniones personales es una demostración de que somos empáticos y respetuosos con los problemas y situaciones ajenas.

24. Observa los gestos

Los gestos no verbales como las miradas pueden hablar mucho más claro que las palabras. Cuando alguien nos responde que está bien y su mirada y su apariencia nos indica todo lo contrario, es ser buen amigo o amiga interesarnos por el verdadero estado emocional o físico de la otra persona.

25. Ponte en los otros zapatos

Antes de dar una opinión hay que pensar por qué esa persona tomó una decisión, o por qué esa persona asumió la actitud que asumió en una determinada situación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.